Entrevistamos a Joe Lally (Fugazi) a su paso por Zaragoza

«Estoy interesado en volver a grabar con Fugazi» -Joe Lally-

Hace unas semanas tuvimos a Joe Lally, el que fuera bajista de los imprescindibles Fugazi, de gira por nuestro país. Aprovechamos la ocasión para abordarle antes de su concierto en La Lata de Bombillas de Zaragoza y casi le dejamos sin cenar, aunque muy amablemente se prestó a la larga entrevista. Pero dejemos que él mismo se explaye…

– ¿Cómo está siendo la gira por España hasta el momento?

– ¡Fantástico! Especialmente en España de verdad. Hicimos un solo show en Italia para venir directo aquí y de verdad, me he encontrado con un público estupendo en los conciertos que he dado aquí el último par de años. No sé por qué, pero la gente siempre parece prestar mucha atención a lo que hacemos, así que hemos tenido muy buenos conciertos todas noches. ¡A ver ahora si el de esta noche no va a resultar como estos anteriores! (risas).

– Hoy es el último día, así que ¿cómo va a acabar el tour?

– (Risas) Esperemos que sea un buen show. Somos la única banda, así que trataremos de tocar todo el material del que disponemos. Nosotros tres nunca habíamos tenido la ocasión de tocar juntos durante tanto rato, será la primera vez, ésta no será más que nuestra sexta actuación juntos. Lógicamente cada uno de nosotros no teníamos tanto material, así que hemos estado tratando de recordar todo cuanto podemos tocar para poder hacerlo durante más rato.

– Acabas de editar tu segundo disco en solitario, «Nothing is Underrated», ¿cómo te sentiste al grabar en solitario de nuevo?

– Surgió de la necesidad, cuando Fugazi decidió tomarse un descanso yo acepté, no sin darme cuenta de lo difícil que resultaba no tocar con ellos y yo realmente necesitaba seguir, la musica seguia viniendo a mí. Traté pues de hacer musica sin esos tres tipos, trabajando sin cesar en este sentido hasta que decidí trasladarme a Italia. Hasta entonces me había estado moviendo por USA. La música estaba siendo diseñada para tocar con distintas personas. La gente podía simplemente unirse a mí e improvisar sobre la marcha. Recientemente encontre a Elisa esperando poder formar una banda; en este tramo de gira [estamos] con Emanuele Tomasi a la batería. Al mes que viene hago gira por Australia con gente que no conozco de antes. Y cuando vuelva de Australia me pondré manos a la obra con el tercer disco que va ya cogiendo forma.

– ¿Qué diferencias con el álbum de debut «There to Here»?

– Bueno, aparecieron bajo circunstancias diferentes. En el caso del primero, llevó mucho tiempo pensar en cómo podíamos plasmar la música en un álbum y cómo debian estar constituidas las canciones. Al mismo tiempo que nos sintiéramos bien con ellas. Conforme avanzábamos más íbamos sabiendo mejor por dónde tirar. En el segundo álbum tan solo quería sacar otro disco, no quería que pasara un largo periodo de tiempo. Así que el primero llevó mucho tiempo concebirlo, sacar cómo sería hecho y acabó siendo concebido de tal forma que ni yo comprendía cómo estaba materializándose. En el segundo sabía lo que quería hacer y cómo debía grabarse, así que fue más rápido todo, me aseguré de que quedara todo bien plasmado. Esto pasó justo antes de que me trasladara a Italia hace un año. Este tercero he decidido que me voy a tomar mi tiempo, quiero sentirme bien con él y pensar la dirección que quiero tomar. Como dije encontré a Elisa, ella me está aportando ideas. Yo ya había estado tocando mucha guitarra y escribiendo algunas de las canciones del tercer álbum este verano pasado. Repito con la guitarra, no son mi fuerte los acordes así que no había acordes en las canciones que estaba escribiendo. Ahora es cuando puedo comentarle a Elisa «ey, ¿puedes hacer esto y lo otro, meter este acorde junto con esta nota?» etc… y por encima de todo eso podemos escribir los dos juntos. No sé cuándo pasaremos a grabarlo, aún estamos uniendo las piezas pero estoy contento de tener a alguien con quien poder trabajar.

– ¿Qué nos puedes decir sobre la gente que ha colaborado en este disco?

