Marty Friedman – «Tokyo Jukebox» (Mascot Records 2010)

Lejos quedan ya los años en los que Friedman era el guitarrista de Megadeth o de los infravalorados Cacophony junto a Jason Becker. Pero ambas son referencias ineludibles cada vez que se habla del virtuoso del pelo rizado. Y eso que Friedman ha publicado ya seis discos en solitario. Sin embargo, para el mundo occidental está un poco desaparecido del mapa durante los últimos años. Y digo para el mundo occidental, puesto que el guitarrista cuenta con un programa semanal en la televisión japonesa, «Rock Fujiyama».

Y precisamente la influencia japonesa en este trabajo es evidente, en primer lugar porque el disco está compuesto por versiones de artistas japoneses. Según comenta Friedman en el libreto del álbum, con un panorama musical desolador, se descubrió un buen día escuchando únicamente música tradicional japonesa. De ahí pasó a la música actual del país del sol naciente donde, según prosigue, las canciones que triunfan en los charts no tienen nada que ver con las que triunfan en la otra parte del mundo: tienen calidad. Así que un buen día decidió que el mejor lugar para apreciar estas influencias que estaba descubriendo era el mismo Japón. De ahí surge «Tokyo Jukebox», doce canciones instrumentales ajenas filtradas por la personal manera de interpretar la melodía que posee Friedman.

Evidentemente este disco no es para todos los paladares, incluso dentro del público metalero, pero esa mezcla de Oriente y Occidente resultará muy interesante para todo aquel interesado en la música instrumental de los guitarristas virtuosos.

Comentarios

Comentarios