Giant Sand performing «Johnny Cash at San Quentin» – Zaragoza (La Casa del Loco 22-01-10)

3.7/5 - (30 votos)

La primera edición de «We Used to Party», proyecto de giras temáticas alrededor de un disco que ha ideado el sello Houston Party, se saldó con un rotundo éxito de público anoche viernes en Zaragoza. La idea de unos Giant Sand, liderados por Howe Gelb junto a los tres músicos daneses que actualmente le acompañan más una corista en el papel de June Carter, interpretando el mítico «At San Quentin» de Johnny Cash íntegro era a priori muy atractiva. Así que la afluencia de público fue numerosa, suponemos que más atraida por el nombre de Johnny Cash que por el de Howe Gelb.

Pero a pesar del éxito de público y la respuesta de éste, para el que esto suscribe el balance del concierto fue un tanto agridulce: por un lado la banda suena estupendamente; por otro sus adaptaciones no gustarán a los más puristas. De haberse tratado de temas propios estaríamos hablando de un gran concierto, pero al conocer las versiones originales uno tiene la sensación de que algunos de los temas pierden al añadirse instrumentación. Howe Gelb se empeña en vestir con más instrumentación unas canciones que ya eran insuperables en su desnudez, con lo que además de la esencia pierden todo su feeling. Su intento de imitar vocalmente a Cash suena un tanto forzado, y temas como «Starkville City Jail» o «A Boy Named Sue» suenan descafeinados a pesar de que es evidente que la banda pone todo de su parte. Menció aparte merece «San Quentin», que como en el disco suena dos veces, a cada cual más desfigurada,sobre todo la segunda que toma un ritmo cuasi punk.

Por contra resulta divertido escuchar a Gelb parafrasear continuamente los comentarios de Cash en el disco original, aunque realmente el público parecía no estar enterándose de la broma. Durante los bises suenan también temas como «Jackson» o el inevitable «Ring of Fire», el más coreado de toda la noche, seguido a mucha distancia por el tempranero «I Walk the Line».

Supongo que el esfuerzo de Gelb por ponerse en los zapatos del «Hombre de Negro» como curiosidad es interesante, pero poco más. Pero como suele decirse, para gustos…

Comentarios

Comentarios