Stefan Schill – «Don’t Say a Word» (Mascot/Provogue 2010)

Stefan Schill es un joven guitarrista, cantante y compositor holandés que con este su debut, «Don’t Say a Word», nos presenta un álbum en el que la honestidad y su búsqueda es el tema central. Las palabras pueden mentir, por lo que a veces es mejor no decir -o no escuchar- nada para evitar salir herido; la música, lenguaje universal, también habla por sí sola y hace innecesarias las palabras. Pero, por encima de todo, se respira un aire de luminosidad y esperanza en todo el álbum, como el que transmiten canciones como «Everybody’s Gotta Be Somewhere» o «It’s Gonna Be Alright».

Aunque Schill declara haberse dedicado a la música después de ver por televisión las reacciones que Ritchie Sambora provocaba en el público en un concierto acústico de Bon Jovi, lo suyo es más bien un Rock accesible con base de Blues y algunos toques de Funk. Schill, además de estar dotado de una gran voz, se nos muestra como un excelente compositor. Es autor de todos los temas, bien en solitario o acompañado por alguno de los miembros de su banda. Canciones como «Gone by Tomorrow» o «Game Called Love» en su faceta más Blues y «Don’t Say a Word» en la más inclinada al Soft Rock podrían tomar el papel de singles, aunque casi cualquiera de los diez temas podría serlo.

Comentarios

Comentarios