El regreso de Rock City Angels: entrevista exclusiva con Bobby Durango

«Geffen hicieron todo lo posible por mantenernos abajo» – Bobby Durango.

Veinte años es mucho tiempo; y veinte años es precisamente el tiempo que ha transcurrido entre la edición de «Young Man’s Blues» y «Use Once and Destroy». A pesar de eso, o quizás debido a ello, Rock City Angels han alcanzado el estatus de banda legendaria. Puede que su nombre no suene a todas horas en los medios, pero cuentan con una pequeña legión de fans que llevaban años esperando este momento.

En esta entrevista, Bobby Durango nos aclarará algunos de los mitos que circulan alrededor de la banda. Pero igual que la mala suerte siempre pareció afectar la carrera del grupo, esta entrevista que vais a leer a continuación también estuvo rodeada de fatales casualidades, como que los dos softwares de grabación utilizados en primera instancia fallaran, perdiéndose toda la conversación de cerca de… ¡una hora! Bobby aceptó repetir la entrevista algunos días después, y aunque nuevamente hubo algún problema y no logramos comunicar con él, finalmente pudo realizarse en una tercera ocasión con éxito. Como reconoció el propio Durango, probablemente la primera conversación fue algo más jugosa, aunque esta fue mucho menos dispersa y por lo tanto más clara y concisa. Sin más, os dejo con las palabras de Bobby Durango.

– Bien Bobby, empecemos con «Use Once And Destroy», cuánto más escucho el disco más me gusta.

– Sí, ciertamente es uno de esos discos únicos en su especie.

– Bien, ¿qué nos puedes decir sobre el regreso de Rock City Angels? ¿crees necesaria la vuelta de una banda como RCA en la escena musical hoy en día?

– Sí. Creo que cada vez que aparece una banda con integridad, que realmente tiene algo que decir, que está haciendo música que viene directa del corazón, es siempre algo muy válido. Y sobre todo, no podía ser más importante el hecho de que esté ahora rulando una banda como la nuestra porque hay muy pocas que realmente parezcan ser… quiero decir que tal vez estén intentando poner su alma y corazón en el trabajo que hacen, pero quizá no tengan esa experiencia en la vida que les permita plasmarlo en letras y música. Creo que por suerte nosotros somos una de esas bandas que sí hemos podido lograr interpretar a través de la música lo que intentamos decir a través del corazón y el alma.

– Han pasado 20 años desde «Young Man’s Blues» y «Use Once And Destroy», ¿a qué te has estado dedicando durante todo este tiempo?

– Bueno he estado tocado en otras bandas. Cuando se separaron RCA por primera vez me mudé a Memphis y después de un tiempo pude conocer a un grupo de tíos con los que enseguida hice migas y formé una banda, 4:20, una banda muy interesante en el sentido de que hacíamos algo muy parecido a RCA, pero en un estilo más purista en términos de Rock n Roll, sin la profundidad que tenían RCA. Lo pasé genial en este tiempo, contaba con músicos excelentes a mi lado. Y bueno, al final acabamos separándonos. Dos o tres meses después formé otra banda llamada Tea in Guyana, ¿te bebes el té en Guyana en vez del Koolaid verdad? (risas). Era una buena banda, mucho más experimental, seguía una línea más cercana al sonido de la escena de Seattle. Las dos bandas eran excelentes, la verdad. Cuando se deshizo esta segunda banda volví a 4:20 porque teníamos muchos seguidores aquí en Memphis. Aquella segunda época de 4:20 estaba yendo muy bien cuando el bajista decidió dejarlo. Memphis es que es una escena complicada, porque muchos de los músicos de aquí están acostumbrados a tocar solamente en sesiones sueltas para sacar algún dinero o simplemente carecen de la experiencia necesaria, están empezando, etc… vamos que si no te conviertes en un Rockstar de un día para otro suelen tirar la toalla. Yo cuento con que lleva mucho mucho tiempo conseguir un buen contrato y demás. Pero mucha gente carece de la pasión por llevar su música lejos. Parecía como que cada banda que concebía empezaba muy bien a nivel local y luego alguien empezaba a desanimarse y se acabó, vuelta a lo mismo.

