The Runaways, la película: demasiado ruido para tan pocas nueces

3.9/5 - (34 votos)

La película de The Runaways se estrenó en Marzo en Estados Unidos, aunque por aquí todavía estamos esperando. El firmante, gracias a un viajecito a la tierra de la hamburguesa, tuvo el privilegio de ver esta película antes de que llegase al resto del mundo.

La película está basada en la autobiografía de la cantante Cherie Currie, y eso desgraciadamente se nota: en su época Cherie era la protagonista de todas las fotos; tras esto desapareció de entre los focos y las Runaways más conocidas y recordadas son Lita Ford y por supuesto Joan Jett.

Para aquellos que no conozcáis a Runaways, fueron una banda de Rock que rompió con todos los clichés de lo que era el RockandRoll en América hasta entonces. Cuando Suzy Quattro empezaba a ser conocida en Reino Unido, unas adolescentes Runaways contactaban con el productor Kim Fowley que haría lo posible por lanzarlas al estrellato. Una banda que apenas duró unos años y que cambió el panorama y el papel tradicional de las chicas en la escena del Rock.

Dicho esto, vamos con la película. Como decía, Cherie Currie, interpretada por Dakota Fanning, tiene un exceso de protagonismo en la película. cierto que la película está basada en su autobiografía; sin embargo, Floria Sigismondi, directora novata en largas duraciones pero muy versada en la dirección de videoclips y encargada de redactar el guión, debería haber relajado un poco el minutaje en el que aparece la cantante y haberle dado algo más de peso a otros miembros de la banda como Lita Ford o Sandy West, que también tuvieron mucho peso en la banda.

Bien sea por su juventud o por su carácter como actriz, Dakota Fanning resulta insulsa y floja. Cuando canta con su propia voz los temas de Runaways chirría y suena falta de voz, en los momentos de decadencia resulta poco creíble y, la verdad, es lo peor de la película.

No soy ni de lejos fan de la saga «Crepúsculo» y eso ha hecho que tome con algo de recelos el papel de Kristen Stewart; sin embargo debo decir que es correcto. La falta de peso en el filme de Jackie Fox (que por cierto no aparece con ese nombre en la película por temas legales), Sandie West o Lita Ford también le restan credibilidad al filme. A destacar el papel de Michael Shannon que borda el papel del cabrón Kim Fowley.

Sin destriparos la película, os diré que para los que conozcan la banda y les guste, que recuerden que no deja de ser una peli; para los que no sepan quiénes son The Runaways que también recuerden que es una peli y que solo repasa superficialmente lo que realmente fueron.

Comentarios

Comentarios