Crime, Crime, Crime

3.7/5 - (37 votos)

Leyendo hace poco el numero 11 de la revista Punk, me encontré con una pequeña joya que me hizo cuanto menos sonreír. Una entrevista a CRIME, una banda no vamos a decir maldita, que tampoco es para tanto, pero sí desconocida entre en la parroquia punkrockera. Ahora mismo, forman parte del Olimpo de los mitos, y tras una breve reunión hace unos dos años (creo recordar que hicieron un solo concierto en Europa en la inaccesible para mi economía Roma) de hecho incluso su página web (si no estás en Google jamás exististe) parece estar muerta. La primera vez que lo escuche debía tener 17 añitos y unos oídos cuasi virginales, claro, desde ese día me pita el oído izquierdo, y es que CRIME son una banda que va más allá del concepto de ritmo compas y melodía.

En un ejercicio de reflexión y como hace mi vecino de espacio Natxolas voy a hablar de sensaciones. Pero claro, servidor que es un chapuza no se va a documentar, de modo que de aquí puede salir cualquier cosa, pero rigurosa no va a ser. Volviendo al inicio, decir que en la revista Punk, que imagino que hoy en día casi seria papel-pa-gafapastas los tildaba poco menos de ser «unos quiero y no puedo». Lo cual es posible que fuese cierto pero a mi más me pareció siempre una actitud de «me da por culo tu opinión».

Digo esto, porque CRIME, formados en el 75, por aquel entonces se llamaban Space Oddity o Invaders… o algo así, pero vamos que apestaba a la basurita glam. Y es que nacen en una época extraña: de un lado estaban las bandas de estadio que se iban a tomar por culo; San Francisco probablemente estaba lleno de jipis y gaysons, y a estos chavales no se les ocurre nada mejor que llamarse CRIME, supongo que dejaron la horterada de Space Payasos, porque de aquella el glam rock ya estaba degenerando en exceso. Y qué cojones, porque el macarrismo es más divertido. Lo mejor, la coletilla: «San Francisco the first and only Rockandroll band».

Y esto es lo que me gusta, la chulería, o quizás la honestidad, en realidad, y aunque se les etiquetaba como punks, en pocas ocasiones aceptaron esta etiqueta, aunque teniendo en cuenta el año de la creación de la banda, la actitud, los escándalos y el sonido quizás sí, sea punk rock. Y es que CRIME vomita en todo momento Rock’n’Roll de los cincuenta pasado de vueltas acoplado y, como leí en cierta ocasión, es como si arrojásemos a The Animals a una hoguera y tocasen mientras mueren abrasados. En cierto modo es como la Banda Trapera del Rio… ¿no?

Se dice que en su primer concierto, en un acto de la comunidad gay de la ciudad, les desenchufaron por ruidosos. Pagaría por ver ciertas caras del público, no sorprenderse, además de ser unos ruidosos salían a tocar vestidos con el uniforme de la policía de San Francisco. No en plan Carl Malden ¿eh?… con el uniforme de munipa ponemultas. http://www.neumu.net/captured/2003/2003-00004/2003-00004_captured_photo.jpg Su primer single Hot Wire My Heart» (que más tarde versionarían Sonic Youth en Sister) con «Baby, You’re So Repulsive», en 1976. Continuaron en 1977 con el single «Frustration» y la mítica actuación en San Quintín (Tiembla Johnny Cash) de la que existe un bootleg que suena horriblemente bien.

Historias como negarse a tocar con los Dammed, por no abrir el concierto, tocar con parafernalia nazi en locales bisexuales, o llamar públicamente jipis a los ramones, instándoles a que se cortasen el pelo, acabaron con una banda que finalmente en el 1981 se separó. Curiosamente a partir de ese momento empezaron a llegar las buenas críticas.

Hasta el 1992 no se vio reeditado el material CRIME, digno testigo del sonido crudo de esta banda, con el nombre «San Francisco’s doomed» (Swami). En el 2004 salió algo más de material con «San Francisco’s Still Doomed» o «Cadillac faggot» con material en directo, como decimos, editado también por Swami Records, sello cuyo capo es el frontman de los Rocket from the Crypt (nadie se extraña, ¿verdad?).

Como decía inicialmente, no exageraremos diciendo que son una banda maldita ni mucho menos, pero sí que hay algo muy agresivo en ellos que supongo los devoró.

Decir finalmente a todos aquellos que controlen del tema, que aunque he intentado buscar más información de la que conocía esto no pretende ser un monografíco ni muchos menos, tan solo me apetecía tirar unas líneas sobre esta banda, así que por delante van mis disculpas por aquellas inexactitudes que haya podido cometer, que serán muchas.

[amazon_link asins=’B01K8MA4QE’ template=’ProductCarousel’ store=’rockandrollar-21′ marketplace=’ES’ link_id=’428c245f-5380-11e8-a9e1-67d001a3740c’]

 

Comentarios

Comentarios