Cayman Kings – ‘Suffering Chelsea Boots’ (Soundflat 2016)

Desde la norteña ciudad francesa de Lille nos llega el debut de Cayman Kings. Un primer disco que ya desde su título, «Suffering Chelsea Boots», nos deja bastante claras las coordenadas estéticas (y musicales, que suelen ambas ser sinónimas) por las que transita el quinteto:
el garage de inspiración sixtie repleto de fuzz y órganos farfisa.

Surgidos a partir de la banda de surf Stone Dead Matador, ya antes de editar este álbum de estreno Cayman Kings se habían labrado una reputación de grupo poseedor de un directo salvaje, lo que les convertía en una de las promesas del underground del país vecino. Y casi de toda Europa podríamos decir, gracias a haber girado por gran parte del continente en el par de años que les contemplan desde su formación. El haber sido fichados tras un EP previo autoeditado por el reconocido sello alemán Soundflat Records debería convertirlos ya en una referencia inexcusable para todo seguidor del garage que se precie.

Como mencionaba en el primer párrafo, Cayman Kings no se salen demasiado del guión del garage más canónico, del que tiene influencia principalmente de los sonidos de los 60, con la omnipresencia del órgano y el uso prominente del pedal de fuzz para las guitarras. Esto no quiere decir sin embargo que «Suffering Chelsea Boots» sea un disco clónico de artistas o bandas del pasado (aunque tal vez el riff principal de «Same Old» sí nos resulte familiar), porque afortunadamente Cayman Kings saben dotar a sus composiciones de un sonido propio y personal. Destaca para mí su capacidad para construir estribillos que enganchan en canciones como la inicial «Yard of Junkies» y «Under Your Crown» por ejemplo, aunque no podemos olvidarnos de la más sesentera «Two Lovers» o la contundencia de otros como «All Nighters».

Un disco que de seguro no va a defraudar a los seguidores del garage y los sonidos sixties.

Comentarios

Comentarios