– Veo que al menos sí ibas teniendo la oportunidad de tocar en locales de allí mismo de Memphis.

– Sí, eso desde luego, he estado tocando por todo Memphis. De hecho llegamos a grabar algunas cosillas que estaban muy bien. El otro día estuve escuchando estas grabaciones por primera vez en mucho tiempo y había canciones de las que ni me acordaba (risas). Y en ese tiempo también iba compaginando todo esto con otros trabajos corrientes: llegué a ser camarero, trabajé con televisión por cable un tiempo… muy interesante (risas). Ahora mismo estoyal 100% con RCA, desde el alma y el corazón. Ocupo ya todo mi tiempo en esto, promocionando el disco por mi cuenta. Es mucho mas difícil cuando no tienes detrás un sello discográfico que te pueda echar una mano. Tienes que trabajar duro cuando sólo dependes de ti mismo. Así que ahí se resume lo que he estado haciendo estos veinte años atrás.

– Leí hace unos tres años que estaba a punto de publicarse «Use Once And Destroy», ¿por qué este retraso?

– El tema es que cada vez que recibía algún apoyo financiero para entrar al estudio a terminar de mezclar el disco era inevitable que ocurriera algo que nos impidiera hacerlo. La banda grabó la base de los temas en L.A. en el 2003, para lo que usé mi propio dinero porque Ann Boleyn de New Renaissance Records me dijo que me iba a devolver el dinero que invirtiera yo para poder sacar el disco. Bueno, la chica desapareció del planeta y me dejó en bragas. Aunque esto resultó ser lo mejor que podía haber ocurrido. Lo único malo era que no tenía suficiente dinero para acabarlo, quería volver a Memphis, meter la sección de viento y el órgano y me llevó mucho tiempo reunir el dinero suficiente para entrar al estudio y llevarlo a cabo. Finalmente, el año pasado conseguí reunir el dinero suficiente para encontrar a los músicos, un estudio donde grabar y mezclarlo del modo que yo quería.

– En este disco pareces volver a tus raíces punk, aunque sigue teniendo ese sentimienton de Hard-Rock del «YMB», ¿estás de acuerdo?

– Cierto. Siempre hemos tenido esa actitud punk desde los comienzos de la banda. En aquellos tiempos centramos todo en torno a esta actitud más punk hasta que salió «YMB». En este último disco quería volver a capturar esto para que la gente pueda hacerse con la imagen más correcta del grupo. Porque en toda banda hay más de una cara. En nuestro caso el Punk-Rock fue un factor determinante en cómo comenzamos y también a lo largo de toda nuestra carrera, y nunca he sentido como que se hiciera esto muy evidente. Así que he querido que los fans vieran esta cara del grupo. Aunque también guarda algún toque de la era de «YMB», quería reflejar un poco nuestras dos caras (risas).Bobby Durango en la actualidad

– ¿Tienes alguna canción favorita en el disco?

– Mi favorita diría que es «Psycopath», la que abre el disco, porque es un fiel reflejo de lo que representa la banda de principio a fin. Empieza con un sonido muy punk-rock y luego llega al estribillo y da todo un giro de tuerca.

– Bueno en realidad empieza con unas voces al fondo como de reporteros ¿no?

– Sí, al principio metimos unos samples… bueno en realidad empieza con un extracto del tema «Deep Inside My Heart», el riff de la mezcla de Jim Dickinson y luego estos samples que vienen a describir la intención que tiene el disco y luego como he dicho, empieza fuerte con un sonido muy punk hasta que da un giro brusco hacia terreno RCA clásico. Como digo, para mí esta canción resume todo alrededor de lo que gira el grupo.

– Nosotros hemos marcado «Corrine» como favorita.

– Bueno, «Corrine» es más rockera, más puro rock. También una buena canción.

– ¿Qué tal van las ventas del disco?

