Entrevista con MOTOSIERRA

Los uruguayos Motosierra han editado en nuestro país el recomendabilísimo «Life in Hell», a través del sello barcelonés Beatnik Moon. Formados en 1999, y a pesar de contar con trabajos anteriores distribuidos internacionalmente, es este el primero en ser editado en España, y además viene completado por un par de bonus tracks no incluidos en la edición original.

La verdad es que por aquí poco sabemos de la escena rockera de Sudamérica en general y de Uruguay en particular, así que nunca está de más conocer un poco qué se cuece por allí. Para ello nos pusimos en contacto con Marcos, vocalista de Motosierra, y tambien para hablar sobre «Life in Hell» y muchas otras cosas más…

– Hola Marcos, decir, que me ha dejado partido en dos el sonido de “Life in Hell”, noto bastantes diferencias con trabajos anteriores como “Rules” o “XXX”, la producción es más limpia y las canciones ¿quizás más elaboradas?

– Bueno, esta banda tiene ya casi 8 años de trayectoria, y nos hemos especializado en grabar, grabar, grabar… ya que es difícil tocar en nuestro país, nos dedicamos a editar fuera para poder mantenernos en actividad. Entonces, y a pesar de que somos bastante cabeza duras y toscos, supongo que algo hemos aprendido en todos estos años de estudio. No fue fácil trasladar nuestro sonido de sala de ensayo, o en vivo, a la grabación, pero con el tiempo nos hemos acercado más a esa idea original. El estilo que practicamos, si es que tenemos algo de estilo, es particularmente difícil de grabar y mezclar, porque pareciera que todo compite con todo en la grabación. Las guitarras están super dobladas y a volumen máximo, la voz, gritada, la batería retumba y el bajo está distorsionado. Y todo parece pelear por tapar al resto. Es una cuestión de encontrar el equilibrio justo entre tanta exageración. Pero como te decía, creo que con este disco nos salimos bastante con nuestra idea. Nuestro disco debut, «XXX», fue un poco un experimento, pero salió bastante bien. Ya que partíamos de cero, utilizamos la estrategia de ir componiendo y grabando canciones en tandas de 4 o 5, y viendo que es lo que salía. Todo eso nos llevó unos 3 meses. Para nuestro segundo disco, «Rules!!!», el plan fue diferente. El sello japonés Myrmecoleo Records nos financió la grabación… 500 dólares!! En esa época había caído la economía y el gobierno argentino, y 500 verdes en Buenos Aires rendían el doble allí. Así que reunimos un conjunto de canciones (que todavía no habían cumplido con el tiempo de maduración suficiente…), y nos fuimos una semana a grabar a Buenos Aires. Todo fue demasiado rápido, y no solo grabamos un disco… grabamos 2!! En las mismas sesiones grabamos una serie de covers que salieron en el vinilo «Kick ass rock and roll» por No Brains Records de Holanda y en la edición brasilera de «Rules!!!». Realmente, quedamos un poco desconformes con el resultado, todo se hizo de manera demasiado rápida. En todos estos años continuamos componiendo y grabando material como chorizos, ya que nunca contamos con dinero ni equipamiento decente (esta banda no cuenta ni siquiera con un miserable amplificador propio…), ni tampoco con productores, managers, ni técnicos de sonido que pudieran o supieran traducir lo que queríamos hacer. Pero para este disco aprendimos, nos lo tomamos con más calma. Decidimos escoger bien el material y el estudio en donde grabar. Las canciones fueron seleccionadas con tiempo, hay algunas que ya tienen un par de año y fueron testeadas en vivo varias veces antes de ser grabadas. Otras, fueron compuestas pensando en este disco, y eso le dio al disco otra unidad y prolijidad. El estudio en que lo grabamos es el mejor de los cuales hemos grabado en Montevideo, Arizona Estudios, y su técnico, Federico Langwagen, un genio de 22 años, tanto detrás de las perillas, como produciendo, además de excelente persona. También, el hecho de que nuestro anterior bajista nos abandonara a un mes de entrar al estudio nos exigió otro cuidado a la hora de grabar. Tuvimos que aprender a tocar y arreglar las canciones de nuevo, en 30 días, y eso nos hizo conocer con exactitud lo que pretendíamos. Al no contar ni con bajista (Luis, guitarra, grabó los bajos del disco), ni con sello, durante las sesiones de grabación, hizo que la mezcla se extendiera cómodamente durante 3 o 4 meses, ya que no teníamos ningún apuro en terminar el disco. Queríamos que quedara perfecto. Y creo que más o menos salió como esperábamos.

