Slayer celebran hoy su día internacional

Todo empezó casi como una broma hace cuatro años, el 6 de junio del 2006 (6.6.06), cuando surgió en internet una iniciativa para celebrar un día de tan simbólica fecha como el Día Nacional de Slayer (National Slayer Day). Fue una respuesta al «National Day Of Prayer» (Día Nacional del Rezo»), que se celebra en Estados Unidos el primer jueves del mes de mayo. Si algo así tiene su día, ¿por qué no Slayer como representante de la cultura del Metal? Eso es lo que debieron pensar, y se pusieron manos a la obra.

Lo curioso del asunto es que la banda no tiene que ver con la iniciativa, sino que surgió de un grupo de fans a los que les pareció que era una fecha ideal para celebrar el legado de Slayer. ¿Y cómo hacerlo? Pues escuchando a todo volumen sus discos en casa, en el coche, en el trabajo, en cualquier parte («Raining Blood» sería el himno más apropiado), y así hacer entender al mundo que efectivamente se trataría del día de Slayer. Habría otras formas menos recomendables de celebrar el día de Slayer, pero no vamos a reproducirlas porque como siempre seguro que hay más de un idiota que no sabe discernir entre la realidad y lo que es una broma. Porque a nadie se le escapa el componente humorístico que impregna a todo este asunto.

El caso es que la celebración de alguna manera se acabó institucionalizando y no se quedó como una curiosidad más de aquel 6.6.06, y gracias al poder de difusión de la red de redes acabó por hacerse internacional. Así los fans del todo el mundo pueden sentirse parte de la comunidad de «Hessianos» (término que reconozco no sé muy bien de dónde procede pero que se refiere a los metalheads de toda la vida). Con el tiempo también los miembros de Slayer mostraron su apoyo al evento, y este año incluso han animado a través de su mailing list a celebrar el Día Internacional de Slayer. Kerry King comentó hace unos días en una entrevista que «está muy bien que los fans se tomen su tiempo para mantenerlo. Slayer debería tener una fiesta nacional. Hay un montón de fiestas estúpidas por ahí, ¿así que por qué no tener una para nosotros?». King se refiere al hecho de que los impulsores de la idea incluso realizaron una petición a la Casa Blanca para que el Día Nacional de Slayer fuera reconocido oficialmente. La petición decía que «el Heavy Metal es la creencia central de una cultura que existe entre nosotros, y Slayer es el portavoz perfecto». Desafortunadamente, no tuvieron ningún éxito, obviamente.

Así que hoy es el día en el que no sólo está permitido molestar a tus vecinos con Slayer a todo volumen, sino que es algo casi obligado. Yo ya lo estoy celebrando con «World Painted Blood» y la inestimable, desinteresada y sobre todo involuntaria colaboración de mis vecinos.

Si quieres más información sobre el Día Internacional de Slayer, visita la página web oficial: www.nationaldayofslayer.org

Comentarios

Comentarios