Monografí­as

'Memorias de Neil Young: el sueño de un hippie'

E-mail Print PDF

Ya hablamos en su momento por aquí de la versión anglosajona del primer libro de memorias de Neil Young (leer reseña aquí), pero siguiendo nuestra política veraniega de recomendar lecturas, no está de más que lo recuperemos ahora que ya existe versión en castellano de la mano de Malpaso.

Titulada aquí como "Memorias de Neil Young: el sueño de un hippie", se trata de un recorrido no cronólogico y mucho menos exhaustivo por la vida del canadiense. No hay duda de que el que teje Young es un relato sincero y apasionado, pero para los que están familiarizados con su vida y obra, tal vez se eche en falta algo más de atención a ciertos momentos oscuros de su pasado.

Probablemente tampoco sea algo deliberado, sino que al tratarse de una obra en la que su autor va relatando momentos de su vida sin ningún tipo de orden, Young simplemente se haya centrado en las cosas que le apetecía recordar. O en algunos de sus logros, de los que se muestra tremendamente orgulloso, como su lucha por conseguir un sonido digital de verdadera calidad con el sistema Pono o el desarrollo de LincVolt, su vehículo eléctrico.

Sin embargo, no creo que los seguidores del creador de "Heart of Gold" se muestren demasiado decepcionados por ello; ya existían obras biográficas en el mercado para profundizar de una manera más ortodoxa en la vida de Young. Además, uno puede disfrutar simplemente leyendo las opiniones del músico, que traspasada la edad de jubilación parece no decaer en motivación para ninguna de las múltiples empresas en las que se embarca y,  de hecho, en unos meses publicará su segundo libro.

"Memorias de Neil Young: el sueño de un hippie" está editado en España por Malpaso.

Last Updated ( Sunday, 03 August 2014 17:03 )
 

'Grizzly Man' de Werner Herzog

E-mail Print PDF

Me topé con esta cinta accidentalmente, durante un viaje en autobús de camino a un conocido festival hace unos años. Con los primeros compases de la película, llegué a dudar de si realmente se trataba de un documental o de una comedia, dado el desafortunado doblaje y lo alucinógeno de la situación, aunque pronto comprendí que en realidad estaba ante un trabajo serio. De hecho parece que cuando se estrenó en el año 2005 en el Festival de Sundance, este filme dirigido por el conocido Werner Herzog recibió muy buenas críticas. Sin embargo y a pesar de que pueda parecer insensible, hay momentos tan surrealistas a lo largo del metraje que uno acaba disfrutándolo como una especie de comedia negra.

Para aquellos que no hayan visto "Grizzly Man" y que quieran ahorrarse el viaje a la bendita IMDB y/o la Wikipedia, diremos que es un documental construido a partir de las más de cien horas de filmación que realizó Timothy Treadwell, un activista que dedicó 13 años de su vida a acercarse al hábitat de los osos grizzly de Alaska, cuya situación pretendía denunciar. En algo más de hora y media, Herzog va reconstruyendo la pasión de Treadwell por los osos, acompañando a las imágenes con testimonios de personas cercanas, guardabosques y gente de la zona que en algún momento conocieron al protagonista. Esta cruzada en favor de los grizzlies sería la que acabaría finalmente con su vida, puesto que en el año 2003 un oso atacaría su tienda matando tanto a Treadwell como a su novia y esparciendo sus restos por las inmediaciones (no entraremos en algunos de los detalles más escabrosos que sí se mencionan en el documental).

Resulta irónico que muriera de esta manera, puesto que a lo largo del documental vemos como Treadwell va creyendo que ha creado una conexión con los animales, que no solo le toleran sino que tras ganarse su confianza le ven como parte de ellos. Viendo las imágenes, el espectador la conclusión a la que llega es la de que el protagonista no estaba en su sano juicio y que va empeorando conforme avanzan los minutos. Como dice uno de los testimonios, Treadwell se creía que dentro de los osos "había un hombre que llevaba un disfraz".

En el camino asistimos a pequeñas tragedias, como cuando Treadwell descubre muerto a un zorro del que se había hecho "amigo", momento en el que parece descubrir que tal vez los grizzlies no sean tan inofensivos como él creía.

En definitiva, "Grizzly Man" es un documental que nos acerca a la quijotesca -por aquello de los cabales- y dramática cruzada de un hombre que uno acaba pensando si tal vez no se buscó él mismo -llamadme insensible- su trágico final.

 

'La era Rock (1953-2003)' de Jordi Sierra i Fabra

E-mail Print PDF

Ambicioso proyecto editorial fue el que se propuso el conocido Jordi Sierra i Fabra hace ya más de una década. Proyecto del que acabó saliendo airoso, a pesar de algunos reparos que podemos poner a "La era Rock (1953-2003)", la obra que hemos decidido rescatar en esta ocasión.

El libro se concibió como un repaso general al fenómeno de toda la música popular de la segunda mitad del siglo pasado. Y quiero recalcar lo de "toda", porque aquí el término Rock se utiliza como un genérico que aglutina todo tipo de etiquetas y tendencias, incluyendo el pop más mainstream. Tal vez ahí resida una de los primeras objeciones que se le puede hacer a la obra; y no porque se entienda rock en un sentido amplio, algo más que acertado según yo mismo lo veo, sino porque apenas se presta atención al llamado underground o a las corrientes no mayoritarias. Claro, que en ese caso tal vez habrían sido necesarios varios volúmenes y el objetivo probablemente era conseguir un producto "vendible", una obra para todos los públicos lo suficientemente accesible a personas no especializadas. No obstante, los juicios de valor emitidos contra según qué grupos, que en ocasiones suenan más a fobias personales que a opiniones con un mínimo de objetividad, le restan un poco de credibilidad a ese argumento: no es de recibo que si se trata de hacer una historia de la música popular, se lancen comentarios despectivos contra por ejemplo KISS, mientras que las alusiones a las boy bands de los 90 sean totalmente insípidas y asépticas.

