The Stranglers – Madrid (Joy Eslava 29-01-09)

La personal mezcla de actitud Punk y elegancia New Wave que tanto caracterizaron a los Stranglers mostró su presencia de nuevo el pasado jueves sobre el escenario de la madrileña sala Joy Eslava, con el guitarrista que definitivamente sustituyó a Hugh Cornwell (tras abandonar este la banda en 1990 para, según él, dedicarse a su carrera cinematográfica, aunque actualmente toca por pubs de Inglaterra explotando aún nombre e imagen de sus abandonados stranglers) Baz Warne y con un discípulo de Jet Black (su batería habitual cuyos recién cumplidos 70 años y su delicada salud no le han permitido estar en esta nueva gira española).

A esta formación pertenece el álbum que supuso su auténtico renacer, “Norfolk Coast” (04), y su más reciente entrega, “Suite XVI” (06). Una formación mítica que se reunió hace poco y que ya actuó en Madrid el pasado verano durante el festival Summercase, pocos meses después, y con más de treinta años de trayectoria, la banda inglesa llega a España para presentar su gira ‘Hits Tour’, siendo las canciones que los llevaron al estrellato, protagonistas en el setlist de esta gira, que dicen, será la ultima para la banda (aunque eso ya lo veremos más adelante, supongo).

Teloneados por The False Friends, a las 21:30 en punto saltaron al escenario The Stranglers, abriendo el concierto con “Waltzinblack” provocando gran revolución entre los numerosos y exaltados seguidores que allí nos encontrábamos, dos temas más y tras “Peaches” (que junto con “Strange Little Girl” y “Walk on by” fueron por afinidad los momentos más emotivos para quien os escribe) deja de escucharse la voz y hay un fallo general del sonido, que provocó que la banda tuviera que retirarse del escenario y durante más de cinco minutos el equipo humano de la sala ocuparse de reparar lo ocurrido para que el concierto pudiera transcurrir con normalidad (la verdad es que aunque es una sala que posee un gran sonido, siempre ocurre alguna incidencia o desajuste del sonido durante los primeros minutos de concierto).

Vuelta al escenario y como si nada hubiera pasado, enseguida se retomó el ritmo de este gran concierto, las tocaron todas: «Hanging Around», «Golden Brown», «Always the Sun», la mítica versión de The Kinks «All day and all the night», «Something Better Change… y cerraron el concierto tras su segundo bis con el esperado y coreado “No More Heroes” convertido ya en un himno.

Ya sé que no es la mejor formación, que no es el mismo cantante, que faltaba el batería original, pero sinceramente, Stranglers ha sido uno de mis conciertos de la temporada (y queda mucha y muy potente): grandes canciones, bien ejecutadas y entretenida puesta en escena que hacían disfrutar de una banda que nunca pensamos poder ver en nuestro país tantas veces y en tan poco tiempo transcurrido. Queda la fecha de Bilbao el próximo lunes y la verdad es que personalmente se lo aconsejo, dén una oportunidad a esta formación y vayan a ver a Stranglers.

Comentarios

Comentarios