-En cierto modo me recuerda a la evolución de Zeke, que con el tiempo giró hacia un sonido más metálico…

– Es que, realmente, en nuestros discos anteriores habíamos agotado la vertiente hardcore punk al extremo. Más rápido no podíamos volver a grabar!! Ya se estaba volviendo algo monótono, y como no somos personas monotemáticas, y gustamos de un montón de bandas y estilos en la historia del rock and roll, decidimos jugar un poco con otros estilos. Siempre fuimos una banda de rock and roll, no una banda punk, o hardcore, o metal. Tenemos gran amor y conocimiento por el rock and roll en general, y un gran sentido del humor. Así que, para este disco, nos dedicamos más a bromear con estilos y bandas diferentes, siempre bajo nuestro estilo. Entonces, hay canciones más heavy metal, otras stoner, punk, hardcore, grunge, rock and roll… No nos gusta que nos encasillen, y siempre acabamos siendo nosotros mismos.

-¿De qué hablan vuestras letras? “Somebody to fuck” es todo un himno a los cojones…

– Puta madre, siempre esa pregunta incómoda… (risas). Las letras son responsabilidad exclusiva mía, aunque acepto sugerencias. Simplemente, en el momento de escribirlas, escucho la canción y me voy metiendo y trabajando con lo que la música me sugiere. Trato de no ser muy complicado en cuanto a temas, palabras, ideas, y todas esas cosas. Si bien respeto la poesía en el rock and roll, no es mi rollo. No puedo ni pretendo ni quiero ser poeta, es algo medio pretencioso para mi. Soy un tipo sencillo, de barrio, y hablo de lo que me acontece y lo que siento. Me interesa escribir en un determinado nivel, de cultura adolescente, ya que considero que la adolescencia es el período natural de todo esto. Pero bueno, no puedo evitar incluir ideas propias en lo que escribo, de mi vida, ni tampoco esquivo ese hecho. Trato de ser honesto, y escribir solo de lo que conozco mejor, que es mi vida y mi situación determinada en el momento en que estoy escribiendo. Así que este disco se llama «Life in hell» porque es un poco el reflejo de lo que se había transformado nuestra vida como banda y como personas en Uruguay en ese momento. Ahora estoy viviendo en Sao Paulo, justamente por eso. Uruguay es ingrato con una banda como la nuestra, diferente, que canta mayoritariamente en inglés, que no se baja los pantalones, no da el brazo a torcer, se ríe de todo, que provoca, que sacude, que es maleducada y que manda todo a tomar por culo. El resultado es un montón de problemas, frustración, resentimiento, odio, deseos de venganza, alcohol, drogas, falta de dinero, de trabajo y de estabilidad emocional, afectiva, laboral, social y de todo tipo. Tomamos el camino difícil y decidimos ser nosotros mismos, Uruguay nos combatió y pagamos las consecuencias, nuestra vida se convirtió en un infierno. Por lo menos, la mía. Y todo eso está en el disco.

Pero también como dije, tenemos sentido del humor. «Somebody to fuck» es un poco eso. La compusimos junto con nuestro anterior bajista, el y yo, una noche de domingo bebiendo vino. Cuando comenzamos a tocar el estribillo, comencé a cantar «Everybody needs somebody to love», ya que me hacía recordar a esa música. Y el tipo me sugirió cambiarlo por «Somebody to fuck». Y de ahí surgió toda la letra. Somos bastante sexópatas y misóginos si nos lo proponemos. Así que no lo pensé mucho, largué la libido a funcionar y, como estaba en una etapa de soltería y de querer ligar con todo lo que se me aproximara, trabajé con la idea de «I don’t need love, I just need somebody to fuck».

 -Veo que tenéis un tema en español, «Ándate a cagar». ¿A quién va dedicado?