Tampoco tienen mucho sentido algunos pasajes en los que el autor se limita a citar nombres de artistas y títulos de discos y canciones, sobre todo teniendo en cuenta que en ocasiones parecen elegidos al tuntún sin atender a su representatividad o a su verdadera importancia dentro de la discografía respectiva. Igualmente resulta bastante poco clara la exposición sobre la música electrónica, donde uno se pierde -y reconozco que probablemente por el propio batiburrillo existente de denominaciones y derivaciones y no por desatino del autor- entre una maraña de estilos y subestilos difícilmente abarcable. Afortunadamente es también la parte más prescindible del libro.

Es obvio que es imposible abarcar con garantías todo tipo de estilos y corrientes, y por eso creo también que hay que perdonar este tipo de problemas y algunos errores puntuales detectados. Resulta asimismo curioso leer la parte final de la obra, la referente al futuro de la música diez años después; realmente poco ha cambiado de la situación que había entonces: la industria sigue igual de muribunda y no parece vislumbrarse ningún tipo de solución. Pero en conjunto podemos hablar de un libro que podría ser utilizado como un manual en caso de que se decidiera abordar en nuestras aulas la enseñanza de la, probablemente, mayor manifestación cultural popular de toda la Historia.

 

'Urban Tarzan' ('Tarzán en la ciudad', Energy)

E-mail Print PDF

Estaba yo un día cambiando canales sin rumbo cuando al llegar a Energy algo llamó mi atención. Se trataba de "Urban Tarzan", titulado en nuestro país "Tarzán en la ciudad", especie de reality protagonizado por una especie de justiciero animal mezcla entre Ace Ventura y Frank de la Jungla, pero con gracia. Y decimos especie, porque determinados momentos no hay quien se los crea. Personalmente me resulta difícil de tragar que se realicen peleas ilegales entre caimanes y panteras o que el protagonista se atreva a enfrentarse a contrabandistas de animales exóticos con la única ayuda de su ingenio y de 'Troglodita' ('Caveman') suerte de Sancho Panza que acompaña a este Tarzán urbano. Pero precisamente ahí radica el interés de este programa, en su inverosimilitud, puesto que las dosis de accion y espectáculo son las justas para que obtengamos un producto que enganche.

Según cuenta la información promocional de la página web de su canal norteamericano, nuestro protagonista se llamaba John Brennan hasta que decidió cambiarse legalmente su nombre por el mucho más vistoso de Urbantarzan (así, todo junto). Al parecer, Brennan de niño vivía muy cerca del zoo del Bronx, de donde desarrolló su amor y su facilidad para el trato con animales. En la actualidad dirige su negocio de "recuperador de animales" en la ciudad de Los Angeles, zona donde al parecer es bastante normal tener que enfrentarse a elefantes africanos que lo único que quieren es comer sandías, furiosos babuinos víctimas de contrabando o peligrosos felinos huidos.

Explicado así, "Urban Tarzan" puede parecer un programa más de los que proliferan por la TDT, pero no recuerdo haber alucinado tanto con un reality desde hace bastante tiempo. Si os topáis con él haciendo zapping, os recomiendo que os detengáis un rato, no creo que os decepcione.

 

'God Bless America' ('Armados y cabreados', 2011 Bobcat Goldthwait)

E-mail Print PDF

Puede parecer una peliculita menor esta "God Bless America" con guión y dirección de Bobcat Goldthwait. Y de hecho lo es, pero solo por denunciar toda la (in)cultura actual que emana de la zafiedad televisiva que se ha impuesto en el país de las libertades ya merece la pena su visionado. Y el que esté libre de pecado que tire la primera piedra, porque los Estados Unidos son los primeros exportadores de basura televisiva y muchas de las conductas y modelos de programa que se están imponiendo -si es que no se han instalado definitivamente ya- en nuestros canales no tienen nada que envidiar. Alguno dirá que incluso muchos superan al modelo original.

Consideraciones sociológicas aparte, "God Bless America" es algo así como la hermana pobre de "Natural Born Killers": una pareja -en el sentido estricto del término- de outsiders que se ven envueltos en una huida hacia adelante en la que, de paso van ajusticiando a detestables personajes que según su óptica se lo merecen. Aquí no hay nada de corrección política, todo lo contrario (el tratamiento de la escena sobre el supuesto acoso sexual a una compañera, sin ir más lejos), y seguro que más de uno estará de parte de los asesinos en todos y cada uno de sus actos delictivos.

Joel Murray, uno de los hermanos menos conocidos de la saga, protagoniza este filme que se queda un poco a medias, aunque entretiene. Y me niego a comentar nada sobre el ridículo título hispano.

Last Updated ( Thursday, 31 July 2014 16:25 )
 
  • «
  •  Start 
  •  Prev 
  •  1 
  •  2 
  •  3 
  •  4 
  •  5 
  •  6 
  •  7 
  •  8 
  •  9 
  •  10 
  •  Next 
  •  End 
  • »
Page 1 of 58

Rockandrollarmy en Twitter

Facebook

Rockandrollarmy en Facebook