Editorial

La Ley Seca lanza un bono para todos sus conciertos de febrero por 50 euros

E-mail Print PDF

El que no va a conciertos es porque no quiere. Y es que no hay excusas que valgan ante iniciativas como la que nos ocupa, ya que nuestros amigos de La Ley Seca, la sala zaragozana de referencia para el rock y la música en vivo durante los últimos años, han lanzado una oferta difícilmente resistible.

Se trata de un bono para TODOS los conciertos que se van a celebrar en la sala durante este próximo mes de febrero de 2015. El precio de este bono es de unos ajustados 50€, todo un ofertón teniendo en cuenta que durante el mes más corto del año van a pasar por el local de la calle Sevilla nombres como los de Jonny Kaplan, MFC Chicken, The Dustaphonics, Vallenfyre, Cody Beebe and the Crooks, DeWolff, The Paperhead, Sons of Bill, Sinaia, Edredón o 4 Track Losers. En total una docena de conciertos para todos los gustos y para todas las sensibilidades rockeras.

Como dice el cartel promocional, "esto no es un atraco, ¡es un regalazo!", y como amantes del rock y de la música en vivo que somos en Rock and Roll Army, aplaudimos la iniciativa y desde aquí animamos a todo el público zaragozano y de alrededores a participar de ella.

El cartel completo de conciertos que cubre el bono es el siguiente:

The Paperhead - 02-02-2015
Vallenfyre + Foscor - 03-02-2015
Sinaia + Hermanos Alasarmas 07-02-2015
The Dustaphonics - 08-02-2015
MFC Chicken - 10-02-2015
Kabbalah + La Cabalgata Cosmica - 13-02-2015
Cody Beebe and The Crooks - 18-02-2015
Edredon (Girando Por Salas) - 20-02-2015
Jonny Kaplan and The Lazy Stars - 21-02-2015
DeWolff + Srta. Pepis - 27-02-2015 (Sala López)
4 Track Losers - 27-02-2015
Sons Of Bill - 28-02-2015

Last Updated ( Sunday, 25 January 2015 20:55 )
 

Rock and Roll Army Magazine pasará a tener una edición impresa en 2015

E-mail Print PDF

Pues sí amigos. Después de prácticamente una década informando desde el mundo virtual, Rock and Roll Army da un paso atrás -tecnológicamente hablando-, ya que desde el próximo mes de febrero podréis encontrarnos -con una periodicidad bimestral- en versión impresa en los mejores quioscos y tiendas de chuches del país.

Nuestra nueva aventura analógica, una meta ansiada desde los primeros días de funcionamiento como magazine digital, viene posibilitada gracias a la confianza ciega de un importante grupo de inversión internacional consorciado por magnates rusos y saudíes y por el éxito de nuestra campaña de venta de camisetas solidarias, con cuyos beneficios incluso hemos podido renovar el coche y quitarnos plazo de la hipoteca.

Y para los que os estéis preguntando qué va a cambiar en la línea editorial, no tengáis miedo. Seguiremos como siempre apoyando el rock, aunque gracias al capital recibido, aparte de unas nuevas oficinas que estrenaremos próximamente en una importante zona de negocios de Albacete, estrenaremos también nuevas secciones, como una columna a cargo de una firma invitada (importantes periodistas musicales internacionales, músicos o promotores se encargarán de ello), tendremos entrevistas del más alto nivel y cubriremos las giras más importantes de todo el panaroama europeo allá donde se produzcan.

Comenzaremos esta ilusionante etapa con una portada dedicada al nuevo disco de Guns N' Roses -a editarse durante el 2015-, una entrevista telefónica con el mismísimo Axl Rose, la colaboración de lujo de uno de los hijos de Bob Marley (no sabemos exactamente cuál, lo estamos gestionando con Rita) y un exhaustivo artículo de fondo dedicado a comentar la discografía completa de los Queen post-Freddie Mercury, entre otros muchos contenidos en los que ya estamos trabajando. ¡Os esperamos!

