Entrevista a Emil Bulls

«Hemos visto de todo, pero somos afortunados porque la gente sigue queriendo vernos tocar»

Los alemanes Emil Bulls son los artífices de uno de los mejores discos europeos de Metal contemporáneo del pasado año 2009. «Phoenix», título nada casual dada la historia reciente y los antecedentes de la banda, podría auparlos definitivamente a una de las posiciones de honor de la actual escena (o escenas) metalera.

– Felicidades por «Phoenix», es un gran disco.

– Muchas gracias. Nosotros también estamos muy orgullosos con cómo ha quedado.

– ¿Cómo fue el proceso de grabación? ¿Fue difícil grabar un nuevo disco sin Chrissy Schneider?

– Afortunadamente encontramos a un joven hombre muy capaz de llenar el espacio que dejó Chrissy. Y sabiendo el físico del señor Schneider en aquel momento, estarás de acuerdo con que había bastante espacio que llenar ahí. Andy hizo un gran trabajo en el disco y sentimos que ha traido un muy buen sabor a nuestra música.

– ¿Y qué hay del nuevo material? ¿Fue difícil escribir sin él?

– De nuevo fuimos afortunados por encontrar a Andy, porque no fue para nada reservado sobre traer sus propias ideas. Le conocíamos desde hacía años antes de entrar en la banda, era guitarrista en un grupo que giró con nosotros, y más tarde nuestro encargado de merchandising, así que trabajar con él se hizo muy natural. Ahora tenemos un guitarrista que realmente puede hacer solos [en tono divertido, n. del r.].

– El disco se titula «Phoenix», ¿es una metáfora de vuestra situación como banda?

– El grupo siempre ha tenido que aceotar sus descansos y retrasos. Hasta «The Black Path» grabamos cada disco con un sello diferente, hemos perdido un par de miembros… la vida no ha sido siempre puro placer. Así que levantarse y quitarse el polvo y volver al ruedo siempre ha sido parte de nuestra historia. Obviamente no tuvimos que resurgir de las cenizas, pero frecuentemente era como renacer de alguna manera al superar todos esos obstáculos.

– Como comentamos, Andy Bock es el nuevo guitarrista. ¿Es un músico temporal o un miembro pleno?

– Esperamos mantenerlo para siempre. Fue un miembro pleno de la banda desde el día uno y nunca surgió la cuestión de tratarlo como un reemplazo ni como el nuevo. No le hemos «Jason Newsted-ado«.

– «I Don’t Belong Here» es una canción sorprendente, ¿cómo surgió? ¿fue algo natural?

– Realmente siempre hemos tenido canciones más suaves en nuestros discos, por ejemplo «Friday Night» por citarte sólo una. Siendo nuestro productor Benny Richter un excelente teclista teníamos la oportunidad de tenerle interpretándola con el piano. Así que la respuesta debería ser: sí, muy natural.

– Escribísteis veinte canciones para el álbum, pero solo os quedásteis con trece. ¿Vais a publicar el resto como caras B o algo así?

– Del último disco colgamos una o dos como regalo en MySpace, así que podríamos hacerlo de nuevo. Fue doloroso dejar aparte algunos de esos temas que no metimos, así que sería agradable que tarde o temprano las editaramos de alguna manera.

– ¿Qué esperais con «Phoenix»? ¿Será tan exitoso como «The Black Path»?

– hasta el momento «Phoenix» ha funcionado muy bien, y creemos que va a ser tan exitoso como «The Black Path». De hecho creemos que lo va a hacer mucho mejor… y las reacciones hasta el momento prueban que tenemos razón.

– En este punto de vuestra carrera, ¿estáis felices con lo que habéis conseguido?

– Emil Bulls llevan unos quince años. La mayoría de nosotros ha pasado la mitad de su vida tocando en esta banda. Todos hemos visto la dureza de tratar de conseguir éxito siendo una banda joven y tocando todos los bolos posibles. Hemos visto rodajes de videoclips de 50.000 euros y cenas de 1.000. Hemos visto sellos desaparecer, todos los tipos de escenarios que te puedas imaginar, todos los subidones y bajones. Pero hemos sido afortunados porque la gente siempre ha querido vernos, poniéndonos en una posición en la que todavía podemos hacer lo que más queremos después de todos estos años. El número de gente que viene a nuestros conciertos siempre ha sido fiable y una vez más está creciendo con este disco. Así que  definitivamente estamos felices con lo que hemos conseguido, pero estamos mucho más excitados con lo que el futuro nos depara.

– ¿Y qué piensas de la escena metalera? ¿Goza de buena salud?

– ¿Hay un única escena metalera? Yo creo que no. El Metal se ha hecho muy diverso. Encontrarás chavales que solo escuchen un tipo concreto de música y que piensen que todo lo demás es una mierda. Y todas esas pequeñas escenas dentro del universo metalero nunca fueron realmente muy saludables [sonríe]. Esas escenas son como pequeñas galaxias  que se expanden hasta que se colapsan y son absorbidas por la siguiente moda. Pero esto es lo que mantiene vivo al Metal y creo que eso es exactamente lo que lo ha puesto de vuelta en el mapa en los últimos años. La música Heavy está de moda de nuevo y la música extrema se ha convertido en más mainstream que nunca. Así que la escena ha muerto, viva la escena…

-¿Y qué hay de Alemania? ¿Alguna banda interesante?

-Por supuesto que hay mucha música interesante en Alemania.Y muchos de esos artistas son amigos nuestros. Las bandas que cogemos como teloneros son buenos ejemplos de próximos grupos alemanes de rock: KIM?, Sturch, From Constant Visions, Apron, Bosse, Enik… por nombrar unos pocos. Y la lista podría continuar así eternamente… We Butter The Bread With Butter.

– ¿Conoces España? ¿giraréis por aquí? ¿qué opinas de los fans españoles?

– Fui a Madrid en un viaje de estudios en 1995. Y mientras todo elmundo iba auna corrida de toros, yo me fui a ver a Sick of it All a un club pequeño. Uno de los mejores conciertos en los que he estado nunca. Estamos deseando tener una oportunidad de ir a España a tocar. Esperemos que el álbum venda un par de copias y así los clubs sabrán que la gente está impaciente por vernos [no sé si nos toma el pelo o simplemente bromea, n. del r.].

– Como estamos acabando esta entrevista, ¿quieres decirles algo a los fans españoles?

– ¡Hola a todos! ¡Gracias por escuchar nuestra música! Habládles a vuestros amigos de Emil Bulls y pedidles a los «pinchas» que pongan vuestros temas favoritos. Esperamos veros pronto en alguna sala pequeña… ¿quizás en Madrid? y hacer uno de los mejores conciertos que hayáis visto nunca.

Comentarios

Comentarios