La banda de los Grissom (The Grissom Gang ) Robert Aldrich 1971

La banda de los Grissom (The Grissom Gang ) Robert Aldrich 1971
4.1 (81.25%) 32 votes

Tarde o temprano tenia que dejarse caer por esta sección el nombre de Robert Aldrich. ¿Por qué? muy sencillo, en una hipotética lista de directores favoritos de un servidor, seguro que Aldrich ocuparía un puesto bastante alto; aparte de sintetizar como pocos el espíritu de esta sección: director poco conocido para el público medio, pero al que ante su nombre cualquier cinéfilo de pro soltara una sonrisa de complicidad.

Integrante de pleno de la llamada generación de la violencia (junto a otros nombres como Richard Fleischer, Sam Fuller o Don Siegel y a la que tanto deben directores posteriores como John Boorman, Walter Hill , John Woo o el mismo Tarantino) pronto se caracterizó por retratar unos personajes al límite, sin escatimar esfuerzos en resaltar con una crudeza inusual estados de ánimo siempre al borde del abismo. Creo que no hace falta recordar el papel de Bette Davis en la que es su película más conocida, «Qué fue de Baby Jane», ¿no?

Director de cine desde los cincuenta, no son pocos los aficionados que coinciden en señalar su mejor época a principios de los 70 donde su cine se vuelve más violento y nihilista, si cabe. De visión obligada de este periodo son «El carnicero del norte» , «La venganza de Ulzana» y por supuesto «La banda de los Grissom».

Influenciada por películas algo anteriores como «Bonnie and Clyde» (1967)  o «Mamá sangrienta» (1970) de Roger Corman, Robert Aldrich consiguió con «La banda de los Grissom» hacer la mejor película sobre «gansters rurales durante la época de la depresión» que se haya rodado.

Y es que Aldrich, con una fotografía y una puesta en escena exquisita nos retrata como nadie los violentos personajes que poblaban la América profunda durante los primeros años treinta, en este caso la familia Grissom, una banda de delincuentes comandada por la madre (como en la película de Corman) Gladdys «Ma» Grissom, interpretada por una espléndida Irene Dailey. El secuestro por parte de la banda de una joven adinerada y su posterior estancia en la casa son las premisas con las que cuenta Aldrich para tejer un magnífico film, donde no faltan altas dosis de violencia y una extraña relación de amor entre Bárbara, la chica secuestrada,  y Slim, uno de los hijos de Gladdys, un chico atormentado y violento que durante el secuestro se ha enamorado perdidamente de la chica, incluso hasta el punto de enfrentarse a su familia por estar junto a ella.

La película es cruda y áspera, de esas en que es difícil demostrar empatía por alguno de los personajes, ni siquiera por la mimada y mal criada joven secuestrada, que quizás no sea mejor persona que sus amorales y violentos secuestradores.

Si la matanza de Texas es posiblemente la obra maestra de la American Gothic, la banda de los Grissom lo sea –si se me permite la expresión- del «Noir Gothic».

 

Comentarios

Comentarios