John Norum – «Play Yard Blues» (Mascot 2010)

Este próximo lunes 17 de mayo se edita oficialmente «Play Yard Blues», el nuevo disco en solitario del guitarrista de Europe, John Norum. El guitarrista sueco ha tenido que superar en los últimos años la muerte de su esposa Michelle Meldrum, a quien dedica el disco. Por cierto, que el niño de la portada suponemos que es el hijo de ambos, Jake Thomas, al que John cita el primero en la lista de agradecimientos. Se trata, y volvemos a suponer, de un disco muy especial y emotivo para el guitarrista. Pero a pesar de la imagen en cuanto a sonido que muchos podrán tener de su banda principal, o incluso de su carrera previa en solitario o como guitarrista en discos de artistas como Don Dokken por ejemplo, Norum ha querido mostrar una faceta musical que hasta el momento desconocíamos en él. Y es que «Play Yard Blues» está básicamente enfocado al Blues Rock de sonido hendrixiano.

Así, el álbum se compone de diez temas, siete de los cuales son originales y los otros tres versiones («It’s Only Money» de Thin Lizzy, «Ditch Queen» de Frank Marino & Mahogany Rush y «Travellin’ in the Dark» de Mountain), donde el Blues Rock es como hemos dicho el principal protagonista, aunque también hay lugar para cortes de Hard Rock melódico como el fantástico «Got My Eyes on You» o «When the Darkness Falls». También tenemos un tema con una inclinación un poco más oscura y dura como «Born Again», un poco más en la línea de los últimos discos de Europe. Es el propio Norum quien se encarga de la labores vocales (con gran solvencia además, recordando lejanamente y por momentos a todo un David Lee Roth), salvo un par de temas que corren a cargo del cantante Leif Sundin, entre ellos el citado «Got My Eyes on You», sin duda lo mejor del disco. Su compañero en Europe Mic Michaeli es también el encargado de aportar teclados a lo largo del disco.

Dicho esto, hay que señalar que John Norum se maneja estupendamente por el Blues Rock guitarrero, aunque los fans de Europe no deberían temer porque su instrumento sigue siendo perfectamente reconocible, especialmente (y también paradójicamente, ya que se trata de una versión) en «Travellin’ in the Dark», donde encontramos una perfecta muestra de Hard Rock con melodías de clara influencia setentera y que nos remiten directamente a bandas como la anteriormente citada Thin Lizzy.

Probablemente «Play Yard Blues» no interese mucho más allá de la legión de fans de Europe, aunque desde luego merecería mejor suerte.

Comentarios

Comentarios