Jordi Tardà – “Diario de un Coleccionista”: o cuando el Rock se convierte en enfermedad

 

Lo de la enfermedad no lo digo yo. Lo dice el propio Jordi Tardà en este libro publicado en el año 2002. A pesar de tener ya cinco añitos yo no lo conocía hasta que no lo vi hace poco en la sección de ofertas de un supermercado. Es triste, lo sé, porque es un libro que merecería mejor suerte, y aunque por principio soy contrario a comprar cultura en lugares como ese, oportunidades como esta hay que aprovecharlas. Así que no me lo pensé dos veces y lo metí en mi carro junto con los comestibles.

Jordi Tardà, además de por coleccionista, es conocido por su faceta de organizador de la Feria del Disco de Barcelona (lo es también de las de Girona y Reus), aunque también dirige programas musicales de radio, tiene en proyecto la apertura de un museo dedicado al Rock en la ciudad de Barcelona para el año que viene,… entre otras cosas.

La obra, como el propio título indica, representa una especie de diario del autor en el que narra su caza de raras ediciones discográficas, memorabilia, etc. a través de los años y por diversos lugares del mundo. En esta narración Tardà va intercalando también anécdotas personales que enriquecen el texto.

Pero no es simplemente eso. La obra puede ser utilizada como una guía de las tiendas y lugares a los que puede dirigirse un coleccionista discográfico para localizar buenas piezas en ciudades como México DF, Londres, New York, …

A pesar de la por momentos torpe narración, es un libro muy agradable de leer, sobre todo lógicamente para los interesados en el coleccionismo musical. Pero está enfocado de manera que alguien ajeno a este mundo también pueda entender de lo que se habla en sus páginas. Contiene también un capítulo sobre las ferias del disco que organiza el autor y un apéndice fotográfico con algunas de las piezas más interesantes de su colección privada.

Uno, que siempre ha sido mirado como un bicho raro por su compulsiva obsesión por la compra de vinilos y en menor medida otros artículos relacionados con la música, comics, etc., al leer este libro acaba pensando que lo suyo no es para tanto, que no debe preocuparse puesto que no está tan enfermo como creía. Gracias Jordi Tardà por descubrirme que hay gente infinitamente más jodida que yo (con todo el cariño).

Comentarios

Comentarios