Pete Shelley de Buzzcocks habla sobre «Another Bites Tour»

«Howard Devoto probablemente no se sepa muchas de nuestras canciones» -Pete Shelley-

Al contrario de lo que nos esperábamos, Pete Shelley nos atendió muy amablemente durante la prueba de sonido previa a su concierto de Zaragoza.Ya se sabe que muchas veces la fama que arrastran algunos personajes suele ser infundada. Estas son las preguntas que durante unos quince minutos nos respondió en el camerino mientras degustaba un té con leche, como buen británico.

– Another Bites, vuestra gira de repaso de “Another Music In A Different Kitchen” y “Love Bites” publicados en 1977 y 1978 respectivamente…

– (Pete Shelley corrije) Bueno, salieron en 1978 los dos.

– Últimamente muchas bandas revisan su discos antiguos más exitosos en directo. ¿Cómo surgió esta idea en Buzzcocks?

– Se lo hemos visto hacer a Brian Wilson, Lou Reed, también he escuchado que lo han hecho The Stooges, Sonic Youth… y creo que es algo muy bueno porque muchas veces sacas un disco pero no tienes la oportunidad de interpretar todas las canciones, incluso cuando sales de gira para presentar tal disco. Esto permite pues que puedan escucharse todas las canciones y que la gente se haga una idea de cómo suena el disco, en su totalidad.

– ¿Han tenido que ver vuestros fans? ¿y cómo lo han recibido?

– Los fans parecen disfrutarlo porque ésta es la forma en que han estado escuchando las canciones durante tantos años. Llegar a casa, poner el CD de principio a fin, ésta es la mejor forma de empaparse de todas las canciones… así que para ellos es genial esto. Creo que estamos reuniendo más fans que si hubiéramos decidido sacar un disco nuevo. Muchos fans nos dirían no estar muy seguros de la idea de que sacáramos un nuevo disco… ¡así que en cierta manera es darles lo que nos piden! (risas)

– ¿Os gustaría hacer esta gira con Howard Devoto?

– Umm, no particularmente (risas). Han pasado treintaidós años desde que dejó la banda, así que probablemente no se sepa muchas de las canciones (risas).

– Seguro que esta gira os está trayendo muy buenos recuerdos ¿verdad?

– Más bien diría que nos está trayendo nuevas sensaciones. Algunas de las canciones no las habíamos tocado nunca así que no tenemos recuerdos de ellas, generaremos nuevos. Cada noche es estupenda, tocamos los dos discos y a la vuelta de un pequeño descanso tocamos todos los singles, que es cuando el público realmente se aviva.

– ¿Tenéis algún tipo de relación con otros músicos de vuestra generación?

– Sí, con los Sex Pistols por ejemplo, con los que pudimos tocar en agosto en Bélgica y pude tener una larga charla con John. Fue genial porque sólo suelo poder verle desde otros ámbitos (risas).

– Buzzcocks ha sido considerado un grupo de singles, pero sin embargo, en estos últimos años han tomado más importancia vuestros LP’s. El volver a interpretar vuestros álbumes en vivo, ¿difiere de vuestra filosofía inicial?

– No, no creo, nuestros ideales en el pasado eran básicamente componer e interpretar para que la gente pudiera conocer cuál era nuestra idea sobre la música. Ahora viene a ser lo mismo. Es cierto que mucha gente cree que simplemente somos una banda de singles, pero cuando tocamos los álbumes pueden darse cuenta de que detrás hay algo más que sólo singles, y luego además volvemos para entonces tocar éstos. Así pues diría que somos ambas cosas, una banda de singles y de álbumes.

– Vuestras canciones se encuentran dentro del repertorio de muchos dj’s, ¿qué decis a eso?

– Está muy bien, en parte es lo que buscamos. Aunque nuestra música va enfocada más que a complacer al público, a plantearles un reto, esto es lo que realmente intentamos conseguir. No seré yo quien le pare los pies a quien le guste (risas).

– ¿Cómo se vivió en el Manchester de 1977 la eclosión del punk?

– Por aquel entonces se veía una ciudad gris, sin futuro, desolada… ahora está muy viva, llena por ejemplo de acogedoras cafeterías. Ha cambiado mucho Manchester desde entonces.

– En 1976 os fuisteis con los Sex Pistols en el “Anarchy Tour”, ¿qué recuerdas de aquella gira?

– En realidad sólo llegamos a hacer un show con ellos en el «Anarchy Tour». La historia es que The Damned abandonaron la gira, nos telefoneó Malcolm y nos dijo si nos podíamos acercar al hotel. Fuimos al hotel y de allí nos fuimos todos a un pub, el Tommy Duck’s, en el que tenían ropa íntima femenina colgada del techo. Sin duda un lugar curioso que tristemente fue cerrado. El caso es que nos juntamos The Heartbreakers, The Clash, Sex Pistols y Buzzcocks todos allí para tomar una copa, pasamos una noche estupenda la noche anterior al concierto. Y al día siguiente el concierto genial, Manchester estaba bien preparada para la ocasión.

