Quién te ha visto y quién te ve: Iron Maiden

3.8/5 - (37 votos)

Recientemente los británicos Iron Maiden han anunciado el título de su nuevo disco, que la banda lleva grabando desde el pasado año y que se espera para finales del próximo verano. Será «The Final Frontier», y antes de su salida Maiden se embarcará en una gira por Estados Unidos y Canadá con Dream Theater como invitados especiales, entre los meses de junio y julio.

Iron Maiden es probablemente la banda más grande del Heavy Metal en activo, toda una institución entre los fans del género. Y no vamos a tachar de cerriles a los fanáticos del Heavy, no, que va. Nada más lejos de nuestra intención. Lo importante aquí es que ese estatus de banda «más grande que la vida» provoca que cada nuevo lanzamiento, aunque sea la enésima remasterización, la enésima reedición de singles antiguos, o el enésimo disco en directo, se venda como el chocolate. Porque, seamos claros, el que diga que los discos de Iron Maiden de los últimos años son buenos se hace un flaco favor a sí mismo creyéndoselo. Y aún así cada nuevo lanzamiento es recibido casi con histeria.

Entiendo que el regreso a la banda de Bruce Dickinson y Adrian Smith hace algunos años ya fuera recibido con gran excitación. Los fans al fin podrían ver de nuevo un set plagado de temas clásicos que el cazurro de Blaze Bayley no podía cantar, simplemente porque no llegaba. Y reconozco también que las giras especiales centradas en discos de una etapa también fueron una gran idea, sobre todo para los seguidores de toda la vida. Porque, y aquí hago un paréntesis para contar una anécdota personal, por increible que parezca muchos de los fans actuales de Maiden prefieren berrear como catetos durante «Fear of the Dark» (canción detestable donde las haya), y este humilde plumilla fue testigo en un concierto hace unos años de cómo temas clásicos como «The Trooper» eran recibidos con tibieza por la gente que le rodeaba, mientras que cualquier mediocridad de «The X Factor» parecía ser el tema definitivo de la historia de la música por la reacción que generaba del público.

Sí, soy consciente de que generalizar no es bueno, pero que alguien me explique cómo entonces es posible las buenas críticas que cada nuevo disco, que palidecería frente al disco más mediocre del catálogo de la banda en los años 80, sigue recibiendo a día de hoy. Porque, como suele decirse, las fotocopias van perdiendo calidad en cada nueva generación, y Maiden no han ofrecido nada novedoso en su sonido desde «Fear of the Dark», disco que por cierto no creo que sea tenido en gran estima por gran parte del público (salvo el tema título y poco más, eso ya ha quedado claro). Cada nueva composición de Steve Harris parece un calco de alguna anterior, y aún así la gente pica. Allá cada cuál con sus cosas y con lo que haga con su dinero, pero como preveo un aluvión de mensajes insultantes de fans indignados contra mí o mi familia, que vayan pasando por caja y colaborando un poco a engrosar mi cuenta corriente, que así al menos sacaremos algo en limpio.

Comentarios

Comentarios