Blue Öyster Cult – New York (BB King Blues Club & Grill 6-6-09)

3.9/5 - (30 votos)

Hay algo que no por conocido deja de sorprenderme de los Estados Unidos, y es su exuberante agenda de conciertos en cualquier ciudad mínimamente importante. Así que no es de extrañar que coincidiéramos con una banda como Blue Öyster Cult, que aunque por Europa se deja ver con cuentagotas, sigue realizando giras periódicas por su país. Además en esta ocasión jugaban en casa. Está claro que no tienen el tirón comercial que en sus años de mayor lustre (ni siquiera llegaron a llenar los alrededor de cuatrocientos asientos de la sala), y que su público hoy en día está compuesto en su mayoría por señores de mediana edad, aunque afortunadamente no éramos los únicos asistentes relativamente jóvenes presentes en el BB King Blues Club & Grill. Es éste un club donde, además de asistir a los conciertos (que se producen cada noche), uno puede picar algo (a precios prohibitivos debo añadir) mientras en el escenario interpreta su set la banda de turno. Al entrar, una simpática señorita nos acompañó hasta una mesa en la que acomodarnos. Afortunadamente estaba frente al escenario, porque no todas gozan de buena visibilidad, aunque en la zona más alejada. Compartimos mesa con dos tipos más cercanos a los cincuenta que a los cuarenta, que nos saludan al sentarnos junto a ellos. No es mi forma ideal de ver un concierto, aunque dado el cansancio acumulado por patear la ciudad durante el día tampoco nos molesta demasiado.

Blue Öyster Cult, que habían ya actuado tres horas antes en el mismo escenario, aparecen algo más tarde de las 10:00 de la noche, tal vez por aquello de esperar a que todos los presentes se encontrasen ya sentados (cuatro españoles fueron los últimos en retirar sun tickets de la taquilla, ya con la hora bien justa). En la banda sólo permanencen dos de los miembros originales, Eric Bloom y Buck Dharma, aunque se encuentran bien secundados por un tercer guitarrista y un batería, pero sobre todo por el magnífico Rudy Sarzo que es todo maestría al bajo, curtido durante años en esos grupos por el que todos lo conocéis. A pesar de la edad, las voces de Buck Dharma y Eric Bloom se mantienen bastante en forma, y aunque ofrecen un set quizás algo corto pero suficiente, todos los temas interpretados suenan a la perfección. Por supuesto que las mayores ovaciones se las llevan clásicos como «(Don’t Fear) The Reaper» o «Godzilla».

Como curiosidades mencionar que entre el público estaba un fan enfermizo de la banda, que según comentaron los propios miembros había sido testigo de cientos de conciertos de BÖC, o el fanático brasileño que venido desde su país se encontraba esperando en la puerta del backstage tras el concierto a que le firmaran sus discos de vinilo. Quizás nosotros también debimos esperar nuestro turno, ¡habíamos viajado casi desde tan lejos como él!

[amazon_link asins=’B001BBO8FK,B000KK03RA,B00BLZDBEA’ template=’ProductCarousel’ store=’rockandrollar-21′ marketplace=’ES’ link_id=’f2e3549a-c566-11e7-9ce1-23661ea28f50′]

Comentarios

Comentarios