Entrevista con Adam Becvare, de The Lustkillers y ex-Black Halos

3.6/5 - (38 votos)

«Nunca pensé que The Black Halos fueran Punk»

Recientemente pudisteis leer en esta misma web la primera entrevista con un medio español que realizaba Billy Hopeless tras la disolución de The Black Halos. En ella, un Hopeless desmedido arremetía contra sus antiguos compañeros, dirigiendo especial saña contra Adam Becvare. La polémica se adueñó de estas páginas cuando algunos fans e incluso el propio Adam dejaron comentarios a dicha entrevista.

Dejando aun lado lo desagradable de la situación, creimos oportuno ponernos en contacto con Adam para que él mismo pudiera responder y defenderse de las acusaciones de Billy, además de respondernos a otras cuestiones referentes a su pasado y a su actual banda, The Lustkillers.

– Billy Hopeless ha dicho muchas cosas negativas sobre ti y tu banda. ¿Qué tienes que responder a eso?

– Es una pena. Los fans, amigos, y algunas bandas me escriben mails o envían mensajes cuando dice estas cosas. Nadie lo entiende. Bill no entiende lo que le hacen parecer [este tipo de acusaciones]. También me duele [lo que ha dicho] sobre los anteriores halos, como amigos que han dado mucho por que los Black Halos funcionaran para Bill.

– También ha comentado que la última formación de los Black Halos no es tan punk rocker como lo es él, así que decidió dejar que la banda muriera lentamente. ¿Cuál es tu punto de vista sobre todo el asunto?

– Nunca me he preocupado por qué estilo de canciones escribo o toco. Simplemente escribo música dependiendo de cómo me encuentre. La música es un exorcismo para mí. Creo que dejaré que los fans decidan cómo llamarlo. Bill no escribe música, pero nunca pensé que Black Halos fueran punk. Es divertido pensar en Rich, Jay y Robbie como punks. Quizás deberías preguntarles a ellos. Pero no, esa no fue la razón de la muerte de Black Halos.

– La formación de The Black Halos de hecho cambió mucho a lo largo de los años. Billy dijo una vez que era porque la gente no aguanta la vida en la carretera, pero parece que tiene algo que ver con él. ¿Qué opinas tú?

– Hacía falta un trabajo incansable para mantenar productiva a una banda tan buena como Black Halos. No es divertido, pero cuando no se aprecia no tienes remedio. Robbie Halo debería ser nombrado santo. Siempre encontraba gente y modos para mantener la banda en funcionamiento. Muchos músicos fueron y vinieron. Yo seguí a Rob hasta el final. Y al final Rob se quedó cargando con la culpa.

– ¿Has escuchado The Bonitos, la nueva banda de Billy? ¿Qué opinas de ella?

– Es cool. He escuchado que hay una demo online por alguna parte. Estoy seguro de que será muy bueno para Bill.

– Acabamos con los Black Halos con una última pregunta: ¿cuál es la peor cosa de haber sido un miembro de la banda durante algunos años? ¿y la mejor?

– Lo peor de los Black Halos es el presente. Lo mejor fue sobrevivir a tanta adversidad. Incluso cuando nos robaron todas nuestras pertenencias, conseguimos acabar la gira por Europa un última vez. España por supuesto mola. Hacer dos discos con el gran Jack Endino no estuvo del todo mal tampoco (ríe).

– Hablemos ahora de The Lustkillers. Me gusta mucho el nombre, ¿cuál es su significado?

– Bueno, el nombre de Heartbreakers ya estaba cogido… ¡dos veces! (risas) Puse el nombre a la banda por una canción que escribí a los 19, inspirada en el libro «Lust Killer» de Ann Rule. ¿Estaba el nombre basado en una historia real? No, pero es cierto que estaba inspirado en una historia.

– Denyss McKnight, el bajista de The Black Halos en «Alive Without Control» y «We Are Not Alone», ha entrado a formar parte de The Lustkillers. ¿Estás feliz con ello?

– Denyss y yo hemos pasado muchas cosas juntos, especialmente durante la grabación de «W.A.N.A.». Fue expulsado de los Halos demasiado pronto. Ahora puedo mostrar lo que sabe hacer. Las líneas de bajo probablemente sean mis partes favoritas de las canciones de Lust Killers.

– The Lustkillers van a embarcarse en una gira por Norteamérica pronto. ¿Hay algún plan para girar por Europa y por España?