– Creo que van muy bien, considerando que me estoy guisando todo yo. Para mí este disco es todo un trabajo de amor a la causa, una carta de amor para los fans. Esto no se puede hacer más evidente cuando a uno le llega el CD por mail o como sea y ve que viene en una funda hecha a mano por mi novia. Vamos, está todo hecho a mano. Es gracioso porque realmente cuesta más hacerlo a mano que del modo convencional en que se hacen los CDs. En mi opinión esto le da un toque más personal, además no me gusta todo ese plástico que suele venir con los CDs, que deterioran el medio ambiente… la verdad que no le encuentro sentido a esto. Mucha gente acaba tirando estos envoltorios de todas formas con que… así mira, más recogido, sin dejar de tener la información necesaria grabada en el pack.

– Volvamos al pasado. Tú consideras «Use Once And Destroy» como tu segundo álbum, pero hay otro disco que apareció en New Renaissance Records hace unos cuantos años… bueno, pues hay esta leyenda que dice que RCA fueron víctimas del sello Geffen porque éste se negó a promocionar «YMB» por temor a que hiciérais sombra a los emergentes Guns N’ Roses. ¿Qué nos puedes decir sobre esto?

– Probablemente sepas tanto como yo. Ni yo mismo sé mucho sobre el tema, pero no le encuentro mucho sentido a emplear tanto dinero en una banda para lanzarlos. Dicho esto, sí que puedo decir que hicieron todo lo posible por mantenernos abajo y evitar que saliera el disco cuando debía. No cumplieron con su promesa de promocionarlo y demás… quién sabe, fue una situación muy extraña. El disco este que salió en New Renaissance no me trae de cabeza precisamente, algunas canciones están bien cuando las pones en contexto con esos años. Se grabaron el 84 y el 85 y eran demos, jamás fueron concebidos para escucharse por una gran audiencia. Me chocó que se publicaran después de «YMB», pero lo que realmente me jodió es cuando me enteré de que Ann Boleyn, la dueña de New Renaissance lo estaba promocionando como el album SUCESOR de «YMB». Con esto se daba la imagen de que era un nuevo álbum y no quiero imaginarme lo que la gente estaba pensando. Debían estar pensando «vaya retroceso después de ‘YMB'». Gracias a dios no era el caso, como digo esas canciones eran demos, la intención nunca fue publicarlos como un álbum oficial más. Por eso no suelo hablar mucho sobre él, si puedo evitarlo mejor.

– Lo que dices sobre meter tanta pasta en una banda… sólo hay que ver la ingente cantidad de pasta que se ha metido en el último disco de Guns N’ Roses…

– Ya lo creo, ¡trece millones de dolares! y el nuestro costó mil ochocientos, qué diferencia ¿no? Pero al mismo tiempo estoy seguro de que piensan que van a recibir unos beneficios masivos a través de este disco. Quién sabe, quizá acabe siendo así algún día no se… hasta ahora no lo parece. Para mí todo eso es otra historia porque para aquella época, cuando salió nuestro disco, existía lo que se llamaban «tax write-offs», podían rescinidir el contrato a una banda si no empezaban ya con la fuerza deseada. Esto ahora ya no existe con lo que no puedes contratar a una banda por intereses exclusivamente económicos. De todas formas está claro que a ESTE disco de los Guns N’ Roses no parece que le vayan a poner muchas pegas. No te preocupes que intentarán venderlo bien.

– De todas formas se os ha relacionado mucho con Guns N’ Roses pero hubiera sido mejor hacerlo con un grupo como… ¿The Throbs quizás?

– (Pausa incómoda) ¿The Throbs? Mira yo personalmente no creo que sonáramos como nadie de esa época. The Throbs aparecieron mucho despúes que nosotros. Cuando empezamos con lo nuestro no había nadie que hiciera música como la nuestra. Pero si he de mencionar a alguien diría que eramos más cercanos a un grupo como The Black Crowes en el caso de «YMB». Es muy difícil comparar a RCA con casi cualquier banda, como digo nadie hacía lo que estábamos haciendo nosotros cuando empezamos; eso sí, muchas bandas harían lo mismo pero despúes ya de haber aparecido nosotros. Con el tiempo la gente pierde la noción de éste en cuanto a música se refiere y por desgracia cuando emergimos fue al mismo tiempo que lo hicieron todas estas bandas glam de medio pelo de segunda generación. Nosotros ya llevábamos mucho tiempo haciendo ese sonido hombre (risas).

