FREAKY FREAK FREAKLAND!!:AVENTURAS Y DESVENTURAS DEL CABALLERO PEPE KUBRICK.

La capital de la región del Bierzo, Ponferrada, sufre anualmente una extraña invasión de seres de diversa vestimenta y procedencia unido por un único objetivo: la diversión sin mesura.

En esta ya séptima edición, además de las habituales actividades, los asistentes podrán disfrutar de la I Semana de Cine de Terror Clásico, a la espera de transformarse en una sección fija de este aclamado festival.

Pero… ¿Acaso solo unos datos pueden darnos la perspectiva informativa que tal evento se merece? Para ello hemos preguntado a un icono “timbero” que edición tras edición ha demostrado su valía como duro luchador de la añorada “copa Freak”: Pepe Kubrick, ponferradino de pura cepa cuya verborrea y buena memoria (en este tipo de eventos conviene tenerla) nos van a abrir los ojos del evento musical de estas vacaciones ¡¡¡El Freakland festival 2008!!!

“Me piden que cuente algunas anécdotas sobre el Freakland, labor a la que me dispongo con gran labor recordatoria, cual Proust del Rock and Roll, y sin exprimirme demasiado la cabeza se me vienen a la mente imágenes realmente salvajes de personajes absolutamente irrepetibles en esos días de Semana Santa en los que la pequeña y acogedora ciudad de Ponferrada se convierte en un pozo de felicidad para todos los amantes de lo “underground” (con perdón), el Freakland, que más que un festival es una fiesta, en lo musical poco a poco va encontrando su identidad, intentando abarcar todas las propuestas posibles que permite un abanico, se diga lo que se diga, tan amplio como el del Rock and Roll… yo personalmente he tenido la gran suerte de ser presentador de multitud de bandas en ese escenario y de compartir mis mejores vinilos con el público asistente en las distintas allnighters, pero el Freakland es mucho más… fuera del escenario, de los backstages o de los bares, se suceden las más variopintas aventuras en los más singulares escenarios… el Freakland se desarrollaba principalmente en la sala Cotton (ahora ampliada y llamada La Vaca) y en los distintos bares de Rock and Roll de la ciudad, pero en cualquier momento, en cualquier bar de viellos, en cualquier tasca de patatas bravas y chatos de tinto, te puedes encontrar a un Robertez o a personajes de esta calaña, discurriendo los más disparatados monólogos ante la atónita concurrencia… también es inevitable recordar a buenos amigos que eran habituales del Freakland y se han quedado por el camino (Kike Turmix, Paquito Bendito.. un abrazo donde quiera que estéis, hermanos) o bares que eran nuestra segunda casa (Barracuda, Saloon… lugares irrepetibles y regentados por la mejor gente posible), este va a ser el primer Freakland sin el Saloon, veremos como lo llevamos…

magazine images

Pero bueno, pensemos en las cosas alegres… yo creo que el “freak” que acude al Freakland es “freak” las 24 horas del día, esté en un concierto, en una allnighter, o en la cola del Carrefour comprando latas de cerveza… el estímulo por conseguir la mítica Copa Freak, que atestigua que el poseedor es algo así como el más mongol sobre la piel de toro que es nuestro país, sirve de acicate para que los asistentes liberen todo tipo de pudores, vistan (o desvistan) sus mejores galas, o inventen los más pintorescos disfraces… en las primeras filas de los conciertos es normal que encuentres exhibiciones de órganos genitales auténticos, bailes selváticos, o gente de todos los tamaños y colores volando literalmente por los aires… y bueno, ya paso a contar mi anécdota favorita del Freakland y que ilustra perfectamente toda mi parrafada anterior… fue el año que, con justicia, ganó la Copa Gerardo, el bullanguero guitarrista de los descacharrantes Los Chicos… estábamos en otro llorado bar (El Minero, los mejores sol y sombra de mi vida), a eso de las 9 o 10 de la mañana, los bravos supervivientes de la noche anterior, y camino a no sé sabe donde, ya por la Avenida de España, Gerardo se paró en medio de la carretera totalmente beodo y se colocó el botellín de cerveza que llevaba encima de su redonda cabeza, acto seguido el así llamado Robertez se quitó su cinturón del Rock, y desde una distancia prudencial y bien medida, cual Indiana Jones de descampado, agitó su cinturón a modo de látigo y de un certero golpe… ¡zas!, arrebató el botellín de la cabeza de Gerardo con una limpieza impoluta sin despeinarle un solo pelo al susodicho (cosa no muy difícil, los que conocen a Gerardo saben por qué lo digo), quien reía como un bebé inconsciente del peligro que se había cernido sobre su cabeza si no fuera porque el pulso de Robertez es tan certero como su habilidad soplando la armónica.

Al siguiente año ganó la Copa Robertez, por cierto.

Pues ya lo saben, amigos, si quieren algo más que un festival de Rock and Roll, si quieren, además de un extraordinario elenco de artistas (Deke Dickerson, Stems, Dwarves…) ver todo tipo de bizarradas (fakires, go-go’s, one-man bands, artistas de burlesque), y sobre todo disfrutar de un paraje incomparable donde de las fuentes parece que no brota agua, sino el mejor vino tinto y se puede degustar la mejor gastronomía, el Freakland es tu destino”

magazine images


Pues ya lo han leído, los días 20, 21 y 22 de Marzo, entre las nuevas salas La Vaca y el Cocodrilo Negro, tienen una cita ineludible, un repaso musical del Rockabilly más autentico de Deke Dikenson al Punkrock más acelerado de los Dwarves. Noches sin fin y dias de sol y cañitas en el incomparable marco de la zona del Bierzo ¿Estáis seguros de que no vais a ir?

Fotos: From Timba To Tumba y www.denaflows.com
Cartel: Leviathan

[amazon_link asins=’B06XBCL72J,1848125127,B06X9S76P9′ template=’ProductCarousel’ store=’rockandrollar-21′ marketplace=’ES’ link_id=’d2953a60-b8c6-11e7-b623-6169f1cfa662′]

Comentarios

Comentarios