GLAM SLAM III – Barcelona (La Nau 29-01-09)

Una entrada verdaderamente floja, la registrada en esta nueva edición de la gira Glam Slam, la cual parece que, a pesar de no congregar en ninguna ocasión a grandes audiencias, se ha convertido en una asidua de nuestros escenarios.

Quizá sea la crisis, quizá la inabarcable oferta de conciertos que vivimos en estos tiempos, o que el concierto cayó en día laborable; el caso es que apenas sesenta personas se dieron cita en La Nau, para un cartel realmente jugoso: Beautiful Creatures, Bang Tango y Faster Pussycat, apoyados por los locales Star Velvet Revolution. OK, no creo que nadie a estas alturas, asista a un show de estas características sin saber lo que se va a encontrar. En la mayoría de los casos son bandas diezmadas, con uno o dos miembros originales a lo sumo, y con un nivel de popularidad rayando el underground…….y que? Todo lo anterior es cierto, pero no lo es menos que el grado de entrega de este tipo de bandas es superior al de muchas formaciones actualmente en la cresta de la ola. Que tocan para sesenta personas? No hay problema, van a dejarse la piel de todas formas.

Entrando ya en materia, abrieron fuego los barceloneses Star Velvet Revolution, un trío de hard rock de la vieja escuela, que demostraron muy buenas maneras sobre el escenario. Desgranaron unos cuantos temas de sus dos discos (a destacar una soberbia “Breakin’ you Down”) y una gran versión de “Draw the Line”, de Aerosmith.

El momento surrealista de la noche vino con la aparición “sorpresa” de un grupito de jovencitos italianos, llamados Knight, que nadie supo de donde salieron. La única frase que se me ocurre para describir su actuación es “vergüenza ajena”. Next band, please….

Beautiful Creatures tomaron el escenario, atacando “Straight to Hell”, de su segundo disco, “Deuce”. El sonido era algo embarullado, pero la entrega de la banda lo suplía con creces. Joe Leste no ha perdido ni un ápice de su carisma escénico, y, a pesar de tener una costilla rota, no estuvo quieto un momento. Hay que decir que la única diferencia entre el show de Beautiful Creatures y el de Bang Tango fue el set list, ya que era la misma banda (¡!) Estas cosas solo pueden pasar en un Glam Slam…

El set estuvo muy equilibrado, conteniendo temas de ambos discos, aunque destacaron muy por encima los de su incendiario debut. Así, sonaron cosas como”1 AM”, “Wasted” o la devastadora “Ride”, con un Alex Grossi (guitarra) enloquecido; mención aparte para el batería., Timmy Russell, soberbio durante los dos shows. La banda se lo estaba pasando de muerte, intercambiando bromas continuamente entre ellos y también con la escasa pero entusiasta audiencia. El final fue frenético, con una acelerada y algo caótica versión de “Whole Lotta Rosie”, y “Kick Out”, otro fantástico tema de su debut.

Sin prácticamente pausa alguna, la banda volvió al escenario para acometer el set correspondiente a Bang Tango. En mi opinión no fue tan brillante como el de Beautiful Creatures, pero indudablemente tuvo sus momentos. “Attack of Life”, tema que abría su ya clásico “Psycho Café” sirvió como apertura, seguidas de “Ready to Go” y la excelente versión de T-Rex, “20th Century Boy”. Casi todo el concierto estuvo basado en el citado disco, obviando por completo su olvidadísimo aunque excelente “Love After Death”, del cual, personalmente hubiera agradecido la interpretación de “My Favourite 9”, sin duda mi tema favorito de Bang Tango. Para el final, lo mejor: la emblemática “Dancin’ on Coals”, una gran versión de “Highway to Hell”, con intercambio de instrumentos incluido, y la inevitable “Someone Like You”, que alargaron hasta el infinito, con Joe Leste revolcándose por las tablas.

Faster Pussycat salieron a escena bien entradas las doce de la noche, arrancando con el tema titulo de su reciente disco “Power and the Glory Hole, seguida de “Cathouse”. Gran comienzo, sin duda. Puede que Taime Downe este más fondón, que tuviera una ronquera importante, pero sigue siendo un inmenso frontman. Con un atuendo muy Manson primera época, y fumando sin parar, llenaba completamente el escenario, aunque estaba muy bien flanqueado por los ya veteranos Danny Nordahl y Xtian Simon, y el tremendo Michael Thomas, que dio un autentico recital de riffs. Los temas de su nuevo disco, como “Porn Star” o “Sex, Drugs, Rock n’roll” no desentonaron al lado de los temas clásicos, léase “Bathroom Wall” o la coreadísima “House of Pain”, durante la cual Joe Leste subió a escenario a hacer coros. Aunque el show fue bastante corto, hubo tiempo para la extraordinaria “Shut Up and Fuck”, de Betty Blowtorch, tema que interpretan siempre en directo desde la desaparición de Bianca Butthole, y que han incluido en el nuevo disco. “Babylon” sirvió de precipitado cierre, sin ni siquiera tiempo para un bis. Jamás entenderé el tema de los horarios en esta bendita ciudad. Pero eso es de otra película.

Probablemente ninguna de estas bandas vuelva a levantar cabeza comercialmente, pero desde luego saben como ofrecer un autentico show de rock n’roll. Una gran noche para unos pocos afortunados.

Comentarios

Comentarios