 

Ofunkillo, o cómo hacer las cosas mal

E-mail Print PDF

Creo que he escrito el nombre mal; me importa poco dado que es un grupo que jamás he escuchado ni tengo intención de escuchar por ese mal compañero de viaje que son los prejuicios. No me gusta la fusión ni el mamoneo perroflauta, en general lo ignoro, pero lo cierto es que últimamente Ofunkillo y su estrategia de dar la puta mierda por correo ha acabado con mi paciencia y la de más de un conocido.

Pase que uno tiene entre sus proyectos un magazine online y que está acostumbrado a recibir cantidades ingentes de promos que más de una vez desgraciadamente no puede reflejar en su web; acepto que parte de esas promos se envían de modo automático e incluso acepto que se mercadee con mi dirección de correo entre distintas promotoras. Puedo también aceptar las muchas comunicaciones sin ningún tipo de cariño que recibimos y otras tantas que nunca sabes bien si al menos se han dignado en echar una ojeada a la web y fijarse en sus contenidos. No sería la primera copia de un CD de flamenquillo que recibimos...

Tengo las espaldas anchas, no me gusta la bronca, en general reseñamos todo aquello que nos llega, aguantamos muchas patanadas en los comentarios de artículos y estupideces de snobs subidos a la parra en Facebook. Vamos, que soy y por extensión todo el equipo, gente bastante tranquila tendente al género tonto de lo buenos que somos. No lo digo como algo positivo.

Pongo la tirita antes de cortarme el brazo porque ahora pensaréis que soy un poco cabrón, pero lo cierto es que estoy bastante harto (tranquilos amigos, no voy a mentar mis gónadas) de discográficas que más parecen mercenarios sin criterio sin otro ánimo que sacar discos como churros. "No dirá nombres" pensaréis; pues... ROCK ESTATAL RECORDS ¡¡sorpresa!!

Llevo recibiendo discos del pelaje más variopinto un año largo. Nada casa con nuestro estilo e incluso hemos recibido alguna comunicación de parte de alguna de las bandas que van en las promos de estos caballeros reclamando su reseña, que amablemente hemos declinado hacer porque en general son una mierda.

Ahora llevo recibidos 25 emails con promos de este sello dándome por culo con OFUNKILLO y su nuevo disco que adorna mi estantería por cortesía del mencionado sello y que ni el mas audaz de mis colegas ha querido llevarse ni aunque les incluyese como regalo un sobre de jamón del que suda junto con el compacto. Me he quitado de su lista de correo tres veces y esta mañana he recibido otro correo avisándome de que los piojosos de los cojones han sacado video nuevo. Por mí como si se ducha con polvos de azol.

Váyanse a la mierda ustedes y su discográfica.

 

Puta nostalgia

E-mail Print PDF

El otro día, en eso que en los noticiarios llaman de manera un tanto indefinida "las redes sociales", como otorgándoles un aura de misticismo, vi que varias personas compartían un mismo artículo sobre "bares míticos" de la movida nocturna de hace más de un par de lustros por lo menos. Por un momento estuve tentado de entrar a echar un vistazo, pero rápidamente caí en la cuenta de que probablemente no iba a identificarme con nada de lo que se contara, dado que en la época que presumo que estaba centrado el artículo, servidor ni siquiera había pisado la ciudad en la que actualmente resido.

Tampoco he sido nunca muy dado a eso de la nostalgia. Tal vez se deba a que siempre he tenido muy mala memoria, y salvo los rasgos esenciales de los hechos, no recuerdo las cosas del pasado con demasiada nitidez. Sí, tengo buenos recuerdos de cosas y personas del pasado (y malos también, pero afortunadamente suelen estar casi todo el tiempo bloqueados), pero aquello de "cualquier tiempo pasado fue mejor" me parece una soberbia gilipollez.

Hace mucho tiempo, hablando con un viejo amigo de mis tiempos de estudiante unviersitario, recordando batallitas de cuando éramos carne de cafetería de facultad y nos costaba hasta que nuestros propios compañeros nos prestaran apuntes, mencioné que aquellos habían sido los mejores años de mi vida. Mi amigo, que ahora vive muy muy lejos, en la otra parte del mundo prácticamente, pero que por alguna razón lo siento muy cercano y lo tengo siempre muy presente, me miró y me dijo: "Natxo, nuestros mejores años están por llegar". No sé si me abrió lo ojos o qué, pero tenía toda la puta razón y aquella frase dejó una honda huella en mí. Ahora mismo me consta que él está viviendo los mejores momentos de su vida... y los que le quedan. Y yo... bueno, yo que sigo buscando ese "mejor momento" y mientras tanto disfrutando todo lo que puedo.

