Them Crooked Vultures – «Them Crooked Vultures» (DGC/Interscope 2009)

4.5/5 - (31 votos)

Mucho se ha hablado del proyecto conjunto entre Dave Grohl, Josh Homme y John Paul Jones desde que surgieron los rumores sobre la asociación del trío. Lógicamente las expectativas eran muy altas, tratándose de los tres músicos que nos ocupan. Y una vez con el disco en la calle (aunque poco antes de la edición oficial la banda ya lo mostró completamente en internet), se puede observar si esas expectativas se han visto colmadas.

Seguramente muchas opiniones se verán condicionadas por el impresionante historial discográfico de los respectivos miembros de la banda, y aunque teóricamente las labores de composición se las reparten entre los tres, lo cierto que el sonido de «Them Crooked Vultures» en realidad es más deudor de discos como «Rated R» o «Songs for the Deaf» de Queens of the Stone Age, que de la tradición Zeppelin o la accesibilidad de la mayoría del material de Foo Fighters. Esto es lógico teniendo en cuenta que es Homme el que se encarga de las voces y que es su guitarra la que domina por encima del resto de instrumentos, como es norma en el Rock moderno por otro lado.

Aunque lo anterior no quiere decir que falten guiños a los maestros Zeppelin, con algunas aportaciones de Jones a los teclados en las que reconoceremos al autor de algunas de las partes más celebradas del cancionero zeppeliniano; pero también a otros contemporáneos como Cream por ejemplo, e incluso algunos estribillos nos traerán a la mente a artistas como David Bowie. Por suerte Homme no se ha visto deslumbrado por el aura de

Jones y no ha intentado sonar como un Jimmy Page de nuevo cuño, lo que creo que habría sido un error.

La experimentación es notable a lo largo de todos los surcos del disco, como si los involucrados, al tratarse de un proyecto paralelo, quisieran llevar todavía más allá lo que ya habían practicado cada uno en solitario. Así, la duración de los temas no baja en ninguno de los tres minutos y medio, siendo la norma los más de cuatro e incluso alcanzando casi los ocho en alguno de los casos. Estamos pues ante un disco en gran parte excesivo, con una banda a la que se nota disfrutar recreándose en sus «cuelgues» instrumentales, pero que cuando quiere también sabe ofrecer temas que podrían ser fácilmente radiables.

Quizás no estaríamos hablando de este disco si los protagonistas no fueran los que son, pero si dejamos a un lado todo este tipo de consideraciones, «Them Crooked Vultures» es un disco disfrutable y con algunos buenos momentos. Además, ha recuperado discográficamente para el Rock a un John Paul Jones que estaba en los últimos años más preocupado por los sonidos folk y la producción, lo que debería ser razón suficiente para al menos ofrecerle una oportunidad.

Comentarios

Comentarios