Faltan
        94
       Días

Litter-Aria

'El Café Celestial' de Stuart Murdoch

E-mail Print PDF

El Café Celestial

Stuart Murdoch
Pomona Books, Reino Unido, 2011
Expediciones Polares, Donostia, 2016
247 pgs.
No ficción, diario.


Tracé un arco perfecto en el camino de vuelta a casa, pasando por la Necrópolis, Alexandra Parade, Sighthill Park, Portas Dundas y el canal. Era una de esas noches tranquilas mágicamente iluminadas por la luna, que proyectaba las sombras de los árboles sobre el suelo helado. Ideé historias y melodías, satisfecho por saber que mi cojera, mi bombín y mis guantes de cuero negro eran posiblemente lo que más miedo daba en la noche de Glasgow y que de este modo no tenía nada que temer.


Tras el seductor título de "El Café Celestial", encontramos la transcripción a libro del blog que entre los años 2002 y 2006 el cantante de Belle & Sebastian escribió para sus fans a modo de diario. Las entradas son esporádicas, saltando días e incluso semanas y, debido a las giras, variando lugares desde Los Angeles hasta Reikiavik, pasando por Londres, Bilbao, Madrid, Barcelona o Atenas y regresando siempre a la casa del cantante, en Glasgow.

El libro está segmentado en once capítulos que, al igual que el libro mismo, están titulados con muy buen gusto. No cabe duda de que Stuart es muy buen titulador. Con esta segmentación rompe la sucesión de jornadas de un diario, dotando a la obra de un ritmo que evita el peligro de la monotonía. La estructura interna es como un péndulo que se mueve hacia dos posiciones: solo en casa o fuera con la banda.

Los momentos solo en casa se componen de la relación de aspectos cotidianos y personales, a menudo intrascendentes, que pueden ser la delicia para un fan del cantante pero restan agilidad a la lectura para los que no lo son, y también de listas de canciones o películas que el cantante está viendo o escuchando en esos momentos. Sorprende que entre las decenas de canciones referenciadas a lo largo y ancho del libro no se encuentre ninguna que no pertenezca estrictamente al ámbito anglosajón, no sé si es algo que tiene que ver con Stuart Murdoch en particular o refleja la realidad del canon del indie pop.

Las anécdotas, por otro lado, que se sitúan en los momentos en los que la banda ensaya o gira, resultan mucho más jugosas, la narración sale de la rutina de Stuart (salir a correr, jugar al fútbol y, sí, cantar en el coro de la iglesia) e introduce una atractiva variedad de lugares, hechos y personajes, como la actriz Christina Ricci o la camarera más desastrosa de Alemania, que perdió su puesto de trabajo tras ganar un esperpéntico concurso.

Pero de vuelta al personaje principal y narrador del libro, Stuart desmitifica la vida de una estrella pop a lo largo de la obra. Confiesa que no le gusta ver a grupos en festivales –en eso coincidimos-, y durante las giras y sobre todo las promociones manifiesta a menudo sus ganas de volver a casa, donde lleva una vida de lo más tranquila. En los años de la universidad, antes de montar el grupo, fue diagnosticado del síndrome de fatiga crónica, una época de aislamiento forzado que propició su formación como compositor de canciones. Y, aunque superó aquello, luego descubrió lo que "en sí mismo es una tragedia", que era alérgico al alcohol.

Al fondo de las peripecias de Stuart Murdoch y su banda, tenemos un contexto histórico cada vez más lejano, que comienza con la invasión de Irak por el trío de las Azores y los atentados de principios de siglo en EE.UU. y España. Este último sorprendió a la banda girando por nuestro país y el autor no escatima su punto de vista, pero el trasfondo histórico no es omnipresente ya que, por suerte, el libro se centra más en lo cotidiano del cantante.

En lo que se refiere al estilo del libro, Murdoch, que es un gran letrista, escribe aquí de un modo muy espontáneo y con una vocación más comunicativa que literaria. En su mente están siempre los fans, a los que interpela, con quienes interactúa y que, inevitablemente, se sentirán los lectores más privilegiados por la lógica predisposición positiva a entrar en la vida personal de su ídolo.


Expediciones Polares ha puesto a disposición de los lectores todas las canciones mencionadas en este libro: http://play.spotify.com/user/expedicionespolares

 

'La manzana envenenada' de Tomás Crespo

E-mail Print PDF

Igual que en otras cosas, los Beatles fueron pioneros en poner en orden sus propios negocios con la creación en 1968 de Apple Corps., grupo empresarial que a partir de entonces y hasta algunos años después de la separación de los de Liverpool se dedicó a invertir las ganancias del grupo. Con mayor o menor fortuna, las empresas de los Beatles se dedicaron a producir cine, a la creación de un novedoso sistema de grabación, a la venta directa al público mediante una boutique dedicada al cuarteto y, cómo no, a la edición de discos tanto de The Beatles como de otros artistas y, finalmente, de las obras en solitario de John, Paul, George y Ringo.

