Ross the Boss –“New Metal Leader” (AFM 2008)

Vaya por delante que soy fan absoluto de Ross the Boss en su vertiente mas metálica (y de su trabajo en Dictators, por supuesto); y que considero los cuatro primeros discos de Manowar, obras capitales en la historia del heavy metal -digo esto sin el mas mínimo atisbo de ironía-. Cuatro trabajos irrepetibles, con temazos enormes, repletos de riffs demoledores, y loas a los dioses nórdicos.

¿Por qué comienzo diciendo esto? Pues porque este disco me ha decepcionado enormemente. De entrada, no esperaba esta repentina vuelta de Ross the Boss al mundo del metal, aunque esto, a priori, resultaba un aliciente. Quizás fuera la reunión con sus antiguos compañeros de banda, para aquella fantástica actuación, como cabezas de cartel del Earthshaker Festival, en 2005. Desgraciadamente, esas expectativas se han ido esfumando, a medida que he ido escuchando los temas que conforman este “New Metal Leader”. Desde luego, Ross no puede aspirar a ser el nuevo líder del metal, respaldado por una banda tan mediocre. Músicos alemanes de segunda fila (sin animo de ofender), que desentonan al lado de un maestro de las seis cuerdas como el antiguo hacha de los de Nueva York.

El disco es puro heavy metal, eso no lo puede poner en duda nadie, y la labor de Ross the Boss es impecable: escupiendo riffs y solos de su Les Paul a diestro y siniestro; PERO (sí, hay un pero muy grande), los temas son tan rematadamente estereotipados, y la banda es tan limitada, sobre todo el cantante, que todos esos riffs no sirven para que los temas atrapen. Obviamente, hay buenos momentos, como la inicial “Blood of Knives”, “I got the right”, o “God of Dying” (Manowar por los cuatro costados); algún tema mas hard rockero como “May the Gods be with You”, pero desgraciadamente abundan mas los temas mas mediocres. “Constantine’s Sword”, por ejemplo, donde quedan patentes las limitaciones del cantante; y no digamos ya ese engendro llamado “Matador” (sí, amigos, la cosa va de la cochambrosa fiesta nacional) que es de vergüenza ajena.

No puedo decir que el disco sea un desastre absoluto, pero de alguien como Ross the Boss, se espera muchísimo más. En fin, esperemos que si vuelve a grabar un disco de heavy metal, se rodee de musicos mas capacitados, o directamente, que vuelva de una vez a Manowar. Eso sí que sería muy grande.

[amazon_link asins=’B00004SJJ8,B008E008PK,B001C3KCUM’ template=’ProductCarousel’ store=’rockandrollar-21′ marketplace=’ES’ link_id=’4f91fbe1-c3df-11e7-a093-0908be1667a3′]

Comentarios

Comentarios