Editorial

Los Pink Floyd sin fin

E-mail Print PDF

El mundillo musical todavía se estremece, desde las decadentes élites hasta las florecientes cloacas, con la noticia de que Pink Floyd editará a finales de año un nuevo disco, el primero en estudio desde aquel ya lejano "The Division Bell" de 1994. La impresión casi me deja sentado, exclamando un WTF! bien alto, y con un bullir de cuestiones básicas: ¿Roger Waters y David Gilmour se han reconciliado? ¿Cómo suplirán a Rick Wright? ¿Nick Mason pinta algo en todo esto? Y lo más importante ¿habrá una gira? Si obviamos la premisa de que todo el asunto huele a maniobra comercial, una estratagema sacaperras, un navajazo al sentimentalismo, carroñerismo musical etc, nos podríamos plantar con el hecho de que, en 2015, tuviéramos a los putos Pink Floyd sobre los escenarios. Mataría sin dudar a un desconocido por asistir a un concierto de estos hippi-pijos psicodélicos, convertidos en millonarios flácidos, entrados en carnes (bueno, Waters no) y complacientes. De mis palabras podría desprenderse cierta animadversión, pero creedme, nada más lejos. Mi admiración por alguno de sus álbumes tuvo temporadas casi obsesivas y creo que podría estar oyendo el "Wish you were here" en bucle hasta el final de los días, Dios mediante.

Todas estas pseudos-reflexiones viajaban veloces y estallaban en mi mente, como insectos contra un parabrisas, mientras leía el titular. Al leer la noticia al completo mis expectativas se desinflaron; sí, en octubre se va a publicar "The endless river", un nuevo disco de Pink Floyd, pero no, no es con material nuevo, si no inédito, en base a unas sesiones de hace 20 años, paralelas a las que alumbraron el "Division". O sea, que de Roger Waters nada, al menos en surco. ¿Y posible gira?, ni mención, ni planes, ni con Waters ni sin él. Oh fuck! En unos instantes pasé del Nirvana a un cosquilleo nervioso en el estómago que anticipaba un posible ataque de ansiedad.

"¡Que no panda el cúnico!" me dije, hice unas respiraciones, me tome una tila y recapacité sobre lo que ya sabemos: "The Endless River" parte de unas sesiones de grabación que, en 1994, transcurrieron paralelas a la grabación de Division Bell. Estas sesiones también se llamaron "the big spliff" debido al carácter ambiental de las mismas, al parecer algo entre los teclados de "Shine on you..." y el "ambient" (recordemos que en aquellos años la electrónica post-rave, en sus múltiples eclosiones, tomaba al asalto las ondas medias de medio mundo).

En estas grabaciones participaron Gilmour, Wright y Mason, la última encarnación de Pink Floyd, que también publico con anterioridad el irregular "A Momentary Lapse of Reason". Al menos, saber que Rick Wright también participó en aquellas sesiones le da algo más de sentido al sinsentido de que aparezca algo bajo el nombre de Pink Floyd a estas alturas.

¿Qué podemos esperar, pues, de estas sesiones? Creativamente, espero más bien poco y por lo demás, que las remastericen (o las vuelvan a grabar, qué más da), que añadan unas voces por aquí, otras por allá (hay quien dice que Graham Nash y David Crosby van a colaborar, hay quien no) y, con un mínimo esfuerzo, un nuevo álbum de Pink Floyd.

¿Por qué y por qué ahora? ¿Por qué esas sesiones, que prácticamente todo el mundo conocía y nadie echaba de menos? Las respuestas están en el aire, aunque seguro que irán apareciendo, alimentando al fandom y creando una expectación que, mucho me temo, no podrá ser colmada. Ojalá me equivoque, pero el río de creatividad de Pink Floyd se agotó hace años, y este inesperado retorno se me antoja innecesario a todas luces.

Es una vieja historia que ya hemos vivido, y que volveremos a vivir de nuevo, solo que con otro nombre.

