Sexty Sexers – “urkamendi blues”

 

Sexty Sexers – “urkamendi blues”

Sexty Sexers - “urkamendi blues”

Sexty Sexers – “urkamendi blues”

 

“¿Un disco conceptual? No creo que hayamos hecho un disco conceptual salvo, eso si, que se entienda como un disco en torno a un concepto, EL ROCK” decía recientemente en el programa EITB Kultura Mikel Larratxe aka Mike Strangelove, cantante de los beratarras Sexty Sexers a propósito de su segundo vástago, este “Urkamendi Blues” con el que confirman lo que ya hasta ahora prometían.

Mientras que en » Iluntze berri baten bila» las referencias mas reconocibles eran las bandas angelinas de los 80 a las que sin ningún pudor tanto reconocen admirar (esos gunners forever joder) basta con darle al play del reproductor para ver que ahora los tiros van por otro lado. A los chavales a pesar de su juventud (Mikel, el mayor de ellos, no llega a los 25) les sobran huevos y que mejor forma que demostrarlo que cascarse un disco que apesta a The Cult por todos lados. Si, desde el inicial «kaskazur hotsa» o aún mas marcadamente «negarra» el espíritu de los de Ian Astbury & Billy Duffy rezumba por los 10 cortes de un álbum grabado nuevamente bajo la supervision de los Arkarazo (padre & hijo) en su base de Andoain.

Ojo, hay otros temas como «lorerik ez» en los que le dan al stoner más ortodoxo via KYUSS (ade los que en directo versionean su «green machine») con un Mikel en plan John Garcia o incluso pequeños guiños a Turbonegro en el riff inicial de «arima lapurra» o para volver a las calles mas glammys de L.A con «Rottweiler» pero sin abandonar ese poso cultero que se acentúa aún más cuando los ves en directo y flipas al ver como su hacha solista Joseba Electric Child se mete en la piel del rubiales Billy Duffy y pone patas arriba el tablado.

sexty sexers

De todos modos no dejan de ser más que meras referencias para ponerte a ti que estás leyendo esto sobre como se las gastan los colegas, unas castas que en directo se lo hacen en plan de estrellas del rock y como tales se comportan sobre el tablado, les da lo mismo que sea un bar enano que una sala con 15 metros de escenario, van a muerte desde el primer momento.

Y eso se nota en «urkamendi blues»; en el tiempo que llevan como banda no han parado de tocar en directo y eso a la hora de componer y grabar se nota un huevo, les da unas tablas que para si quisieran muchas bandas con más millas de experiencia.

Así que ya sabes, si eres un ser sin complejos, te gusta el rock, el sudor y los shows regados con cerveza o lo que te salga de las pelotas/coño y no tienes reparos en meterte con una banda que se lo hace en euskara con acento de Los Angeles los navarros son tu grupo y «urkamendi blues» un disco cojonudo para llevar en el cd del coche.

sexty sexers

 

Comentarios

Comentarios