– Perdona pero es que me ha sonado muy gracioso esto de las bandas glam de medio pelo.

– Bueno es que para empezar yo no soy un cantante de los que gritan, no tengo un tono muy alto de voz, es un registro bajo más bien y bueno, siempre he considerado que eramos un grupo de Rock sin más. Como digo, por aquel entonces no había realmente ninguna banda haciendo Rock n’ Roll. Mira sinceramente, si tengo que decir que nos parecíamos en el sonido a algo de aquella época, lo que más se acercaba diría que era sacado de canciones como «Beyond Babylon» y «Rough N’ Tumble», más lentas, poperas si quieres, sonábamos más como Tantric.

– ¿Qué nos puedes decir de este segundo álbum que iba a ser grabado, o que lo fue pero nunca salió?

– En verdad nunca fue grabado como un álbum. Yo tenía unas doscientas y pico canciones para ese album. Entramos al estudio y nos pusimos a grabar demos. Entraríamos con ocho-diez canciones y cada vez que volvíamos a la discográfica nos decían «vaya, es de lo mejorcito que hemos escuchado en mucho tiempo… pero no escuchamos un single, una canción que podamos poner en la radio». Menuda bazofia. Ahora escucho todo aquello y lo encuentro fantástico. Tengo diecinueve de esas canciones que distribuyo por mi cuenta, cualquiera puede acceder a ellas en mi página, www.myspace.com\therockcityangels. También se puede encontrar una copia del «YMB» de Jim Dickinson, que difiere bastante del album que salió finalmente con Geffen.

– Sobre eso te quería preguntar, tuvisteis que regrabar «YMB» ¿no?

– Sí. Lo que pasó es que entramos al estudio con Jim Dickinson, un excelente productor que ha trabajado para The Replacements, The Cramps, North Mississippi Allstars, donde están sus hijos… entre otras grandísimas bandas. También es teclista, tocó en «Sticky Fingers» de los Stones, en Derek & The Dominos con Clapton, de hecho es el que toca la sensacional sección de piano en la canción «Layla»,… en fin es un tipo genial.

Bueno pues entramos en el estudio y en 3 meses hicimos un album increíble. «YMB» iba a ser de primeras un disco mucho más conceptual aunque variado en tipos de canciones. Lo escuchó la discográfica y automáticamente deshecharon la opción, nos querían mandar a remezclar el disco. Tengo que decir que Jim Dickinson es ante todo un artista, y esto no le sentó nada bien, básicamente los mandó al infierno. Esto nos puso en una situación difícil porque la discográfica estaba que trinaba con él y decidieron que había que remezclar el disco sin él. Entraron pues al estudio con el que era por entonces nuestro manager, un buen tío pero que de música no tenía ni idea, e intentaron remezclar el disco ellos mismos. Bueno, pues esta versión acabó siendo una porquería, TERRIBLE, porque no sabían de donde partían todas estas canciones.

Jim Dickinson era mi mentor, me enseñó mucho sobre técnicas de producción, de hecho he podido producirme este último disco, he estado produciendo para un grupo punk de chicas que viene de Florida, Angry Pudding, y todo gracias a Jim, me ha enseñado mucho. Entonces cuando vi que su versión no cumplía con MIS expectativas les dije «¿sabéis qué? lo haré yo mismo». Accedieron pero me dijeron que no usara ninguno de los temas de Jim, querían básicamente que partiéramos de cero.