Last Updated ( Saturday, 19 July 2014 18:01 )
 

Festivales de verano

E-mail Print PDF

Llegan las vacaciones y con ellas las ganas de fiesta y buena música, aunque ya ha entrado el verano y han pasado varios festivales de los considerados potentes como el BBK Live o el ARF, el SOS 4.8 de Murcia o el Sonar aún estamos a tiempo de darnos una buena ración de cremita rockera. En el interior o en la playa el panorama español tiene una de las ofertas rockeras e indies mas potentes de Europa con una cifra aproximada a los 100 festivales repartidos por toda la geografía. Para saber donde hay los mejores festivales podéis acceder a esta guía de festivales en la web de Zalando.

Vamos con los más playeros y para ello empezaremos con el más potente de todos, el Starlite de Marbella, a lo largo de un mes entero oferta una variadísima colección de conciertos de artistas internacionales, no muy de nuestra línea editorial, pero a ser tomado en cuenta, mas cercano a nuestros gustos tenemos el Arenal Sound Festival que se celebrará en Burriana a finales de Julio en el que tocará Placebo, Biffy Cryro, Russian Red y un extensísimo cartel en un festival que se prolonga durante toda una semana.

Coincidiendo con esas fechas se celebrará el Low festival en Benidorm, con los Kaiser Chiefs a la cabeza. Nada como el Rototom festival para relajarnos unos días a ritmo de reggae a mediados de agosto en Benicassim. Para mentes abiertas amigas de la electrónica que no están dispuestas a pasar por las megadiscotecas de Ibiza tenemos en laPlaya de los Vilaricos en Almería el Dreambeach Fest en la primera semana de agosto y el South Pop en IslaCristina a principios de septiembre, que aunque no lo parezca septiembre es verano.

En el interior también hay vida y festivales, no todo va a ser playa, empezaré con el Brincadeira, no por nada, sino porque es el primero que me ha venido a la mente, en el Monte do Gozo en Santiago de Compostela la primera semana de agosto podremos ver a Guadalupe Plata o Arizona Baby, mezclados con artistas más bizarros como Georgie Dann (juas) o Lory Money, este último de no conocerlo deberíais buscarlo en youtube para verle comer montaditos.

Los más heavies peludos o calvos con coleta pero sin dignidad podrán disfrutar del parque jurásico del metal en Villena el día 9 de agosto, estarán lo más granado del metal mundial con WASP a la cabeza, rezamos para que Blackie Lawless haya digerido ya el hipopótamo que se ha comido, Stryper y Hammerfall. Para los alternativos también tenemos:  The Juergas Rock Festival, en Almería el primer fin de semana de agosto estarán tocando El puchero del puto Hortelano, Def con Dos y Boikot; en la misma línea en Berriz tendremos el Txakurtxirula Rock que tendrá como cabeza de cartel a Kostratu. La alternativa en el este de la península viene de la mano del Gandía Sound, con Berri Txarrak a la cabeza.

En los últimos años los festivales que más gente arrastran sin embargo, son los de corte más indie, para ellos están diseñados el grueso de la agenda, como decíamos a primeros de Julio se celebró el BBK Live o el 101 Sun Festival, sin embargo todavía podemos ir al Tomavistas festival en Madrid, el fin de semana del 18 de julio en el que estará presente lo más granado del panorama pop nacional, Sidonie y Triángulo de Amor Bizarro son sus cabezas de cartel.

Septiembre será el mes fuerte para nuestros amigos con barba, podrán elegir entre el Alhambra Sound en Granada el fin de semana del 20, Ebrovision el primer fin de semana que coincide con el Festival Gigante en Guadalajara; los amigos de músicas en la misma línea pero más experimentales pueden optar por el Festival Proxims o el de Los Monegros el 19 de julio.

Como veis por oferta no quedará.

Last Updated ( Saturday, 19 July 2014 12:29 )
 

Cuando el infierno se congele...

E-mail Print PDF

No creo que haga falta volver a explicar la famosa frase de Don Henley que da título a este artículo y que pronunció al ser interrogado sobre una posible reunión de los Eagles; dicha frase acabó siendo el título también del disco de regreso de la banda algunos años más tarde, demostrando que quien tiene boca se equivoca y que el batería-vocalista también se toma a sí mismo en broma.