– Fuisteis el primer grupo inglés en publicar un trabajo, “Spiral Scratch”, bajo el lema “Do it yourself”. Actualmente con los medios existentes y sobretodo por Internet, cada día los grupos recurren más a esa práctica. ¿Crees que es algo pasajero o era necesario que ocurriera para que la música sobreviva?

– Creo que sí que es necesario para la supervivencia de la música, porque no te puedes ceñir a lo que quieren algunas comunidades discográficas que escuches sólo por el hecho de que son quienes pueden publicarla. Es una situación mala porque su interés no es el mismo que el de la gente, la gente necesita de otros medios. Eso era lo bueno sobre el Punk, no tenías que esperar a nadie, decías vale estoy listo, como ahora mismo yo (risas).

– ¿Los grupos están al servicio de las discográficas o son las discográficas las que están al servicio del grupo?

– Es una situación extraña la que tenemos hoy en día. Por ejemplo ahora estamos intentando salir de gira en América pero el sello discográfico americano no quiere publicar los discos. Lo primero que piensas que querría hacer un sello discográfico es publicar discos pero lamentablemente estamos encontrando dificultades para que sea así.

– ¿De qué manera os afectó la compra de United Artists, que publicó vuestros tres primeros discos, por la discográfica EMI?

– No considero que lo importante sea el nombre del sello discográfico, sino la gente con la que trabajas, porque son ellos quienes se reúnen y discuten sobre qué debe hacerse y cuáles son las prioridades. De modo que a no ser que tengas gente buena trabajando para ti dentro del sello lo demás es tontería (risas).

– ¿Conociste a Tony Wilson?

– Sí claro, de hecho ya lo conocía mucho tiempo antes que el resto de la gente (risas). Era reportero en la tele, o sea que todo el mundo conocía a Tony Wilson, he pasado muchas horas felices con Tony.

– ¿Qué influencia tuvo sobre la música de Manchester?

– Era muy bueno, era como un embajador en el mundo de los medios de comunicación, capaz de expandir con gran éxito la idea de que la música que salía de Manchester era tan válida como la que salía de Londres.

– ¿Qué le faltó a los Buzzcocks para haber triunfado en su primera visita a América?

– Que nosotros sepamos nada. Hasta ahora nos ha ido bien aunque América siempre ha sido un gran reto para nosotros. La primera vez que estuvimos en América fue hace unos 30 años y esperemos que no pase mucho tiempo para poder regresar.

– ¿Qué fue lo que te animó para volver a reunir a los Buzzcocks en 1989?

– Siempre he dicho que no estaría interesado en hacerlo si no volvíamos a reunirnos los mismos que estábamos en la banda cuando se separó ésta. En ese año sacamos un box-set, «Product», y quisimos salir de gira en América, donde llegó el rumor de que llevábamos esta idea. Nuestros agentes en América nos preguntaron «¿cómo es esto si no hemos estado en contacto ni nada?». Les dijimos que no estábamos reunidos del todo todavía, y ellos «¿bueno y en qué clase de gira estais pensando?», a lo que dije que teníamos pensado organizar una gira de tres semanas. Así que llamamos a todos por teléfono y les comentamos lo que había: gira de tres semanas, perspectivas de sacar algún disco… y ya ves, después de veinte años, aquí seguimos!

– ¿Qué bandas actuales te gustan?

– Hay una banda para la que he estado produciendo llamada Red Track, formada por tres miembros. El single sale a finales de este mes. Son muy buenos, tienen canciones muy logradas y la verdad que no consigo escuchar ninguna melodía ni sonido que me recuerde a ellos. Me levanto por la mañana en muchas ocasiones con canciones de Red Track; como grupo a seguir hoy en día los escogería a ellos sin lugar a dudas.

– ¿Siguen también una línea punk?

– Sí, tienen ese punto punk-beat de Arctic Monkeys, música enérgica con buenas letras y buena música. Un grupo interesante al que recomiendo tener en cuenta.

– Siempre he querido saber el significado de Buzzcocks, ¿cómo se os ocurrió ese nombre?

– Lo leí en el titular de un periódico, rezaba «It’s the buzz, cock», y Howard Devoto visionó Buzzcock. Yo lo ví como un buen nombre para la banda. Realmente no se refiere a nada en concreto.

– Gracias Pete, ¿unas últimas palabras para tus fans españoles?

– ¡Claro! Decir que teníamos muchísimas ganas de empezar esta gira, estamos encantados de poder tocar aquí y esperemos poder volver a ver a todo el mundo lo antes posible.

Comentarios

Comentarios