Heaven & Hell – «The Devil You Know» (Rhino Records 2009)

El pasado mes de abril se editaban oficialmente los diez nuevos temas que conforman este «The Devil You Know», el primer disco de estudio propiamente dicho de la formación de Black Sabbath con Ronnie James Dio, Tony Iommi, Geezer Butler y Vinnie Appice bajo la denominación de de Heaven & Hell. Bastante se ha hablado ya de ello, así que no vamos a volver sobre el tema; solo me gustaría añadir que los que todavía se resistan a escuchar los clásicos (sí, clásicos) de Black Sabbath con Dio al frente deberían replanteárselo.

Pues bien, pasado ya el suficiente tiempo desde la publicación del disco, me veo ya con fuerzas para afrontar una reseña que, por alguna razón, se me hacía cuesta arriba. Quizás sea por esa espantosa portada más digna de cualquier banda de Goth-Black Metal de baratillo. Aún así mencionar que merece la pena la cuidada edición en doble vinilo editada por Rhino, toda una delicia para los coleccionistas.

EL disco se abre con «Atom and Evil», canción compuesta alrededor de un pesadísimo riff de Tony Iommi marca de la casa; «Fear» es un tema muy heavy; «Bible Black», que fue el single de adelanto, recupera al mejor Dio; «Double the Pain» comienza con una línea de bajo de Geezer que marca el riff a seguir por la guitarra; «Rock and Roll Angel» es el tema con un sonido más actual, y cuenta con el estribillo más melódico del disco -si es que se le puede llamar así- y un interludio instrumental en el que los músicos se lucen; «The Turn of the Screw», posee también un gran estribillo; «Eating the Cannibals» es el tema rápido del disco; «Follow the Tears» es quizás el tema más redondo de todo el álbum; «Neverwhere», con un inicio con cierto parecido vocal a «Turn Up the Night», el tema que abría «Mob Rules», aunque rápidamente se disipan las similitudes; «Breaking Into Heaven», con el mejor solo de guitarra de todo el disco, cierra el disco igual de pesadamente que se abría.

A mí el sonido general del disco me recuerda bastante a lo que Iommi hizo en su primer álbum en solitario. Claro, que es difícil que contando con uno de los guitarristas más personales y con mayor presencia de la historia del Rock la banda no acabe convirtiéndose en un vehículo para sus riffs. Esto no quiere decir ni mucho menos que el resto de instrumentos queden en segundo plano, todo lo contrario, pero es evidente que los temas se construyen partiendo de la guitarra de Iommi. Merecen mención aparte las labores vocales de Dio, prodigiosas para alguien de su edad (aunque tampoco cante con la misma potencia que antaño).

Aún así da la impresión de que algunas de las composiciones suenen algo forzadas, como si la banda tuviera que demostrar que antes de todos sus imitadores ellos estaban aquí. Y con esto no estoy diciendo que «The Devil You Know» sea un mal álbum; simplemente que podrían haberlo hecho mejor. ¿Siete sobre diez? Sí, supongo que es ajustado.

Comentarios

Comentarios