Lo cierto es que las reuniones que parecían imposibles han acabado siendo algo más habitual de lo necesario. Algunas, las pocas, conservan la magia; otras simplemente se mantienen dignamente; finalmente están las que producen vergüenza ajena. Pero lo que es incuestionable es que siempre despiertan el interés del público, sobre todo cuando se trata de bandas legendarias. Llevamos por ejemplo literalmente años pendientes de que Robert Plant decida decir sí a un retorno de Led Zeppelin. Haría feliz a millones de fans de todo el mundo, sobre todo a los que nunca tuvimos la oportunidad por una cuestión espacio-temporal de vivir sus días de gloria. Las posibilidades de que se convirtiera en un desastre son demasiado altas, pero... ¡maldita sea! ¡Estamos hablando de Led Zeppelin!

En cualquier caso las noticias de las últimas semanas nos hablan de una más que posible reunión de los Kinks. De hecho los hermanos Davies se han reunido para hablar sobre ello. Puede que aquí esté desactualizado, pero hasta el momento todavía no lo han confirmado completamente.

¿Es la de los Kinks una de las reuniones más imposibles? Bueno, personalmente no creo que tanto como la de unos Guns N' Roses por ejemplo. Mr. W. Axl Rose se encargó de hacer añícos los sueños de fans alrededor del mundo cuando hace un par de años se negó a acudir a la ceremonia de introducción de la banda en el Rock and Roll Hall of Fame, y la mutua animadversión que mantiene con Slash hace que sea visto como algo que ni siquiera es remotamente posible.

A pesar de ello, recientemente el antiguo manager personal de W.A.R. ha declarado que el asunto puede ser cosa de un par de años. Según él, el acercamiento de Axl y Duff McKagan en los últimos tiempos, con el bajista ocupando temporalmente su antiguo puesto en una gira sudamericana, va a posibilitar que en ese tiempo se limen las asperezas. Será cosa de mantener la fe, supongo...

Lo que sí parece totalmente descartado a día de hoy es una reunión de The Misfits. No hace demasiado que Doyle declaró que él tenía la llave para la reconciliación de Jerry Only y de Glenn Danzig. El "¡zás! En toda la boca" sin embargo no tardó mucho en llegar en forma de demanda de Danzig a Only por las ganancias generadas por el merchandising de la banda. El vocalista mantiene que se le ha estado dejando al margen de los pingües beneficios que generan todos los productos con la efigie del crimson ghost; el bajista por su parte contraatacó diciendo que Danzig está celoso porque su propio merchandising no vende una mierda.

Suele decirse que "poderoso caballero es don dinero", y desde luego hemos visto materializarse cosas que parecían bastante complicadas (¡Dios mío! ¡Si yo mismo llegué a ver en el verano del 2009 dos veces a Jane's Addiction con Eric Avery al bajo!), pero yo por si acaso prefiero no prestar mucha atención a este tipo de rumores. Aún así, cosas veredes, amigo Sancho...

Last Updated ( Wednesday, 25 June 2014 09:05 )
 

The Kleejoss Band: estrenamos su video de presentación y abrimos concurso

E-mail Print PDF

The Kleejoss Band es el nombre de un nuevo proyecto encabezado por Luis Kleiser (Guitarra y voz) y Joss Mayoral (Batería), miembros entre otras de bandas como Sick Brains, Lavodrama, Hillbilly Mongows o Alabarda.

Aunque con backgrounds diferentes (Kleiser había trabajado en bandas como Lavodrama o (William) con la clara referencia del sonido hardcore de las bandas de Washington DC de los años 90 y Joss había colaborado como batería en multitud de proyectos de muy diversos estilos musicales -Alabarda, Il Cuesco, The Fatherfuckers, Sick Brains-), les unió su amor compartido por el rock americano clásico y nombres como Neil Young, Tom Petty o Creedence Clearwater Revival.

Lo que en principio les llevó a crear canciones por puro placer, pronto se convirtió en un proyecto serio que desembocó en "Wind City Haze", su disco de debut registrado bajo los mandos de Guillermo Mata y con colaboraciones de lujo como las del propio Mata al bajo y de Jorge Reverendo a la guitarra.

