Faltan
        213
       Días

Discos, Dvds

Brother Hawk - 'Big Medicine' (Brother Hawk 2016)

E-mail Print PDF

La cantidad de nuevas bandas que nos están llegando desde los Estados Unidos en los últimos años comienza a ser inabarcable, y a veces separar el grano de la paja resulta complicado. Los penúltimos en unirse a esta lista se llaman Brother Hawk, vienen desde la ciudad de Atlanta y la decena de canciones contenidas en "Big Medicine" conforman su debut discográfico.

Podría decirse que este joven cuarteto se mueve por las coordenadas del rock sureño, pero despacharse su debut simplemente con esa etiqueta sería quedarse tal vez un poco corto. Aquí hay bastante de eso, pero sin duda hay también otras cosas.

El grupo está formado por J.B. Brisendine a la guitarra y voces, Nick Jones a los teclados y coros, James Fedigan al bajo y JC Bartlebaugh a la batería; además en la grabación participa el padre del vocalista, Joe Brisendine Sr., que aporta todas las armónicas que pueden escucharse en el disco. Como curiosidad mencionar que el disco está masterizado por Billy Joe Bowers, veterano técnico que ha trabajado con infinidad de bandas entre las que se encuentran Chris Cornell, Johnny Cash, Mastodon, Pearl Jam, Blackberry Smoke, Metallica, Bad Religion, AC/DC o Supersuckers.

Brother Hawk como decíamos antes no es una banda de rock sureño al uso. Su sonido es bastante personal y parece envuelto en una bruma de melancolía, como si en su subconsciente hubieran hecho mas mella los Lynyrd Skynyrd más introspectivos en lugar de los más cerveceros. No encontramos aquí por lo tanto temas con riffs y estribillos facilones, de esos que atrapan rápido pero que empalagan enseguida. Lo suyo es más bien una controlada intensidad que se desboca lo justo, a pesar de que en varios momentos podamos intuir el espíritu del Neil Young más distorsionado asomando por las composiciones. La presencia de los teclados de Nick Jones los emparentan también con los Gov't Mule post Allen Woody y dan profundidad a unas canciones en las que cuesta entrar, pero que si te pillan con el estado anímico adecuado son capaces de acertarte justo en el centro de la diana.

Personalmente me quedo con la intensidad de la propia "Big Medicine" y "No Room to Rust", temas ambos que parecen perfectamente entrelazados, o con "Haywood Heartache" y "Scarlett", la dupla que cierra el disco con bastante carga de profundidad. Se echa en falta un poco más de chicha, pero merece al menos la escucha.

Last Updated ( Monday, 30 May 2016 16:51 )
 

Alex Gavaghan - 'Binman of Love' (Freaksville 2015)

E-mail Print PDF

En esto de la música cada día me siento más trasnochado, descubriendo discos de artistas o grupos contemporáneos meses o incluso años después de que hayan sido editados. Es imposible estar completamente al día cuando la música es una de las partes más importantes de tu vida, pero a la vez teniendo que lidiar con trabajos de mierda, responsabilidades propias de la vida adulta, compromisos familiares o sociales y en mi caso también con la atención que debo desviar hacia los discos que me toca reseñar.

Es por esto que me siento de suerte por haber recibido el encargo de reseñar "Binman Of Love", debut en solitario del guitarrista de The Cubical, una de las bandas más interesantes que ha dado su país en los últimos lustros y que, a pesar de haberse lucido hace unos pocos años en el gran escaparate para el rock de este país que es el Azkena Rock Festival, siguen siendo un grupo bastante desconocido por estos lares.

Gavaghan grabó este disco durante periodos discontinuos en diferentes estudios de la ciudad de Liverpool con la ayuda del productor Keith Thompson, y la esencia de los sonidos de la ciudad se dejan notar... y de qué manera. El guitarrista compuso doce temas en una onda más melódica que la que nos tienen acostumbrados en su banda madre. Son canciones luminosas que nos remiten a los años 50 y 60, al Merseybeat, al terreno baladístico de gente como Dion and the Belmonts o Del Shannon, al country y al pop garagero. Y lo hace tan bien que si uno escuchara estos temas en un bar sin tener ninguna referencia de quién se trata, pensaría sin lugar a dudas que está escuchando un disco de la época.

En poco más de media hora Gavaghan es capaz de demostrar que se puede sonar vintage pero sin llegar a parecer revisionista o forzado. Y esto, aparte de difícil, es un gran punto a favor. Muy muy muy recomendable.

 

Paul Gilbert - 'I Can Destroy' (Ear Music 2016)

E-mail Print PDF

El genio de la guitarra Paul Gilbert edita su nuevo disco en solitario esta misma semana, el que hace el número 18 de su discografía particular . "I Can Destroy" es su título, contiene un total de trece canciones y ha sido producido por el conocido Kevin Shirley.

Para la grabación de esta nueva obra de Gilbert, el guitarrista ha contado con músicos como Freddie Nelson y Tony Spinner (guitarras), Kevin Chown (bajo) y Thomas Lang (batería), banda que ha dado forma a este varíado álbum en el que el que fuera miembro de Racer X o de Mr. Big ha mezclado varios estilos, pero siempre desde un estilo propio totalmente reconocible. Porque aquí tenemos desde blues a rock and roll, hard rock, algún tema acústico e incluso toques de jazz: "One Woman Too Many" consigue algo que parece imposible, conjugar aires jazzísticos con las armonías de guitarras de Thin Lizzy; en "Woman Stop" nos damos de bruces con una sorprendente slide; en "Gonna Make You Love Me" le da por el rock and roll de corte más clásico (pasado por el filtro Gilbert, obviamente); "Make It (If We Try)" es un luminoso tema que parece fundir la herencia de los Van Halen más festivos con las música de los girl groups de los 50 y 60; y en "Blues Just Saving My Life"... bueno, a la vista del título no hay que darle muchas vueltas a la imaginación para descubrir por qué lado tira.

A pesar de ser uno de los guitarristas más técnicos de su generación y de ser capaz prácticamente de cualquier cosa, Gilbert aquí no abusa de la pirotecnia propia de los típicos shredders, esos músicos más preocupados en insertar el máximo de notas por segundo con sus seis cuerdas que en construir canciones. Puede que estemos ante el disco de un virtuoso sí, pero Gilbert nunca agobia, aunque sí que podamos escuchar detalles del gran guitarrista que sin duda es.

Otra cosa es que haya público al que le produzca urticaria este tipo de músicos, pero eso ya queda a discreción de cada oyente.

 
  • «
  •  Start 
  •  Prev 
  •  1 
  •  2 
  •  3 
  •  4 
  •  5 
  •  6 
  •  7 
  •  8 
  •  9 
  •  10 
  •  Next 
  •  End 
  • »
Page 1 of 374

Rockandrollarmy en Twitter

Facebook