Tiene ya un tiempo este "La manzana envenenada. Una pequeña historia de Apple Corps (1968-1975)", obra que recorre cronológicamente a través de todos los lanzamientos y proyectos de este conglomerado de empresas la historia de los negocios de los Beatles. De fácil y ágil lectura, el libro sirve para poner al corriente a los que no son grandes conocedores de la carrera del grupo, de las vicisitudes y dificultades que atravesó su vertiente empresarial. El autor recoge también en varios anexos el listado de todos estos lanzamientos y proyectos, muy útiles para la consulta de los más melómanos y los coleccionistas.

The Beatles demostraron no ser tan buenos empresarios como músicos, pero hasta en su fracaso sentaron las bases de lo que posteriormente llegarían a ser las grandes bandas de rock, más cercanas casi a la mentalidad de una multinacional que a la propia música.

Last Updated ( Tuesday, 30 August 2016 16:51 )
 

'Cómo ganarse la vida con la música' de David Little

E-mail Print PDF

Afortunadamente, cada vez son más las obras de literatura musical que se editan o se traducen en nuestro país. Sin embargo, los aspectos más ásperos del mundillo, la parte del negocio puro y duro, no han sido tratados todavía con la suficiente profundidad que el nuevo paradigma digital requiere.

En ese sentido el autor David Little, en su doble faceta de músico y periodista, da una serie de pautas dirigidas a mejorar el conocimiento de esa parte menos conocida del mundo de la música, enfocando la obra sobre todo hacia el desarrollo de una estrategia de promoción eficaz para aquellos que quieren que su banda sobresalga en el inmenso océano en que se ha convertido la música del siglo XXI. El público objetivo de "Cómo ganarse la vida con la música" sería el de los músicos semi-profesionales, aunque todo aquel que simplemente quiera conocer cómo funciona por dentro el negocio encontrará información de interés en el libro, a pesar de que personalmente no esté demasiado de acuerdo con algunos de los presupuestos de Little. Imperdonable también el olvido de incluir a esta web en el apéndice de medios que apoyan a los grupos emergentes, pero esa es otra historia...

"Cómo ganarse la vida con la música" de David Little está editado por Ma Non Troppo dentro de la serie "Taller de música".

Last Updated ( Thursday, 25 August 2016 16:59 )
 

'Just Kids' de Patti Smith

E-mail Print PDF

Cuando Robert Mapplethorpe se encontraba en la recta final de sus días, pidió a Patti Smith que contara su historia en común. Patti, embargada por el momento, prometió que lo haría, aunque en su fuero interno no sabía si algún día sería capaz de hacerlo. Finalmente ese día llegó ya avanzado este siglo, y el resultado, "Just Kids", fue merecedor del National Book Award estadounidense.

Probablemente de no haber sido los protagonistas los que son, "Just Kids" no habría alcanzado demasiada relevancia. Pero no porque la obra no la merezca, sino porque resulta cada vez más difícil que el público se interese por historias reales nada sensacionalistas. Por contra, Smith nos relata con poética prosa su historia junto al artista que sin duda marcó su juventud. Un compañero de vida que, saltándose todos los convencionalismos sociales, se convirtió en algo así como en su pareja y en su bastón. Y ella en el de él.

Esta es pues una historia que va más allá del afecto. Es una verdadera historia de amor en la que todas y cada una de las líneas nos hablan de dos seres luchando por su arte y por el afán de avanzar en él. Y por el camino nos enteramos de penurias, enfermedades, algunos desencuentros y también unas pocas desdichas.

Estaba claro que Patti Smith no podría escribir una biografía convencional, y "Just Kids" es la plasmación de esa idea, aunque aun así, sigue siendo una obra asequible y de interés incluso para los fans más simplones.

 

'El almuerzo desnudo' de William S. Borroughs

E-mail Print PDF

El almuerzo desnudo
William S. Burroughs
Tánger, 1959
252 pgs.
Novela

Sólo hay una cosa de la que puede escribir un escritor: lo que está ante sus sentidos en el momento de escribir... Soy un aparato para grabar... No pretendo imponer "relato", "argumento", "continuidad"... En la medida en que consigo un registro Directo de ciertas áreas del proceso psíquico, quizá desempeñe una función concreta... No pretendo entretener...

