Conciertos

IMPLANTS + LAGWAGON + NOFX. 7 de agosto. Sala Le Trianon (París)

E-mail Print PDF

Menudo cartel el que se presentó en una fecha sin duda especial, ya que supuestamente se celebraba el vigésimo aniversario de la edición de “Punk in drublic”, el disco más popular de NOFX. No hubo decepciones a juzgar por la reacción del público durante y después del concierto (en las redes sociales), aunque un servidor sí dio por hecho que iban a tocar dicho clásico en su integridad. Así las cosas, hubo que conformarse –es un decir– con un repertorio muy similar al que pudimos presenciar en Estocolmo tres meses antes.

Por ello, me reiteraré en algunas de las cosas que apunté en su momento, pues al fin y al cabo la crónica de aquella ocasión fue para una publicación sueca. “72 hookers” no es un tema muy políticamente correcto, y si se quiere criticar la religión temas como "You're Wrong", o incluso "Blasphemy (the Victimless Crime)" parecen mucho más justos. La parte política del grupo ha quedado algo desfasada, dado que letras como “Ronnie & Mags”, ”Reagan sucks” o tal vez ”Murder the government” se antojan más bien anacrónicas. Sus bromitas entre canción y canción no siempre son para todos los gustos, y es que algún comentario (sobre las protuberancias de un par de espectadoras, por ejemplo) fue cuando menos grosero. Lo mejor, “Champs Elysées”, que el público galo cantó a rabiar, con el promotor del evento sobre el escenario, y algunos temas postreros como “Dinosaurs will die” (contra la industria discográfica) y “Bottles to the ground”, cuyo estribillo con esos ‘whoas’ en plan Kid Dynamite siempre me ha fascinado.

Antes tuvimos, como no podía ser de otra manera, a Lagwagon, precisamente el combo que abrió para NOFX cuando presentaron “Punk in drublic” en vivo hace casi veinte años (yo estuve allí, se adjunta prueba). De buen humor y con el 60% de R.K.L. en sus filas, Lagwagon apostaron por el revival más que los cabezas de cartel, y eso que su último EP, de 2008, está muy bien. Mientras esperamos la edición de su próximo trabajo completo, que será el primero en nueve años, nos deleitaron con “grandes éxitos” de la talla de “Violins”, “Give it back” y, sobre todo, “Stokin’ the neighbors”. Pasaron de puntillas por todo lo que no fueran sus discos de mediados de los 90, y lo que sí tocaron de trabajos posteriores fueron cortes conocidos. En resumidas cuentas, una selección acertada aunque un tanto cobarde. Antes tuvimos a Implants, el supergrupo con miembros de Strung Out, Pulley, Ten Foot Pole... y no olvidemos al vocalista de The Tank, cuyo álbum “There is no “I” in band” es una joya del pop punk de finales de los 90. En su momento los consideré un cruce entre Strung Out y Dragonforce; descabellada la comparación o no, lo cierto es que su propuesta es densa y célere donde las haya. El sonido no fue el más idóneo, pero al menos armonizaron bien las voces y ofrecieron solos sin rubor en canciones, eso sí, a veces algo ralentizadas. La última, “El Ron”, fue especialmente coreada.

 

ADOLESCENTS. 18 julio, Kafe Antzokia (Bilbao) y 16 agosto, Studio 124 (Estocolmo)