Sin embargo reconozco que la nostalgia vende, y en temas musicales mucho más. El otro día vi unos carteles con los logos de Guns N' Roses, AC/DC y Metallica. Parecía un cartel del festival de Donington del año 93 o algo así, pero acercándose con una lupa uno podía darse cuenta de que se anunciaba un triple concierto de bandas de "tributo". Yo de estas cosas procuro huir como de la peste, pero parece ser por la proliferación de grupos que se dedican a ello en los últimos tiempos que a la gente le deben de gustar. Y no hay mas que mirar los cabezas de cartel de los festivales de rock durante los últimos años para darse cuenta de que son las bandas más veteranas las que mayor atención siguen despertando.

Eso último puedo llegar a entenderlo e incluso compartirlo en cierta manera (ahora mismo estoy hiper excitado con la posibilidad de volver a ver a ZZ Top el próximo verano en el Azkena Rock Festival).

Sin embargo, me pregunto si la gente es consciente de que no se puede vivir eternamente en el pasado, de que actualmente hay muchas bandas currándoselo a nivel de pequeños clubs y de bares y que les están dando la espalda. Está bien recordar el pasado, pero hay que vivir en el presente. Y esto es lo que tenemos ahora: salas medio vacías, grandes conciertos que acaban pareciendo fiestas privadas, garitos que tienen que echar la persiana y pequeños promotores que se pillan los dedos en más ocasiones de las recomendables.

¿Realmente merece más la pena ver a cuatro aficionados haciendo un repertorio de otros que a una banda de verdad? ¿Vamos a dejar que sean la "cultura" y el "ocio" oficiales los únicos que sobrevivan? ¿Que domestiquen todo un movimiento -el del rock- que siempre ha tenido un alto componente revolucionario y contestatario?

No sé cuántos años me quedan de militancia activa en esto del rock. Yo espero que sean muchos, pero vamos haciendo años y estoy empezando a comprender con dolorosa claridad aquello de "my generation is not the salvation" que decían los Dictators.

 

Metallica: del antibelicismo a tocar para los veteranos de guerra

E-mail Print PDF

Los norteamericanos Metallica han anunciado su participación en "The Concert For Valor", evento que se celebrará en el National Mall de Washington D.C. el próximo 11 de noviembre, día que en los Estados Unidos se celebra el "Día del Veterano". Precisamente este concierto de tres horas de duración y en el que también participan artistas como Bruce Springsteen, Eminem, Dave Grohl, Rihanna, Jamie Foxx o Carrie Underwood entre otros, sirve como homenaje a los veteranos de guerra.

Sabemos cómo son los norteamericanos con estas cosas y el orgullo hasta cierto punto pueril que les provoca participar de ellas pero... ¿podríamos acusar de incoherentes a Metallica, autores de himnos antibelicistas como "Disposable Heroes" o "One"? La discusión no sería novedosa, puesto que la letra de "Don't Tread On Me" ya dejaba entrever cierto tufillo republicano que con la publicación del "Black Album", allá por el 91, ya levantó cierto revuelo; y no es ningún secreto la afición de James Hetfield por las armas y la caza mayor, algo que le emparenta directamente con la derechista NRA.

Sin embargo y a estas alturas de la película, no creo que ni el grueso de los fans de la banda ni los mismos miembros vean ningún tipo de problema de conciencia aquí. Si acaso igual lo vemos desde fuera, desde la vieja Europa, los que no llegamos a comprender del todo esta particular idiosincrasia patriótica norteamericana.

Juzguen ustedes mismos...

Last Updated ( Thursday, 23 October 2014 10:46 )
 
  • «
  •  Start 
  •  Prev 
  •  1 
  •  2 
  •  3 
  •  4 
  •  5 
  •  6 
  •  7 
  •  8 
  •  9 
  •  10 
  •  Next 
  •  End 
  • »
Page 1 of 26

Rockandrollarmy en Twitter

Facebook

Rockandrollarmy en Facebook