Cinderella visitan España por vez primera esta próxima semana

El próximo miércoles día 9 de junio será un día para recordar para todos aquellos fanáticos del Hard Rock que se hizo en los 80, ya que los norteamericanos Cinderella visitarán por fin España. Será una cita especial no únicamente por esto, sino porque además no ofrecerán ningún otro concierto en nuestro país dentro de esta gira europea (la primera en muchos años) y según se ha anunciado será el uno de los escasos shows en una sala en lugar de un festival. La formación original al completo, con Tom Keifer completamente recuperado de sus problemas de garganta junto a Jeff Labar, Eric Brittingham y Fred Coury, actuará en La Riviera de Madrid junto a los irlandeses Stormzone.

La verdad es que Cinderella han tenido mala suerte a lo largo de los años. Sus comienzos bajo la protección de Bon Jovi y la imagen típicamente ochentas que lucían en la portada de «Night Songs» (1986) han provocado siempre el eterno rechazo de los sectores más rockeros. Y sin embargo el contenido de ese primer álbum no tenía mucho que ver con gran parte de bandas contemporáneas. Si bien «Night Songs» es un disco lleno de canciones redondas y potenciales hits revienta-listas (recordemos que por aquel entonces el Rock atravesaba un gran momento de repercusión y ventas, y de hecho el disco alcanzó los tres millones de copias vendidas y el número 3 de las listas norteamericanas), Cinderella iban por otro lado. Con «Long Cold Winter» (1988) ya plasmaron claramente que lo suyo era algo más bluesy y clásico, sonido que acabaron por definir totalmente en «?Heartbreak Station»? (1990), disco para el que contaron con colaboraciones como la de John Paul Jones o el mismísimo Little Richard en el video clip de «Shelter Me».

Tras esta primera trilogía casi perfecta llegaron los problemas, con la garganta de Tom Kiefer a punto de quedarse muda y el abandono de Fred Coury. Aún así en plena era grunge consiguieron editar «Still Climbing» (1994), obra que en su momento pasó desapercibida, pero que hoy en día lo podríamos considerar casi al mismo nivel que sus tres primeras obras. Después el silencio, hasta que hace ya algo más de una década la banda se reunió y editó «Live at the Key Club» (1999), perfecto directo con una banda completamente engrasada y que todo seguidor del Rock clásico debería poseer entre su colección. Tras esto multitud de giras por Estados Unidos, algunos recopilatorios, más problemas con la voz de Kiefer (afortunadamente ya solventados) y otro disco en directo publicado hace algunos meses y que supone la excusa perfecta para que el próximo miércoles podamos verles en La Riviera de Madrid en una cita que, ante la duda de que pueda volver a repetirse, es única y esperemos que también histórica.

Comentarios

Comentarios