El 3 de agosto de 1956, Burroughs firma una carta dirigida a un cierto doctor en la que incluye un artículo sobre los efectos de diferentes drogas en el organismo, titulado "Carta de un experto adicto a las drogas peligrosas”, que será publicado en The British Journal of Addiction, Vol. 53, Núm. 2. En la misma carta, Bill se declara limpio y "en un estado general de salud excelente” y manifiesta su intención de escribir "un libro sobre los estupefacientes” par el cual necesitará un colaborador adecuado para que se ocupe de la parte técnica. Tres años más tarde, concluye en Tánger la que será su obra maestra: "El almuerzo desnudo".

En esos tres años que van desde la carta hasta la publicación de "El almuerzo desnudo", se publicaron "Aullido" ("He visto a las mejores mentes de mi generación destruidas por la locura…”), de Allen Ginsberg y "En el camino", de Jack Kerouac, que llevaba terminada seis años cuando finalmente vio la luz en 1957. Las tres obras son los pilares de la Generación Beat. Si bien Burroughs, que estaba íntimamente ligado por su amistad a los otros dos autores y especialmente a Ginsberg, que fue quien logró que estas obras se publicaran, rechazaba pertenecer a este grupo. Es lógico, estas etiquetas vienen bien a la crítica, pero hacen un flaco favor a la realidad de que cada autor escribe desde sus fundamentos individuales. Y nadie ganaba a Bill Burroughs a individualista.


La mayor influencia de Burroughs, la que lo determinó a convertirse en escritor, fue la de un hobo que tras pisar decenas de cárceles convirtió su historia en un best seller a principios del cada vez más lejano y mítico siglo XX. Se trata de Jack Black, autor de "Nadie gana". Se puede ver su huella en la ópera prima de Bill, "Yonqui", una descarnada crónica de su experiencia como toxicómano, de la que ya hablamos aquí, en la que narra sus peripecias de yonqui con sarcasmo, ironía y regocijándose de un modo amoral en los ambientes y personajes marginales del mundo de la droga y el hampa, en los que halla un grandísimo filón estético.


En cuanto a "El almuerzo desnudo" -entremos ya en materia-, se trata de una obra que tiene fama de compleja, por su aparente falta de estructura, aunque podríamos hablar con más tino de una estructura particular, y esta característica ahuyenta a veces a los potenciales lectores, que por un lado sienten su magnetismo, pero por otro posponen su lectura por pereza. Sí, estoy hablando de mí, puede que también de ti.

La obra se puede leer en el orden que uno quiera, incluso de izquierda a derecha. De hecho, "Prefacio atrofiado. ¿Y tú no?”, sería el último capítulo -y puede que el mejor, aunque eso irá en gustos- si siguiéramos el orden clásico.

Por lo que respecta al contenido, en primer lugar, lo importante desde el punto de vista artístico, es el enorme dispositivo de personajes, ambientes y lugares. Un mapamundi de los barrios bajos que va desde Nueva York a Tánger, pasando por lugares tan curiosos como España. Los temas son varios, aunque están entrelazados: el narcotráfico a pequeña y gran escala, desde la experiencia del yonqui y sus problemas con la policía al negocio del contrabando; los experimentos médicos, vistos como una sátira que sitúa a los enfermos en manos de sádicos personajes ávidos de gloria; la homosexualidad y, por último, la manipulación de los Estados por medio de sus servicios secretos y policiales y la criminalización de determinadas conductas, incluida la homosexual.

En segundo lugar, como aclara el prólogo escrito por el propio autor y el artículo publicado por el British Journal of Addiction, el libro es un alegato contra el consumo de opiáceos en el que el autor defiende con argumentos científicos que no existe adicción psicológica, sino que se trata de una adicción metabólica cuya cura debe ser tratada con apomorfina, en lugar de morfina o metadona y en ningún caso precisa de atención psicológica.

Dijo Ginsberg que "Burroughs es también un auténtico poeta. Una página de su prosa es tan densa en imágenes como cualquiera de Saint-John Perse o Rimbaud”. Nada que objetar a estas palabras. El verano de 2013 lo pasé viendo una y otra vez la magnífica versión cinematográfica del Almuerzo realizada por David Cronenberg y protagonizada por el mítico Peter Weller. Una película que no alcanza a reflejar ni una quinta parte de lo que hay en el libro, pero que en sí misma es una obra maravillosa.

En la peli, Ginsberg y Kerouac encuentran a su amigo Bill drogado hasta las cejas en un cuartucho de Tánger repleto de hojas sueltas mecanografiadas. Ginsberg lo lee y dice Hey Bill, esto es muy interesante… Y lo llamaron "El Almuerzo Desnudo".

Last Updated ( Wednesday, 17 August 2016 08:57 )
 
  • «
  •  Start 
  •  Prev 
  •  1 
  •  2 
  •  3 
  •  4 
  •  5 
  •  6 
  •  7 
  •  8 
  •  9 
  •  10 
  •  Next 
  •  End 
  • »
Page 1 of 44

Rockandrollarmy en Twitter

Facebook