Steepwater Band & Marc Ford – Zaragoza (La Casa del Loco 4-3-10)

3.7/5 - (36 votos)

Buena entrada para presenciar la vuelta del ex Black Crowes Marc Ford a Zaragoza (no nos engañemos, The Steepwater Band son un gran grupo, pero él es el mayor reclamo de esta gira), ciudad donde ya había actuado hace algo más de dos años, y eso a pesar -o quizás gracias a ello- de ser festivo al día siguiente en la ciudad.

El show estaba planificado en dos sets, el primero de aproximadamente cuarenta y cinco minutos con The Steepwater Band presentando su estupendo último disco, precisamente producido por Ford, «Grace and Melody». Tras un descanso de quince minutos, los de Chicago volvían al escenario, esta vez para acompañar a un Ford que recordaba según comentó más tarde su paso por la misma sala cuando presentaba «Weary and Wired» por nuestro país.

Y, mal que me pese, creo que el trío lució por encima de su mentor con su propio set, y eso a pesar de que su guitarrista y cantante Jeff Massey se quedó sin amplificador nada más comenzar el concierto. Una vez cambiado, The Steepwater Band volvieron a la carga, aunque con un sonido demasiado saturado para mi gusto (y que por cierto empeoró después al añadirse otra guitarra), resultando menos distinguibles la melodías. Aún así The Steepwater Band convencieron con su Rock trotón y lleno de boogie. La banda interpreta bastantes de los temas de «Grace & Melody», como «At the Fall of the Day», «World Keeps Moving On» o «Healer», además de incluir el «You’re so Rude» de Faces con el bajista Tod Bowers realizando una interpretación vocal muy a lo Duff McKagan.

Para su set, Marc Ford, equipado con una Danelectro amarilla tipo Les Paul y con la voz algo cascada -aunque fue a mejor durante la noche-, se decanta más por los medios tiempos y los largos desarrollos instrumentales, con lo que el contraste es evidente y el resultado es un concierto carente de ritmo que solo se viene arriba cuando el trío de Chicago toma el protagonismo con sus temas propios como «Roadblock». A destacar un «Waiting to Be Offended», el que probablemente sea el mejor tema de «Grace and Melody», interpretado con una urgencia que mantuvo en vilo al respetable durante el casi cuarto de hora que dura y con Massey y Ford repartiéndose las labores guitarreras en un duelo por momentos neilyoung-esco. Por lo demás, Ford sobreabusó de temas tranquilos en un concierto que sobrepasó las dos horas y alcanzó los dos bises, durante el segundo de los cuales Ford se arrancó con una desquiciada y ruidosa versión del «Are You Experienced?» hendrixiano. Personalmente, me quedo con la parte de The Steepwater Band.

Comentarios

Comentarios