The Rolling Stones’ Voodoo Lounge: Vamos a hacerlo por última vez

3.7/5 - (31 votos)

Es evidente que en esta nuestra casa escribimos de lo que nos sale de la punta de la polla, y eso posibilita ajustar ciertas «cuentas» pendientes con el mundo, con  uno mismo o en este caso, con un buen puñado de aburridísimos snobs.

El crítico «entendido»: esa lacra para el Rock n’ Roll. Nunca obtendrás su aprobación a no ser que reconozcas que Gram Parson sólo molaba de 3 a 4 de la tarde del 7 de Enero del 68, o que los discos de Yoko Ono te parecen Avant-garde en vez del mojón como un menhir que en realidad son.

En el caso que nos ocupa, parece casi unánime entre el rockerío mas sapiente,  la idea de que los Stones deberían haberse tirado por la garganta de Springfield después de «Tattoo You» o para otros incluso antes («Some Girls» y después de mí el diluvio).

Pues chavales, cualquier momento es bueno para descubrir que en plena eclosión grunge, la mejor banda de la historia del Rock n’ Roll se marcó un discazo con aroma a clásico, y recuperando lo que siempre ha definido a los Stones: esas perfectas, redondas, enormes CANCIONES.

Se abre fuego con los Stones mas blueseros y un impresionante «Love is Strong» que huele a humo y a garito de putas. Hace ya tiempo que Keith se ha convertido en ese chamán bluesero que vendió su alma a sus ídolos del delta, y cada uno de sus licks de guitarra en “Voodoo Lounge” huele a azufre que apesta.

Después hostión en la cara con “You Got Me Rocking”, demostrando que los himnos rock no tienen secretos para ellos y que todavía pueden componer un tema que aguante ser interpretado en directo entre «Start Me Up» y «Rocks Off» por ejemplo. El nivel sigue altísimo con «Sparks will fly» que nos da a los stones más optimistas y felices y sirve para encontrarnos con uno de los highlights absolutos del disco: «The Worst». Keith a la voz, se abraza a su cara más Thunders y nos ofrece uno de las canciones losers más grandes que he disfrutado en mi vida. Todo es perfecto aquí: los arreglos, la encantadora letra o la vulnerable voz de Keith a la que le sientan como un guante estos registros. Mi canción «Richards» favorita desde «You Got the Silver» o «Happy».

El nivel se mantiene con un «New Faces» en el que Jagger se marca una de esas letras enigmáticas y llenas de símbolos tan suyas, sobre la belleza y la juventud que se van. ¡¡¿Cuándo se le hará justicia a Mick como el fabuloso letrista que es?!! Ese comienzo con «There’s a new guy in town / He’s been dragging around / He’s the figure of youth…» es espectacular y la canción tiene unos preciosos arreglos clásicos muy a la «Ruby Tuesday».

El nivel sigue muy alto con mas joyas como la preciosa y triste «Out of tears», o la declaración de principios de «I Go Wild».

Y es que si por algo son grandes las canciones de «Voodoo Lounge» es por dos cosas: porque el nivel es brutal, y porque además las canciones tienen muchísimas reminiscencias a su estilo clásico, lo cual hablando de los Stones de 1994 era difícil de esperar.

En la recta final es donde encontramos alguna canción que no llega al nivel general del disco, pero todavía quedan dos gemas realmente espectaculares: la inspiradísima «Blinded by Rainbows» que recupera gotas del espíritu «Aftermath» y la segunda joya que canta Richards y que vuelve a ponernos los pelos de punta: «Thru and Thru» donde el vagabundo millonario de la telecaster emociona de nuevo como sólo lo hacen los puros, los que no esconden nada, ni usan ficticias trampas baratas.

Pues esto y (mucho) más es «Voodoo Lounge». Un disco cojonudo en el que los Stones recuperaron la inspiración de sus albumes clásicos, demostraron que mantenían clase y galones, y nos dejaron otra buena sarta de temazos que la mayoría de los sectarios del RockVoodoo Lounge Rolling Stones desprecian sin haber casi escuchado.

Desde luego, si hay que hacer una raya en el suelo entre los pajeros integristas y la gente que disfruta la música con los cojones y el corazón, entre los que se fijan más en la década de un disco o lo poco que vende la banda y los que simplemente quieren canciones, entonces yo siempre quiero estar en el lado de «Voodoo Lounge».

[amazon_link asins=’B01M1BPRQ1,B01FFPZ76G,B002ECN4P0′ template=’ProductCarousel’ store=’rockandrollar-21′ marketplace=’ES’ link_id=’908317d9-bd90-11e7-a4d0-55464f8d1b5f’]

Comentarios

Comentarios