Sham 69 – Milán (12-12-08)

Esta vieja y clásica banda de punk británico y representantes del movimiento Oi, se encuentra girando por el viejo continente en lo que dicen será su “Farewell tour” y qué mejor plan para un frío viernes noche de Diciembre que el de volver a disfrutar de sus viejos himnos obreros y reivindicativos.

Pobre asistencia en la sala. Poco más de 60 personas y público talludito en su mayoría, mucha marca Lonsdale en las vestimentas de los asistentes, sobre lo cual bromearía Tim V, el nuevo vocalista de la banda. Asusta pensar si en pleno 2008 acude tan poca gente a un concierto de este tipo, que pasará dentro de diez años. En fin.

Abrieron la velada los suizos Knives Out. Un jovencísimo grupo de skate-punk que ofrecían su primer concierto fuera de su país. Jugando a ser mayores, obtuvieron una fría acogida por parte del público que sólo mostró interés cuando rindieron tributo a los Misfits con una versión de “Halloween”.

Unas cervezas para calentar y a gozar de los británicos. Salieron con ganas de agradar, en la primera parte del show ya dejaron caer clásicos como “Hurry up Harry” o “Everybody’s Right Everybody’s Wrong”, alternándolos con unos pocos temas de su última entrega “Hollywood Hero”.

Hicieron un fiel repaso a sus primeros singles & LP’s: “That’s life”, “Angels with Dirty fFces”, I don’t Wanna”, … De la formación original sólo queda el guitarrista Dave Parsons que se mantiene en una forma envidiable, uno de los más efectivos y menos valorados del Punk de finales de los 70’s.

Tomaron la recta final del concierto con sus clásicos “Rip off” y “Borstal Breakout”, que sonó a gloria bendita entre fuertes hedores sobacales tan característicos en estas situaciones, siendo uno de esos escasos momentos en el que el pogo cobra sentido. Se despidieron, cómo no podía ser de otra manera con “If the Kids Are United”. “It doesn’t atter if you’re black or white, it doesn’t matter if you’re a punk or a redskin, if you’re young or old….if the kids are united, they won’t be divided!!!” fueron las palabras introductorias al más famoso tema de la banda.

Cuando nadie se lo esperaba y ya estaba la música sonando por el PA, volvieron al escenario para rematarnos con “Sunday mMrning nNghtmare” poniendo, esta vez sí, fin a la velada. Esa noche estos veteranos nos cuidaron la mar de bien.

Comentarios

Comentarios