– Bueno el proceso en el que aparecía gente con quien tocar ha sido muy rápido. El primer álbum tocaba yo solo, bajo y voz. Cuando volví a casa de la primera gira empecé a tocar con gente, distintas canciones, viendo quién podía acabar grabando conmigo. Así que practiqué con distintas personas y de alguna manera me fui quedando con dos de ellas, pasando a tocar en estudio y las canciones venían a salir segun tocaban estas dos personas sobre lo que ya había en primer lugar, así que fue decidido en el estudio. Algunas veces era toda una banda, yo tocaba un riff y ellos añadían lo suyo, pensando a veces «¿puedo cantar sobre este trozo?» Fue una experiencia totalmente distinta para mí porque nunca había empezado un proyecto en solitario con una banda completa. Fue pues un proceso extraño aunque muy dinámico, con gente que ya conocía, Ian Mackaye de Fugazi, Jerry Bushrow que tambiénb había tocado con Fugazi, mi amigo Scott Winerick, de Obsessed y Hidden Hand y todas las bandas en la que había estado, un buen amigo de hace tiempo,… fue cogerlos por banda y meterlos al estudio, gente con la que tenía la suficiente confianza. Respecto al segundo álbum había salido a tocar con otra gente antes. Una banda con la que me entendía muy bien fue Capilary Action, su teclista (Sam) por aquel entonces y su bateria (Ricardo), les fueron presentadas las canciones nuevas para posteriormente completar una gira. Como se puede ver las colaboraciones vinieron desde varias direcciones y de una forma más esporádica, no muy intensa. En lo que va a ser el tercer álbum, mi trabajo con Elisa será más intenso, como cuatro canciones ya van cogiendo forma, mandaré la parte de percusión a Ricardo en USA y todo parece indicar que grabaré allí, pero como digo aún no sé exactamente cómo vamos a hacerlo, quizá simplemente en mi ordenador (risas) y tengo que cruzar el charco exclusivamente para grabar allí, no es tan sencillo.

– ¿Dónde has encontrado inspiración para componer todas estas canciones? Porque algunos fans de Fugazi se pueden sorprender con este tipo de música…

– Molaría que les sorprendiera. No sé si es tan salvaje el cambio para provocar tal shock. Como digo ojalá fuera así, ojalá les resultara brutalmente salvaje el cambio y entraran en estado de shock (risas) pero no sé si es el caso. La inspiracion viene de todos lados, bandas que he visto tocar me han aportado inspiracion… pero después de un tiempo cuando todo lo que eres es música, la inspiración te la aporta la gente que conoces, las cosas que uno ve, los distintos lugares que uno visita, escapadas, animales,… en resumen, la vida en sí. Con el segundo álbum tuve la oportunidad de viajar a Brasil yo solo, grabé aquella experiencia, pude tocar allí con músicos brasileños. Aquello fuetremendamente inspirador porque la musica allé está en el aire ¿sabes? Te das un momento para simplemente escuchar, y te sale empezar a escribir canciones. Conforme íbamos viajando por allí escribí «Motora», «Skin & Bone» también está relacionada con haber estado allí. También había estado allí con Fugazi, realmente es un sitio muy ‘Heavy’ donde ir. Hay ciudades como Sao Paolo, contaminadas y desordenadas pero al mismo tiempo es maravilloso. Quiero decir, está todo completamente jodido, patas arriba, pero aun así me encanta, no sé cómo explicarlo. La gente es estupenda, hay lugares totalmente caóticos, gubernamentalmente jodidos. En fin que ver cómo estaban allí las cosas, como vivía la gente,… fue una fuente de inspiración muy rica de cara a la labor de composición del segundo disco.

– Todavía grabas con Dischord Records, ¿qué crees que ha significado este sello para la escena underground americana?

– Bueno, sí ha tenido su sitio en la escena «underground», en la que pueden confluir muchos estilos de música. En este caso podría hablarse de la escena Hardcore y bueno, hubo un gran cambio en la época entre los años 80 y 85. Sobre todo en el 85. Y ahora en el 2009 fíjate si ha pasado tiempo. A estas alturas ya no van a cambiar las cosas, Dischord es lo que es y ha servido su propósito de sacar a la luz todo cuanto veían que podía ser interesante en esa zona. Yo mismo a pesar de no estar viviendo ya allí no tengo ningún interés en cambiar de sello, yo ya estaba asociado al sello antes incluso de conocer a Ian, Guy y Brendan. Quería conseguir un trabajo en Dischord. Desde niño estuve maravillado por los suburbios y cuando me enteré de la existencia de este sello que me quedaba cerca y que mucha de la gente que había visto actuar estaba en bandas, salían a tocar, sacaban discos… esto fue la gota que colmó el vaso. Atrás en los 80 solía ser así, la gente empezaba en sellos que les quedara por la zona donde residían y demás, algo que define bien a la cultura norteamericana, el gran apoyo que existe a nivel local. Dischord simplemente ha seguido con los mismos ideales con los que empezaron.

