ETHAN Y JOEL COEN: VIDA ANTES DE BARDEM Y LOS OSCARS

Como suele suceder cuando alguien con DNI “estatal” asciende en su carrera artística o deportiva, al españolito de a pie harto de su trabajo gris y falto de glamour ,le entra un corporativismo de raza que hace que aumente sorprendentemente la venta de entradas para partidos de baloncesto, el fanatismo automovilístico o en este caso el conocimiento cinematográfico del viandante.

Si de pronto Almodóvar se convirtió en director de cabecera de medio país (Supongo que la gente no conocerá sus numerosas canciones de firme apología de las drogas en su etapa con McNamara o ese niño chapero con camiseta de los KISS de "¿Qué he hecho yo para merecer esto?" tan poco políticamente correctos). Ahora con la llegada del nombre Bardem a la lista de premiados por la academia de los Oscar, he de suponer que aparte de empezar todos a ver compulsivamente películas de este actor de método, también la gente parará sus ojos por los directores de su premiada película “No Country for Old Men", un particular western basado en la novela homónima de Cormac McCarthy, retorno al desierto texano y la América profunda desde donde ya partieron los hermanos Cohen hace 20 años.

"Ethan y yo llevamos filmando historias desde que éramos niños (…) Y, sinceramente, lo que hacemos ahora no es muy distinto de aquello que realizábamos entonces", dijo Joel al recibir el Oscar a la mejor dirección en esta octogenaria edición del festival.

La principal ventaja de los hermanos Coen con respecto a otros de los cineastas que allá por principios de los noventa hicieron de “Sundance” la nueva cuna del cine independiente americano y digo nueva, porque aún habiendo cine independiente americano mucho antes de Tarantino, en España durante décadas y por motivos evidentes solo fueron estrenadas las películas de los grandes estudios hollywoodienses (grandes estrellas y grandes guiones los que se rodaban por entonces, por otro lado)

Es que los Coen pese a contar con el beneplácito del público, de la academia (ya ganaron un Oscar por la inquietante “Fargo” en el 96) y de los estudios que apoyan económicamente sus proyectos, se mantienen fieles (salvo pequeñas incursiones nada afortunadas como “Intolerable Cruelty” con guión y montaje de los hermanos) al espíritu de lo que se denomina “cine independiente” quizá más, eso sí, desde un punto de vista guión y puesta en escena que a nivel económico, pero para qué nos vamos a engañar, con una buena producción se hace mejor una película, si la historia es buena, obviamente, y los Coen saben de buenas historias.

Como artículo de opinión que son estas líneas y desde mi humilde parecer os voy a recomendar las tres películas que me parecen básicas para ver de los hermanos Coen, obviando las populares (y buenísimas, por otro lado) “The Big Lebowski” y “Muerte entre las flores” que seguro que son más accesibles en una sesión nocturna de alguna de nuestras televisiones o en el videoclub casero de nuestro amigo más cercano.

Mi selección básica de los creadores de Minneapolis es:

magazine images -“Simple Blood” Inquietante historia de cine negro y opera prima de los directores que aquí me ocupan, cuando Joel Coen se encontró trabajando tras su licenciatura en películas de terror de serie B (entre ellas la recordada "Posesión infernal", de Sam Raimi), optó por intentar una carrera propia escribiendo junto a su hermano Ethan el guión de "Sangre fácil".

"Sangre fácil" tiene ya su marca personal, una estética un tanto barroca y surrealista junto con el tipo de composición de sus planos, de sus movimientos de cámara y del montaje (a cargo de ambos cineastas bajo el seudónimo Roderick Jaynes). Fue, a su vez, la primera colaboración de los cineastas con Frances McDormand, (esposa en la vida real de Joel cohen) que desde entonces ha participado en otros cuatro de sus proyectos incluyendo "El hombre que nunca estuvo allí".

arizona baby -“Arizona Baby” Puede que aún no siendo su mejor película, sea una de las más interesantes, de nuevo actores fetiche (los Coen cuentan con un amplio número de actores que aparecen una y otra vez en su filmografía, entre los que destacan Steve Buscemi, John Goodman, Jon Polito, John Turturro o Holly Hunter) una comedia con marcada estética “ochentera” sobre una pareja que sufre esterilidad y para solucionarla opta por robar un bebé, comedia agridulce con estética de hilarante videoclip y velocidad en su puesta en escena y en sus numerosos gags. magazine images

-“Barton Fink” Para mí la más inquietante y sin duda mi preferida de toda su filmografia, una estética muy cuidada, numerosos planos interiores (Hotel Earlie: "Para un día o una vida") y con un rodaje desde el subjetivo del protagonista que te hace comprender su circunstancia. Tiene como anécdota ser la película que rompió en el 44 festival de Cannes con la “maldición” de que una misma película no podía llevarse los tres premios principales. Si sois amantes de ”El nota” y los mundos lynchenianos, no dudéis de verla.

Estas son mis recomendaciones, Quizá hubiera sido necesario que gente como Victor Erice pudiera haber ido de la mano del hombrecillo dorado para que a todos nos llegasen más sus películas, disfruten de la sesión y no hagan demasiado ruido con las palomitas… Hasta la próxima edición de los oscars.

Comentarios

Comentarios