Mientras tanto estamos viendo a Guns N’ Roses y otras muchas bandas sacar sus discos y vender como locos y nosotros ahí atascados en el estudio porque son así de cabrones. Muy frustrante la verdad. Como te digo querían que volviera a grabar el disco entero, ¡con toda la banda! Bueno, fingí hacer lo que me dijeron, pero lo que hice fue usar los temas de Jim pero retocados, así disimulando (risas). Y así el disco que acabas escuchando de Geffen es el disco que hice con el ingeniero Joe Hardy. El disco original con Jim sonaba bien distinto, él podía hacer cosas que no yo no sabía duplicar, era para mí mejor disco que el que salió.

– «Use Once And Destroy» salió justo antes que «Chinese Democracy», lo que resulta algo irónico teniendo en cuenta lo que hemos estado hablando antes ¿no?

– Ni yo sabía lo que estaba pasando (risas). Estaba tan metido en mi proyecto que no quería saber nada de lo que estuviera pasando en la industria discográfica.

– Supongo que te habrán preguntado muchas veces sobre Johnny Depp…

– Sí, no pasa nada. Era un buen guitarrista y fue una lástima que no pudiera seguir en la banda.

– ¿Qué ocurrió con el Festival Serie Z? Estábais anunciados en el cartel y finalmente no tocásteis.

– La verdad es que ni sabía que estuviéramos anunciados para tal festival. Algo oí sobre el tema, que estaban interesados en que fueramos para allá a tocar, y el que entonces era el batería del grupo me lo comentó, que igual nos íbamos para Barcelona.

– En realidad era en Cádiz el festival, no en Barcelona.

– Bueno supongo que ni él mismo tenía ni pajorera idea de lo que estaba hablando. Me dijo que había un festival interesado en que tocáramos y yo le dije que bien pero que cómo íbamos a llegar allí, una pregunta que nunca fue respondida… dijo que lo iba a mirar y tal pero nada… por lo visto no querían pagarnos el viaje para ir. A nosotros nos habría encantado, pero no teníamos los medios para ir. [La versión del promotor es bien distinta, pero no haremos aquí leña del árbol caído, n. del. r.]

– De todos modos seguís teniendo ganas de cruzar el charco y tocar por aquí ¿no?

– ¡Por supuesto! De hecho estamos trabajando para conseguir firmar por algún sello pequeño de por allí para que podamos viajar para allá y salir de gira. Me gustaría tocar en cuantos sitios pudiera, festivales en España, Italia, Dinamarca… es sólo cuestión de financiación, poder volar para allí y volver, eso es todo.

– Nos encantaría veros por aquí por España.

– Sabemos que tenemos un montón de fans en España. Esa es una de las razones principales por las que queremos ir. El fan español siempre parece entender de dónde vienen Rock City Angels, no nos meten en el mismo saco que todas esas bandas de pega que salieron por entonces. Como digo estoy loco por ir para allá.

– La industria discográfica ha cambiado mucho desde comienzos de los 90, ¿crees que ha sido para peor o para mejor?

– Para mejor sin duda. Cuando empezamos nosotros la única manera de hacerse oir por mucha gente era firmando por un sello grande, y hay tanta política involucrada en ello… sabes, tanta mierda. Por suerte ya no es así, puedes sacar un disco tú mismo, hacer uso del iTunes, Amazon… hay muchas más facilidades para el artista. Antes era todo para el sello, a no ser que el artista vendiera millones de discos al sello no le importaba una mierda lo demás.

– ¿Qué puedes decirme de España? ¿Hay algún sitio donde te gustaría ir?

– He escuchado tantas cosas fantásticas sobre España…. Mi novia estuvo hace dos años y dice que se lo pasó en grande. Fue a Mallorca y dice que le encantó; también fue a Barcelona, le pareció preciosa… Sobre Madrid no conozco mucho. Mi novia me cuenta que sí que encontró problemas para encontrar sitios donde hubiera música en directo, eso sí. La gente no parecía saber más que de discotecas y demás.

– ¿Quieres añadir algo más para tus fans en España?

– Estoy muy emocionado por volver a tocar. Tengo ganas de satisfacer a los fans de los RCA clásicos, los actuales, y especialmente a los que siempre han querido vernos y no han podido. ¡Un saludo a todos!

Comentarios

Comentarios