– ¿Y cómo es Joe Lally a la edad de 45?

– Bueno ahora un poco cansado, perdiendo mi voz por momentos… (risas) ¿Como soy yo? no sé, un buen tipo supongo (más risas), aún interesado en hacer música que me resulte interesante a mí. Siempre es un reto tratar de hacer algo que no te recuerde a otra cosa, tratar de hacer algo nuevo es un reto increible, muy dificil.

– ¿Qué fue lo que te empujó a crear música?

– Me niego a hacer cualquier otra cosa. Tenía un buen trabajo en la NASA, en realidad con una contrata, no trabajaba para el gobierno. Trabajaba con ordenadores, impresoras, discos duros, cintas analógicas, digitales… trabajo de conserje de las máquinas y programadores. Y lo dejé. Llevaba cuatro años y lo dejé para meterme a currar en la carretera, acompañando a bandas y demás. Es que era lo único que tenía sentido para mí. Por aquel entonces la NASA, quiero decir la contrata de NASA, habría pagado mis estudios para aprender sobre ordenadores, lo cual me hubiera servido de gran ayuda por aquel entonces si lo piensas. Me habría venido de perlas recibir aquella educación, ahora mismo no sé hacer otra cosa más que lo que hago, no estoy entrenado para nada más. No me arrepiento de todas formas de lo que hice porque simplemente no me llena tanto como esto. Llegué a rogarles a una banda de Dischord, Beefeater, que por favor me llevaran con ellos en su gira de dos meses por USA, hasta entonces no había salido muy lejos, ni siquiera había volado en avión. Me tiré a la piscina y me sentía a gusto haciéndolo. Recuerdo que en esa gira no asistió mucha gente a los conciertos porque eran prácticamente desconocidos, yo pensaba que nunca entraría en una banda porque yo los veía como los mejores, así que dije «bueno, al menos como ayudante de carretera…».

– Fugazi fue una banda que inspiró a mucha gente y demostró que el arte puede prevalecer sobre el negocio. ¿Fue algo difícil de hacer en una sociedad capitalista como la norteamericana?

– No, no fue tan difícil. Pudimos hacer lo que quisimos de la forma que quisimos. Habría sido muy difícil si nadie hubiera estado interesado en lo que estábamos haciendo ni hubieran venido nunca a nuestras actuaciones, habría sido difícil nuestra existencia. Pero bueno fuimos siendo cada vez más populares, no la más popular de Norteamerica y tal, pero había suficientes seguidores como para sostener el movimiento y llevar las cosas a un nivel en el que disfrutábamos. Nunca tocamos en grandes festivales, no nos resultaba interesante, nos gustaba crear nuestro propio show, aparte de cuando teloneamos a Mike Watt, cuando Firehose, e hicimos un show en DC abriendo el cartel para Sonic Youth en una ocasión. Preferíamos hacer shows exclusivos de Fugazi, en ocasiones con alguna banda tocando antes que nosotros, pero nos gustaba controlar todo el ambiente que envolvía al espectaculo, ese era el objetivo. Por eso digo que si pudimos hacer lo que quisimos. El capitalismo es un concepto… bueno, yo no creo realmente en conceptos, pueden ser interesantes pero no puedes pensar ni hacer nada que pueda ser interesante si va adherido a una determinada corriente politica. América por ejemplo, si realmente quiere ser capitalista, no puede atraer elementos que necesitan de por ejemplo el socialismo, el comunismo, no pueden meter una ideología distinta. Pero en resumidas cuentas, que se dediquen a gobernar sin más ¡coño! ¿No es ese el objetivo? Crear un entorno que sea ameno y agradable para la gente, donde el sistema funcione en favor de la gente. ¿Por qué no vamos a poder incluir elementos del socialismo? Somos adultos inteligentes (risas), abre la mente, el obcecarse con una política determinada solo puede llevar al colapso total, a la destrucción.

– ¿Crees que los Estados Unidos van a cambiar mucho con Barack Obama?

– Creo que van a cambiar porque necesitan hacerlo, no concibo que nadie piense que cualquier novedad por venir no tenga que suponer un cambio, porque hemos tocado fondo creo yo. Realmente espero que haya cosas interesantes por venir porque hay tanto que arreglar que cuatro años no son suficientes. Algunas cosas sí que han cambiado, es un mensaje al mundo como «ey, nosotros sí que os queremos a la gente del resto del mundo». Quiero decir, la administración de Bush hizo tantos enemigos… para mí no representaba al ciudadano medio americano, aquello de «o estas con nosotros o contra nosotros». Así que esta persona para mí, aunque fuera incluso reelegida no está representando América y destruyó el lugar. Creo que Barack Obama está en una buena situación para implementar un cambio porque no tiene nada que perder, así que creo que puede lanzar ideas extremas. O sea ¿qué más da? ¿A estas alturas por qué no te aventuras con algo más impactante? Él sabe que ha sido elegido por gente que quiere algo distinto , gente joven y él mismo es más joven. Algunos de los candidatos parece que fueran a romperse en cualquier momento.

