El Bordo – Buenos Aires, Argentina (Teatro de Colegiales 17-6-10)

Desde los comienzos de los años 90, Argentina ha encontrado en tres o cuatro bastiones a los mayores exponentes del Rock nacional. En principio fue Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota. Luego La Renga, Bersuit Vergarabat y Los Piojos. En ellos, se halló un arsenal artístico y musical inigualable por nadie. Pero con el correr de los años, y diferentes cuestiones (malos climas entre sus integrantes, cambio de rumbo en cuanto a lo ideológico, etc.), la mayoría se disolvió y abandonó el camino. En la actualidad, solo La Renga hace estragos en el Rock argentino, llevando su música a varios puntos del planeta. Desde Bolivia o México, llegando hasta España, de la mano de sus íntimos Marea.

Pero desde hace algunos años, ha aparecido en el andén de la vida, un hijo prodigio del power trío rengo. Los muchachos en cuestión, se denominan El Bordo, y tienen la receta justa para hacer carrera e historia. He aquí la reseña de su último recital. Para ser sincero, me sigue resultando muy ilógico tener que ir a un recital, un día de semana (a menos que sea un viernes, que no cuenta como tal). Pero me fui acostumbrando con las bandas internacionales que ya tienen su gira pautada de antemano, y no les importa tocar un lunes o miércoles. Así llegamos a éste sagrado jueves bordolino. La cita era especial. Doble, para ser exactos. Es que El Bordo eligió que éste preciso día de Junio, era ideal como para dar un recital dividido en dos partes, en el marco de la presentación oficial de su última y flamante obra: «Historias Perdidas».

El primero de los dos shows (pautados en El Teatro de Colegiales, Ciudad Autónoma de Buenos Aires) arrancó pasadas las ocho de la noche, precisamente con el tema que le da inicio a dicha placa: «Buscando». A pesar de tratarse del bautismo de éste quinto disco, no fueron muchos los temas del mismo en sonar. «Llueve en Buenos Aires», «Río», «Sueños de libertad» y «Siento (El Cielo Va A Brillar)», completaron la lista de los novatos, para dar paso a los clásicos de siempre. Esos que hacen vibrar hasta al más mínimo rockero de ley. Quizá «Jazz Barrial» se lleve todos los laureles; pero lo cierto es que la interpretación de «Ritmo Y Blues Con Armónica» (el himno por excelencia de Vox Dei), con la participación de Ricardo Soulé en escena, fue una pieza para el recuerdo. «Los Perdidos» terminó por ponerle el moño a una velada inigualable, aunque aún faltaría la segunda parte. Otros 1600 afortunados, tendrían la oportunidad, desde las 22:00 horas, de encontrar entre tanto jueves cobarde… alguna historia perdida para llevarse a casa.

Más info: www.elbordo.com.ar

Por Alejandro Nuñez (desde Argentina)

Comentarios

Comentarios