Sting y The Police al Bilbao BBK Live y Rock in Rio Madrid

A estas alturas no es ninguna novedad que The Police con Sting al frente van a encabezar dos de los más ambiciosos festivales musicales (sobre todo el que se celebrará en Arganda del Rey) de los que se van a celebrar en nuestro país este año 2008. Y sin embargo, digerida ya la primera impresión que nos causó la noticia de su regreso, no dejamos de sorprendernos con el poder de convocatoria de una banda que en vida (o quizás deberíamos decir durante su primera vida) fue muy exitosa, pero que nunca habría llenado ni de lejos el Estadio Olímpico de Montjuïc en nuestro país. Y ahora sin embargo ahí está el dato. Provocan hasta el histerismo colectivo. No es extraño por tanto que Bilbao BBK Live y Rock in Rio Madrid los hayan contratado en sus respectivos festivales para que representen esa suerte de karaoke de lujo con el que vienen girando últimamente.

 

The Polioe 2007

A estas alturas no es ninguna novedad que The Police con Sting al frente van a encabezar dos de los más ambiciosos festivales musicales (sobre todo el que se celebrará en Arganda del rey) de los que se van a celebrar en nuestro país este año 2008. Y sin embargo, digerida ya la primera impresión que nos causó la noticia de su regreso, no dejamos de sorprendernos con el poder de convocatoria de una banda que en vida (o quizás deberíamos decir durante su primera vida) fue muy exitosa, pero que nunca habría llenado ni de lejos el Estadio Olímpico de Montjuïc en nuestro país. Y ahora sin embargo ahí está el dato. Provocan hasta el histerismo colectivo. No es extraño por tanto que Bilbao BBK Live y Rock in Rio Madrid los hayan contratado en sus respectivos festivales para que representen esa suerte de karaoke de lujo con el que vienen girando últimamente.

 

The Police es uno de esos grupos que, por alguna razón que desafía a toda lógica, atraen a todo tipo de público, incluso hasta al que no es consumidor habitual de música. Al final, un concierto de estas características se convierte en una especie de acto social al que algunos van para dejarse ver, otros para tener tema de conversación al día siguiente en la oficina, algunos porque algo les dice que tienen que estar ahí y disfrutarlo más que nadie a pesar de conocer solo los tres temas más famosos de la discografía del artista de turno, y los menos porque son verdaderos fans. Aunque en esto del fan también podríamos distinguir categorías: los amantes de la música en general y luego los verdaderos fanáticos, que solo son seguidores de un artista en concreto, dos o tres a lo sumo. Los más numerosos de todos suelen ser aquellos que necesitan la experiencia vital de estar allí al precio que sea, aunque desconozcan que el tal Sting en realidad se llama Gordon Summer, que una vez salió en un filme de The Who (porque… ¿quiénes son los Who?) y que la tal Roxanne era una puta. Además suelen ser curiosamente los más vehementes cuando alguien a quien despectivamente suelen referirse como “el friki ese que escucha cosas raras” les dice que no piensa ir porque le parece una estafa; o si va, al día siguiente del concierto comenta que no es lo mismo, que sí pero no… Y mejor que no diga claramente que el concierto fue una mierda porque automáticamente pasará a ser el enemigo público número 1 de la oficina, teniendo que soportar luego aquello de “pues a mí me encantó y estuvo muy guay, así que porque tú no lo pasaras bien no quieras aguarnos la fiesta a los demás”.

Pues sí. Aunque a algunos (n)os duela, The Police son uno de esos grupos. Y que nadie se engañe, que han vuelto por la pasta. No me parece algo malo, y realmente no tengo ningún problema con ello. ¿Quién no haría lo mismo? ¿tanta integridad creemos que tenemos? Y una vez superado este prejuicio, voy a decir que creo que hoy día un concierto de The Police puede ser muy disfrutable, aunque personalmente preferiría verlos en otro tipo de entornos y rodeado de otro tipo de público. Y por supuesto con unas entradas bastante más asequibles, que ya hemos visto que el precio no es problema precisamente para miles de borregos. Empiezo a creer que al contrario, les otorga más caché de cara al resto del rebaño: cuánto más caras, más difíciles de conseguir, y antes se agoten las entradas, mejor. Pues que os cunda…

[amazon_link asins=’B000005RYQ,B00009U5IG,B00009P57O’ template=’ProductCarousel’ store=’rockandrollar-21′ marketplace=’ES’ link_id=’904970f6-b8db-11e7-9a62-7f77d4217ccb’]

Comentarios

Comentarios