– ¿Qué crees que queda del Joe Lally de Fugazi?

– Yo creo que soy el mismo. No me han enseñado a hacer música de una forma determinada, no me han enseñado a tocar mi instrumento de una forma determinada, he tocado con distintas personas, aprendiendo sus canciones. A veces he tocado con gente sin pensar mucho en las canciones pero eran interesantes de aprender, para luego olvidarlas, o sea simplemente dedicarme a la música. En ese sentido me siento igual ahora que antes.

– ¿Qué estás escuchando últimamente?

– El otro dia escuchamos High on Fire, una de las cosas más modernas que hemos estado escuchando, y de antes pues escuchamos a Dylan. No sé, eso he estado escuchando en el viaje (risas).

– Se sabe que Fugazi no hacían merchandising, ¿es este el caso de Joe Lally?

– No he tenido la energía como preocuparme por este tema (risas), probablemente debería, cada día va a ser más costoso pagarse el alquiler de la furgoneta, la gasolina,… y luego la cantidad de peajes que tienes que pagar en las carreteras italianas, francesas y españolas para mantenerlas, todo esto cuesta su dinero. Pero bueno no sé, quizá algún día haga camisetas, a día de hoy es algo que no me inquieta mucho. Lo que sí que tengo pensado algo es escribir algo así como un libro. Bueno, no es exactamente un libro, sería más bien en formato de cómic. Prefiero hacer algo así y venderlo, aunque eso ya va a llevar bastante más tiempo. Más interesante que una camiseta ¿no? (risas)

– ¿Volveremos a ver un disco de Fugazi?

– La verdad no lo sé, yo estoy preparado para trabajar en uno, yo pensaba que nos estaba yendo bien y de pronto tuvimos este parón, pero vamos yo sí que estoy interesado.

– ¿Ian y Guy están de acuerdo?

– Supongo que es que cada uno está llevando su vida aparte ¿sabes? y la verdad que tiene sentido tomarse un descanso. Brendan tiene cuatro hijos, yo uno, todos a estas alturas tenemos al menos una criatura. Coño, si tienes cuatro hijos tienes que estar con ellos ¿no? Los niños NECESITAN a sus padres.

– ¿Y otros proyectos como Black Sea y Ataxia?

– No parece que vuelvan a llamar a la puerta. No parecen necesitar volver atrás, Shelby, Selka, con quién trabaje en Black Sea, ahora está trabajando en una banda llamada Cassettes, y John y Josh están como en un mundo musical completamente distinto. Josh acaba de empezar con su nueva banda, Overdue. Él canta, toca y la guitarra entre otras cosas, todo un multiinstrumentalista, con mucho talento, compone, toca el piano, etc… La última vez que hable con John éste había visto tocar a Josh en vivo por primera vez. Ellos ya habían estado tocando juntos durante once años pero es la primera vez que lo había visto hacer una actuación entera por sí solo. En fin, esa gente está siempre muy liada. John ha estado estudiando máquinas y va a hacer una fiesta ‘Rave’ y va a montar una fiesta en Inglaterra con los ‘Nation Snares’. John es intenso, no se anda con tonterías.

– La última Joe, para los fans de Zaragoza, ¿Te volveremos a ver otra vez por aquí?

– Definitivamente lo intentaré, estoy hoy aquí porque la gente sabe lo que fue y es Fugazi, y estoy muy contento de poder estar aquí y dar estos conciertos. La gente ha sido maravillosa y hemos pasado grandes momentos y me encanta conducir por España. Cuando estás de gira no puedes pararte a conocer bien a la gente, salir por ahí, visitar muchos sitios,… pero al menos conduces por el país, ves paisajes y te transmite cosas. Este ha sido un gran viaje, y además estamos aquí al lado en Italia, así que seguramente pueda volver claro. Ya iremos viendo. Ahora estoy más metido en componer que en hacer giras, ahora tengo dos en USA y una en Australia, así que aún me llevará tiempo volver, no sabría adelantar cuándo.

– Gracias Joe, esperamos ver un buen concierto esta noche.

Comentarios

Comentarios