– ¡¡A la prohibición de fumar en espacios públicos!! Mira, nuestro actual presidente, Tabaré Vázquez, es el primer presidente de izquierda de la historia del país. Pero también es el presidente de la lucha antitabaco, y oncólogo. Lo primero que hizo el bastardo al asumir el poder fue elevar el precio de los cigarrillos y prohibir fumar en ambientes públicos cerrados, incluyendo bares, clubes, pubs… todo lo que se te imagine. Nosotros fumamos como vampiros, y nos sentimos indignados. Así que era buena excusa para protestar, solo que, al final, lo extendí a todo el mundo. Desde el aburrimiento montevideano, el pub al que solía ir a beber y tomar drogas hasta el mediodía, el boom del horroroso rock nacional uruguayo, el crecimiento de la delincuencia en las calles, el recelo de las mujeres uruguayas en el momento de llevártelas a un revolcón nocturno, la mala calidad de la cocaína en las calles… todo está ahí, en esa canción, para ser enviado a su lugar justo.

-Leo en internet, que “Life in Hell” nace después de que vuestro bajista abandone la banda…

– Lamentablemente, así es. Nuestro bajista original dejó la banda, luego de casi 7 años, por motivos puramente personales, y un mes antes de grabar este disco. Fue un momento difícil, ya que tuvimos que decidir si continuar con la banda o no. Lo hicimos, grabamos el disco, y aprendimos a sobrevivir. Y eso nos unió definitivamente como banda, como personas y como amigos.

En realidad, la totalidad de las canciones, o casi, del disco, ya estaban compuestas, junto con nuestro anterior bajista, en el momento de su partida. Y como creíamos que el material era lo suficientemente bueno como para dejarlo en el olvido, y como creemos que aún tenemos mucho por hacer, decidimos continuar. En el medio de las sesiones de mezcla entró Leo a la banda, nuestro nuevo bajista. Y cuando finalmente terminamos de mezclarlo, surgió el ofrecimiento del sello uruguayo Bizarro Records para editarlo, por primera vez, en nuestro país. Así que, al final, todo salió más o menos bien.

-Lleváis desde el año ’98, la banda nace tras la desaparición de los Chicos Eléctricos, tengo «Vaca» de esta banda y poco tiene que ver, ¿era la hora del punk?

– Nos formamos en setiembre del 99. Chicos Eléctricos fue, junto con Cross, la mejor banda de los 90 uruguayos. Walo, batería, había tocado en la última época de Cross, y ya se habían disuelto. Nuestro anterior bajista fue siempre bajista de Chicos Eléctricos, en todas sus formaciones, y hasta Luis, guitarra, había tocado con ellos con 15 años!! Pero para setiembre del 99, los Eléctricos tiraron la toalla y se separaron. En ese mismo show despedida se formó Motosierra, ni bien la banda terminó de bajar del escenario, en el baño del club. Yo me uní un mes mas tarde, en noviembre del 99.

Los Chicos Eléctricos tocaron durante casi 10 años y tienen 5 discos. Fueron la banda más importante para mi vida en los 90, la razón por la cual tuve la idea de montar mi primera banda. Fueron importantísimos para mí y otras tantas personas, pero, lamentablemente, corrieron mas o menos la suerte que nos tocó a nosotros, solo que sin la salida al exterior que permite internet, y que nos ha mantenido hasta ahora vivos. Cantaban en inglés, arremetían contra todo, tenían pose de rock stars y el público en general los odiaba. Grabaron 2 primeros e inmensos discos, inconseguibles, ya que solo salieron en cassette por el sello Perro Andaluz. «Chicos Eléctricos» y «Glitch». Luego, comenzaron los cambios de formación y musicales. En sus comienzos eran una extraordinaria banda de rock and roll high energy (fueron los primeros en tener influencias y tocar músicas de Stooges, MC5, Dead Boys, Radio Birdman…), formación clásica de 5 personas. Luego, para el segundo disco, fueron 4 y su sonido se volvió más ruidoso todavía («Glitch» es algo así como un «White light, white heat» uruguayo…). Para «Vaca», su tercer disco y el primero en salir por un sello grande y en formato cd, ya eran un trío, y, por más que no lo veas, allí comenzaron a dejarse sentir las influencias de lo que luego sería Motosierra. Luego volvieron a ser cuarteto, y vino «Psychosound» y «Juguete subterráneo» y la disolución. Motosierra comienza ahí, justo en donde los Eléctricos habían acabado, sólo que mucho más rápido, furioso, pesado y extremo. Ya era hora…

-Motosierra publica disco por primera vez en España, “Life in Hell”, en la discográfica Beatnik Moon, ¿cómo surge la historia?