– Teníamos organizado volver a Europa el pasado octubre, pero no pude abandonar el país. Europa y España entran siempre dentro de nuestros planes, así que ¡difundid el mensaje! Comprad «Black Sugar Sessions» en iTunes y llevadnos de vuelta.

– En esta gira vais a tocar con bandas como The Last Vegas, Supersuckers o Lords of Altamont. ¿Os gustan?

– Es extraño lo que ha ocurrido con esta gira. Siempre intentamos organizar conciertos con amigos como The Hangmen, The Chelsea Smiles, Coyote Shivers, etc. Esta vez teníamos conciertos cerrados y estas grandes bandas se nos unieron. Incluso vamos a tocar con la banda de Jack Endino, Kandi Coded, en Seattle.

– Como dices esta gira es de presentación de «The Black Sugar Sessions», una serie de grabaciones del año 2003. ¿Representan estas canciones el sonido actual de la banda?

– Buena pregunta. Aquellas demos nunca fueron grabadas con la intención de ser publicadas, pero me gusta cómo suenan. Honestas y reflexivas pero sin estar planificadas. Las buenas canciones son buenas canciones. Los viejos «Alive» de KISS no sonaban como los discos de estudio. Quizás Lustkillers sean lo mismo. En vivo siempre es mejor.

– ¿Estáis planeando o escribiendo un nuevo disco?

– (Risas) Tengo dos discos más escritos. No tengo medida cuando escribo, solo pìenso en el momento de grabarlas. Odio estar encerrado en una habitación, pero ya hay quince canciones terminadas para nuestro próximo lanzamiento, «That Which Does Not Kill U», que saldrá en Royal Crowne Records. Mientras esperábamos el batería y yo además acabamos otras diez demos para un tercer disco.

– Fuiste el vocalista en la gira de reunión de The Lords of the New Church Reunion. ¿Fue un desafío para ti? ¿Eras fan de Stiv Bators?

– Originalmente The Lustkillers iban a abrir en la gira de reunión de los Lords. No estaba seguro de que debieran reunirse pero estaba muy excitado por trabajar con Brian James y Dave Tregunna. Ellos comenzaron el Punk Rock con The Damned y con Sham 69, pero echaban de menos tocar las canciones de los Lords. Sus planes cambiaron cuando se dieron cuenta de que se nuevo cantante no podía cantar ese material. Brian me llamó y me preguntó si quería cantar. Estaba muy intimidado, ya que para mí Brian inventó la guitarra punk rock. Una semana más tarde llamó Dave y realmente creía que mi voz encajaría. Dije que lo haría si podía tocar la guitarra, así nadie podría esperar que fuera Stiv y me subiera por las vigas. En el concierto del vigésimoquinto aniversario de los Lords en Londres estaba lleno de amigos de toda la vida de Stiv y de la banda. Les encantó y era imposible ver a Brian más feliz. Es un verdadero honor cantar para los Lords y Brian siempre está amenanzando con volver a hacerlo.

– Ha tocado también en bandas como Heartdrops o American Heartbreak. ¿Qué recuerdas de aquellos tiempos?

– The Heartdrops era el mejor equipo compositor en el que he estado. Había mucho talento en la conexión entre Chris, Luke y Ben. Amo esas canciones. Chris y yo escribíamos muy fácil y rápido juntos. Sin egos. Chris es tanto un gran letrista como cantante y la forma de componer de Luke es muy honesta. Realmente deseaba llevar a la banda a un nivel superiorporque el talento estaba allí. Gran banda.

En American Heartbreak acabé por defecto al vivir en san Francisco. Curtis abandonó y parecía que todo el mundo menos la banda me preguntaba si me uniría. No estaba envuelto en la composición así que empecé con los Lustkillers paralelamente con el técnico de guitarras de American Heartbreak, Chuck, y el guitarrista Billy Rowe. Billy y yo seguimos siendo amigos y Mike Butler es un tío con mucho talento. En Gruta 77 en Madrid me votaron uno de los mejores guitarristas el año que giré por Europa con American Heartbreak, en el 2001.

– Como estamos acabando esta entrevista, ¿te gustaría añadir algo especial para tus fans españoles?

– Aseguraros de conseguir «The Black Sugar Sessions» mientras siga disponible en iTunes y así conoceréis las canciones de los Lustkillers la próxima vez que los vayamos por allí! La historia debe escribirse y la verdad nunca miente. He dadomucho de mi vida a otras bandas. Ahora es el tiempo de los Lustkillers. Burn baby burn.

 

Comentarios

Comentarios