Una producción sencilla pero cuidada, sin artificios, simplemente rock de siempre es lo que podemos encontrar en "Wind City Haze", un trabajo que alcanza su verdadera dimensión en el directo. La banda (completada por los citados Guillermo Mata al bajo y Jorge "Reverendo" Gascón a la guitarra) lo estará presentando precisamente en directo en dos fechas:

Sábado 7 de junio de 2014: Logroño, Stereo Rock & Roll Bar
Viernes 13 de junio de 2014: Zaragoza, La Casa del Loco

Y para celebrarlo, en Rock and Roll Army estamos estrenando su primer video, "Desert Blues", y abrimos también un sorteo de tres invitaciones individuales para su concierto de presentación en La casa del Loco de su ciudad, Zaragoza, del próximo 13 de junio. Solo tenéis que escribirnos un correo con vuestro nombre completo a This e-mail address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it antes del próximo día 10 de junio. ¡Suerte!

Last Updated ( Friday, 30 May 2014 18:00 )
 

Lost in conversion

E-mail Print PDF

Para muchos de los que crecimos en un mundo analógico, a todo esto de los formatos digitales todavía nos cuesta pillarle el punto. Y soy el primero que reconoce lo cómodo de llevar en tu bolsillo miles de canciones e incluso hago uso de ello, pero creo que por el camino se ha perdido algo. No me estoy refiriendo únicamente a la calidad de sonido (y por favor, que no vuelva a surgir el debate sobre sonido analógico vs sonido digital); en realidad lo que se echa desesperadamente de menos para alguien que aprendió inglés leyendo los encartes de los discos es precisamente eso: la información.

Y sí, soy consciente de que voy a parecer de nuevo un abuelo cebolleta con este artículo. O algo mucho peor para todos aquellos que piensan que gastarse el dinero en música es de idiotas. Pero he caído en la cuenta de esta paradoja: mientras se tiene fácil acceso a casi casi toda la música que el ser humano ha registrado en algún tipo de formato físico, la forma mayoritaria actual de consumirla -directamente en mp3- alimenta un desconocimiento que antes el melómano no tenía.

Yo recuerdo devorar los créditos de los discos para saber a quién citaban mis grupos preferidos en los agradecimientos, quiénes eran sus bandas hermanas o en qué canción había colaborado alguno de sus héroes. Y no olvidemos la cuestión de las portadas de los álbumes, cuyo diseño llegó a ser un arte en sí mismo a pesar de que la miniaturización del formato CD acabó con gran parte de su majestuosidad y capacidad de impacto. ¿Cómo explicarle a alguien que se haya descargado toda la discografía de los Faces cómo es la portada del vinilo original del "Oh La La"? Yo ni siquiera sería capaz de describir la sensación de triunfo y euforia que te invade al encontrar por fin ese disco que llevas años buscando...

Pero cualquiera que haya buceado un poco por internet buscando un video o usado servicios como Grooveshark por ejemplo, tal vez no haya reparado en que muchos de los nuevos "fans" son incapaces de escribir correctamente en el título del archivo el nombre de Lynyrd Skynyrd (y eso sí el título de la canción propiamente dicho es correcto); en que "She Got the Drugs", a pesar de lo que digan las webs que transcriben letras de canciones, no es un tema de Nashville Pussy, sino de un grupo bastante más desconocido llamado Cretin 66; o en que la segunda voz que escuchamos en "Billion Dollar Babies" junto a la de Alice Cooper es la de Donovan.

Creo, en definitiva, que hemos perdido algo en la conversión del mundo analógico al digital. Es difícil explicarle a alguien que no haya conocido otra cosa la importancia que todo esto tiene para la experiencia musical en conjunto, pero creedme, la tiene. Y con la era del mp3 la música no se escucha ni se ama; simplemente se consume.

 
  • «
  •  Start 
  •  Prev 
  •  1 
  •  2 
  •  3 
  •  4 
  •  5 
  •  6 
  •  7 
  •  8 
  •  9 
  •  10 
  •  Next 
  •  End 
  • »
Page 1 of 23

Rockandrollarmy en Twitter

Facebook

Rockandrollarmy en Facebook