– Siempre hemos editado en Europa, y por suerte, allí todavía siguen gustando del formato vinilo, que nosotros amamos. Ya desde nuestro primer disco tuvimos versión en plástico, y nos hemos preocupado por mantener esa tendencia. Ahora, más que nunca, ya que creemos que, con internet, la venta de discos va en vías de desaparecer como negocio musical, entonces, la vuelta al vinilo puede ser una forma de autentificar el hecho de comprar un disco.

Daniel Renna, periodista musical uruguayo de larga trayectoria en nuestro país, y ahora establecido en España, siempre había mantenido un interés y un contacto con esta banda. Para fin de año visitó Uruguay por razones de familia, y aprovechó para contactarse con nosotros. Había escuchado el disco y le pareció bueno. Ya en el pasado había intentado editar alguna cosa nuestra en España, sin suerte. Pero esta vez, nos ofreció una posibilidad cierta de editar en vinilo, con sus amigos de Beatnik Moon Records. La idea nos pareció genial, así que le dimos el visto bueno, y nos pusimos en contacto con el sello. Rápidamente llegamos a un acuerdo de edición, son personas sencillas, con amor por lo que hacen, con conocimiento de rock and roll. Exactamente como nosotros. Así que viene siendo un verdadero placer y un orgullo poder volver a editar en vinilo, y trabajar con un personal tan legal.

– ¿Hay alguna novedad en la edición española de “Life in Hell”?

– Para comenzar, hay un cambio radical de arte de tapa, y no solamente con la edición original del disco en cd, sino con todo el estilo de arte que la banda venía manejando desde el comienzo. Siempre metimos mujeres con poca ropa, estética de horror, o de tattoo, hot roads… algo más tradicional. Al ser Beatnik Moon también un estudio de diseño, quedó por cuenta suya todo el arte de la edición. Y nos sorprendieron gratamente con un nuevo concepto, que amplía los horizontes de lo que esta banda siempre utilizó como estética. Todo ese rollo del juguete de Satán… es que en realidad, somos bastante niños jejejej!!

También, hay 2 bonus tracks exclusivos para esta edición, las dos primeras músicas que grabamos luego de finalizar el disco. Grabamos en el mismo estudio y con el mismo técnico que el resto del disco, y, por primera vez, con nuestro nuevo bajista, Leíto. Las canciones en concreto son una nueva composición nuestra, «I’m mad», y un cover del primer disco de Melvins, «Snake appeal», banda que adoramos.

-Vuestro estilo pasa por el punk and roll, high energy y ahora se acerca al metal, vuestro sonido es más típico de escandinavia, ¿hay escena punkrocker en vuestro país? ¿Gusta en vuestro país? ¿tenéis jóvenes bandas que sigan la estela punkrocker?

– Muchas cosas en una sola pregunta. Para comenzar, es verdad. Tenemos influencias de toda la escena escandinava, porque nos gusta mucho, y escuchamos todas esas bandas hace 10 años, cuando eran prácticamente desconocidas y todavía no había internet para bajar música. Personalmente, creo que, si bien en los países del norte de Europa se practica mucho ese estilo, es en realidad high energy o punk and roll de origen netamente americano. Stooges, MC5, Dead Boys, AC/DC (que ES una banda americana en realidad…), Motörhead (que TAMBIÉN es una banda americana, en realidad…). Así que, en realidad, hacemos rock and roll con raíz yanqui, que, en realidad, es en donde nació el rock and roll… remember Chuck Berry!!

En nuestro país fuimos los primeros en hacer lo que hacemos. Si bien Chicos Eléctricos y Cross ya habían plantado la semilla del rock and roll high energy, nosotros lo llevamos al extremo de velocidad y poder. El gusto del uruguayo promedio es totalmente opuesto a lo que hacemos. No tienen ni idea de lo que pretendemos hacer, de nuestras influencias, y odian que cantemos en inglés. Así que, en rasgos generales, no les gusta nada Motosierra. Y no solo eso, sino que nos consideran unos payasos, que no sabemos tocar, que somos posers, o que somos una banda yanqui, por cantar en ingles. Y eso acá es un pecado, acá el público de rock es medio Che Guevara, sin siquiera saber quien coño fue el Che, así que nos odian. Pero, por otro lado, nosotros siempre dimos la espalda a Uruguay e hicimos nuestra trayectoria fuera, en el exterior. Acá no comprendían nada, como una banda tan horrible puede ser respetada y editada fuera… entonces, se sorprendían de nuestros logros, y hasta intentaban hacer de nosotros una especie de «embajadores de la cultura uruguaya en el exterior» jajajaj!! Pero la verdad es que durante mucho tiempo pagamos las consecuencias, fuimos ignorados, ridiculizados, hasta golpeados. Pero bueno, con los años, las generaciones más jóvenes se acercaron a lo que hacemos, y ahora somos la banda de culto más grande del país. Y por suerte, eso ha producido una nueva camada de interesantes bandas, una nueva escena que no existía cuando nosotros comenzamos, que se formó a nuestra sombra y gracias a nuestra influencia.