E-mail Print PDF
Se presentó la ocasión de disfrutar por partida doble del veterano combo californiano Adolescents, en la brecha -con unos cuantos parones- desde 1980. El influyente quinteto, rejuvenecido gracias a la incorporación de Frank Agnew Jr. (hijo de uno de los guitarristas originales), cumplió en dos conciertos bien diferentes.
En el primero, el de la capital vizcaína, fueron arropados por T.V. Smith quien, treinta y muchos años después, repasó la discografía de su primera banda, The Adverts, acompañado por The Bored Teenagers. El señor Smith, ya bastante talludito, nos gustó, y es que la veteranía es un grado. En cuanto a Adolescents, ofrecieron poco más de una hora de temas clásicos del punk rock, desde "No Way" hasta "Amoeba", pasando por "Lockdown America".
Lograron caldear el ambiente, al principio bastante desangelado, a pesar de que probablemente no se llegó siquiera a la media entrada. Y hablando de entradas, curioso que fueran más baratas en Estocolmo, dado que la crisis económica no ha sido tan severa en los países nórdicos. Se trataba de un local perfecto en una parte semi industrial de Rågsved, barrio de la zona sur del que, hace casi cuatro décadas, emergieran los legendarios Ebba Grön, algo así como los The Clash suecos. No resultó especialmente molesta la falta de puntualidad, y eso que Agent Attitude, el prometedor grupo de Uppsala, se subieron al escenario con más de media hora de retraso... al fin y al cabo, ésta era una producción un tanto underground, con lo que es perdonable.
Lo que no fue de recibo fue un sonido bastante deficiente durante ambas bandas, que apenas permitía percibir las guitarras. Para ser el último concierto en cinco semanas de gira, Adolescents no parecieron acusar el esfuerzo, aunque lógicamente, a estas alturas sus mejores bazas son el repertorio y no el derroche físico. Tal vez también influya el hecho de que en Suecia, a diferencia de otros lugares, la ley antitabaco se cumpla a rajatabla. Y es que el propio grupo también agradece no verse obligado a fumar pasivamente. Como nos comentó Steve Soto, su bajista, "fumar en una sala cerrada con gente que no fuma no mola nada".
 

Brutal Truth + Darmage ­ Zaragoza (Explosivo! Club 17-6-14)

E-mail Print PDF

Brutal Truth recalaban en la capital aragonesa en su gira de despedida en una fecha algo intempestiva, pero de obligada asistencia para cualquier amante presente, pasado o futuro, de las guitarras pesadas y esquizofrénicas. La banda comandada por Danny Lilker y Kevin Sharp se despide de los focos, y lo hace de la mejor manera posible, pateando escenarios.

Los zaragozanos Darmage abrieron la noche orgullosos de haber ganado la XIV edición del Pop Rock de Leioa (Bizkaia) tanto en la categoría de metal como el premio absoluto del concurso. Darmage nos presentaron temas de su flamante álbum "La caída de los ídolos", con reminiscencias de thrash metal atemporal. Si escuchándolos en estudio me suenan a algo equidistante entre Machine Head y Pantera, en directo la influencia de Lamb of God se me hizo más evidente, aunque quizás el motivo fuera un sonido marrullero que inicialmente no les hizo justicia. De cualquier manera, un cancionero potente y una actitud enérgica de una banda que a buen seguro va a dar que hablar en la escena metálica.

Aunque si de actitud hemos de hablar, lo de Brutal Truth merecería mención especial, y es que los de Danny Lilker asaltaron el escenario poco antes de las once y nos arrollaron con todo un ejercicio de brutalidad sonora que no dejó indiferente a ninguno de los presentes. Un muro de sonido que se inició con "Birth of ignorance" y que acabo con "Collateral damage" (probablemente, el bis más corto de la historia) y que apabulla por su intensidad tanto sonora como física. Con el metrónomo echando fuego durante todo el concierto, Danny Lilker ponía las bases del caos controlado que Brutal Truth practica con un bajo rocoso y distorsionado. Kevin Sharp, ataviado con su ya clásico sombrero y un look almost hobo, tiene una de las voces más memorables del metal extremo, y una pose sobre el escenario que destila cierta humildad pero que no puede esconder la arrolladora confianza que otorga ser el frontman de semejante combo. Completaban la formación Rich Hoak, un batería sobrehumano cuyos brazos se movían más allá de la velocidad de la luz, y Dan O'Hare a la guitarra, con una muñeca de acero.

Comenzaba la reseña indicando que la gira que ha traído a Brutal Truth hasta Zaragoza es su gira de despedida y es que, como ya comentamos en un artículo anterior, Danny Lilker se retira del mundo de la música coincidiendo con su cincuenta cumpleaños. El mundo del metal pierde así una de sus máximas figuras o, al menos, una de las más carismáticas dentro del underground.

Last Updated ( Friday, 20 June 2014 06:05 )
 
  • «
  •  Start 
  •  Prev 
  •  1 
  •  2 
  •  3 
  •  4 
  •  5 
  •  6 
  •  7 
  •  8 
  •  9 
  •  10 
  •  Next 
  •  End 
  • »
Page 1 of 117

Rockandrollarmy en Twitter

Facebook

Rockandrollarmy en Facebook