NIN|JA 2009 – Candem, New Jersey (05-06-2009)

Una de las giras de este año en Estados Unidos es sin duda la que ha reunido a Jane’s Addiction con su formación original, junto a Nine Inch Nails en su despedida de los escenarios. Completando el billete el nuevo proyecto de Tom Morello, Street Sweeper Social Club. La suerte quiso que las fechas coincidieran con un viaje programado a la Gran Manzana, así que siendo fan de ambas bandas era inevitable que el que escribe se acercara a Candem, a pesar de ser advertido previamente de que se trata de la ciudad más peligrosa de todos los Estados Unidos. Al final no fue para tanto, aunque el viaje de vuelta generó algunas anécdotas que es mejor no contar aquí para no alargarnos.

El Susquehanna Bank Center, el recinto donde se celebraba el concierto y que es escenario habitual para giras importantes que visitan la zona, es una especie de anfiteatro con graderío cubierto y zona de cesped al descubierto. Y precisamente nuestras entradas eran de cesped, pero a pesar de que amenazaba lluvia finalmente el clima fue respetuoso y no hubo mayores problemas, además de gozar de vistas de la ciudad de Philadelphia a nuestra izquierda.

Street Sweeper Social Club salieron puntuales a escena a las 19:00 horas. Su corto set de media hora, sin acabar de sonar mal del todo, tampoco acabó de convencerme. El problema es que su sonido es bastante similar a Rage Against the Machine, algo de lo que debe ser consciente hasta la propia banda, ya que su vocalista bromeó con el asunto entre tema y tema («algunos nos han dicho que nuestro guitarrista se parece a Tom Morello»).

Tras un breve descanso, lo justo para preparar el escenario, salieron a escena Trent Reznor y su actual banda, en la que figura el felizmente recuperado Robin Finck. Parece que Reznor está ofreciendo en esta gira (igual que en su última gira europea) repertorios muy especiales, cambiando cada noche el set list. Ningún problema, afortunadamente la de Nine Inch Nails es una discografía bastante sólida (a pesar de que sus últimos lanzamientos no pasan de correctos), y personalmente no me molesta que no suenen temas como «Hurt» o «Closer» si regala algunas gemas perdidas y si la entrega es la vista aquella noche. De hecho llegaron a sonar hasta tres versiones, algo que llegó a descolocarme. También me sorpendió bastante ver a un Trent Reznor hasta cierto punto comunicativo, animando al público y dirigiéndose a él en algunos momentos. Pero como él mismo dijo en una de esas escasas ocasiones en que se dirigió a la audiencia, se iban a dedicar a tocar y no a hablar. Mucha gente ha criticado a Reznor por no ofrecer bises, pero hay que tener en cuenta que estamos ante una banda que está durante una hora y veinte minutos sobre un escenario tocando todos los temas prácticamente sin pausas. En esta ocasión fueron un total de veinte canciones que os reproducimos abajo:

1. Home
2. The Beginning Of The End
3. 1,000,000
4. March of the Pigs
5. The Line Begins To Blur
6. Survivalism
7. The Big Come Down
8. Head Down
9. Burn
10. Gave Up
11. Metal (Gary Numan)
12. Banged And Blown Through (Saul Williams)
13. The Downward Spiral
14. Wish
15. Heresy
16. Mr. Self Destruct
17. The Day The World Went Away
18. Physical (You’re So) (Adam Ant)
19. The Hand That Feeds
20. Head Like A Hole

Pero por muy fanático que uno sea de Nine Inch Nails, lo mejor estaba por llegar. Que no se me malinterprete, amo por igual a NIN y a Jane’s, pero mientras que a los de Reznor ya era la tercera ocasión que los veía, nunca vi a Jane’s en sus giras de reunión anteriores o cuando editaron «Strays» (disco que no es tan malo como se dice, por cierto), y mucho menos en su época clásica cuando uno era un chaval de instituto y estas cosas se alejaban bastante de su alcance. Jane’s Addiction salieron a escena muy rápidamente. Tan rápidamente que nos pilló haciendo cola para comprar algo de comer. Afortunadamente la banda comenzó con «Three Days», tema que parece ser el que están utilizando como apertura durante esta gira, así que volvimos a la zona del cesped frente al escenario a mitad de tema. De todas maneras y aunque sonaban estupendos, hasta el tercer o cuarto tema no parecieron entrar en calor, pero cuando lo hicieron aquello era como estar en el cielo. Finalmente tenía delante de mis narices a una de esas bandas que me han acompañado durante años, y además con su formación original. Sin desmerecer a los bajistas que le han sustituido anteriormente, no hay nadie que pueda tocar esas canciones como Eric Avery. Yo no sé lo que sentirían otros fans, pero no tengo ningún reparo en reconocer que me emocioné durante «Then She Did…» hasta el borde del llanto. Poco importa que Perry Farrell apenas tenga voz (de hecho… ¿alguna vez la tuvo?), o que Dave Navarro parezca un modelo de pasarela, porque esos temas son mágicos. Además Navarro es un gran guitarrista, y Farrell se dedica a ser Farrell, como cuando se dirige a un tipo de las primeras filas: «¿Donde has dejado tu camiseta? Te crees guay por llevar todos esos tatuajes ¿no?». Y Stephen Perkins demostró lo que todos sabemos, que es un magnífico batería y percusionista. Por supuesto que se echaron en falta algunos temas y que el concierto fue algo corto (sobre la hora y veinte minutos con la pausa de los bises), pero no se puede decir que sobrara alguno de los que sonaron. Si hay alguien que todavía está dudando acercarse a Bilbao para verlos que compre sus entradas ahora mismo. Además Farrell ya comentó que esto durará lo que dure. Juzgad vosotros mismos:

1. Three Days
2. Whores
3. Ain’t No Right
4. Pigs In Zen
5. Then She Did…
6. Up The Beach
7. Mountain Song
8. Been Caught Stealing
9. Had A Dad
10. Ocean Size
11. Ted, Just Admit It…

Encores:
12. Summertime Rolls
13. Stop!
14. Jane Says

 

Foto: nin.com

Comentarios

Comentarios