-En realidad, de Sudamérica llega poca musica a España, bandas como Mangazoides, las de hardcore brasileñas, los Mockers… ¿nos aconsejas alguna banda?

– Tengo una gran banda para recomendar: Silverados. Pueden escucharlos en www.myspace.com/silvera2. Son nuestros hermanos menores, Leroy, su guitarrista (un animal de guitarrista!!), es el hermano menor de Luis, nuestro guitarrista. Fede, su baterista, es el hermano menor de Leo, nuestro nuevo bajista. Es una banda de rock and roll hecha y derecha, con mucho de cow punk, terriblemente bien tocado, y con grandes canciones. Consigan su disco debut, «Volumen 1», editado por Rastrillo Records de Buenos Aires y Laja Records de Brasil. Motörhead, AC/DC, Rolling Stones, MC5, Nashville Pussy, Hellacopters, Turbonegro, Kiss, Sex Pistols, B-Movie Rats… todo junto. ¿A qué les suena?

-Y hablando de geografía, ¿hay algo que te guste de lo que se produce en España ahora mismo?

– Mmmhh… no estoy muy en contacto con la movida de allá en estos momentos… hay unos Motosierras, ¿no?? (risas).  Mis bandas preferidas de España siempre fueron Barón Rojo, Pleasure Fuckers y Sex Museum. Me gustan Hot Dogs, Muletrain, me gustaba Aerobitch, Los Desechables… man, estoy medio por fuera de lo que sucede!! Enviame alguna sugerencia y me pongo a buscar en internet.

-¿Cuándo cruzaréis el charco para tocar en la vieja Europa?

– Cuando ustedes paguen los pasajes. Estamos quebrados.

-Hace poco estuve viendo a Turbonegro, sé que es una banda que ha marcado vuestro estilo, ¿qué os parece esa evolucion que ha llevado la banda hacia sonidos más comerciales?

– Hubo tres bandas en mi vida que me produjeron una sacudida tal, que me devolvieron la fe en el rock and roll. Guns and Roses, Nirvana (soy de la generación de los ultimos 80 y primeros 90…) y Turbonegro. Cuando escuché «Apocalypse Dudes» no me lo podia creer!! Y cuando conseguí «Ass Cobra», bueno… solo tengo que agragar que nuestro disco debut fue un intento de hacer un «Ass Cobra» uruguayo, en cuanto a composición y sonido de grabación. Y estamos infinitamente orgullosos de estar en el tributo «Alpha Motherfuckers», al lado de Supersuckers, Nashville Pussy, Queens of the Stone Age, Dwarves, Zeke… fue nuestro debut en disco, el mejor debut que pudo tener esta banda. Con decirte que, la primera canción que ensayamos como banda fue «Are you ready»… fuimos los primeros turbojugends uruguayos y sus dignos embajadores en esta parte del mundo.

Ahora, se han convertido en otra cosa. Ya lo sabes. «Retox» es bastante flojo. Perdieron agresividad, peligro. Su último disco casi ni lo escuché, me aburrió. Me qeudo con lo viejo.

-¿Queréis añadir algo?

– Una cosa, importante… al momento de ir a España, vamos a patearles el culo. Lo digo en serio. No hay nada como nostros en vivo. Todavía no vieron nada. Si no nos creen, junten dinero para llevarnos. Luego no van a dejar que nos vayamos más.

Y compren nuestro disco, ya que no estamos ahí, por lo menos tengan la decencia de escuchar algo de verdad, ¡desgraciados!

¡Muchas gracias y buenas noches!

 

[amazon_link asins=’B00N3KKC5M,B009G2GRUA,B009VTPPX8′ template=’ProductCarousel’ store=’rockandrollar-21′ marketplace=’ES’ link_id=’1d9966a9-9c96-11e8-b062-cd9aac9238da’]

Comentarios

Comentarios