The Kleejoss Band: Diario de una gira (IV)

Domingo 6 de diciembre

Sala La Fábrica de Chocolate; Vigo

Amanecemos tarde; la noche anterior fue larga así que apuramos al máximo los minutos que nos quedan en la cama. Ducha rápida y bajamos a desayunar un pincho de tortilla en el bar de abajo del hostal.

Hoy no tenemos que hacer muchos kilómetros hasta Vigo, apenas una hora de furgoneta, tenemos tiempo de dar un paseo por el pueblo y pensar en la jugada del día. De nuevo Guillermo y Jorge buscan un sitio interesante en el que parar a comer: Parderrubias. Además, gracias a Trip Advisor, miran las diferentes referencias de los restaurantes de la localidad y así llegamos a un restaurante familiar con comida casera. Volvemos a explicar eso de que el jamón es carne y pedimos ración de pulpo y menú del día. Este es uno de esos restaurantes en los que sacan el puchero y de nuevo comemos más de lo debido. La gira se está convirtiendo peligrosamente en un tour gastronómico de productos de la tierra.

Como andamos bien de tiempo, pasamos primero por el hostal donde vamos a dormir a descansar un rato antes de ir a la sala. Una buena siesta siempre viene bien, sobre todo después de llenar la tripa como si no hubiera un mañana. Justo antes de subir a las habitaciones vemos en la barra de la cafetería un ejemplar del Faro de Vigo del día. Al mirar la sección de cultura, encontramos una referencia a nuestro concierto; una de esas tontadas que hacen ilusión.

Al llegar a Vigo, la ciudad está a tope. Las tiendas abren hasta tarde, el tráfico es denso y aparcar imposible. Descargamos en la puerta de la sala rápidamente mientras Jose se ocupa de buscar un lugar legal donde dejar la furgoneta.

La sala tiene una pinta estupenda; una de esas salas con solera en la que han tocado bandas de las buenas. Como compartimos escenario con los vigueses Beautiful Coma, dejamos todo lo más ordenado posible para que puedan acomodarse arriba.

De nuevo prueba de sonido rápida y contentos con el sonido. Tomamos una cerveza y vamos a cenar con Javier que como promotor se ha decidido a acompañarnos. Esta vez son unos buenos bocadillos. Yo no pido nada; no me gusta tocar con el estómago lleno y prefiero esperar a después del concierto. Se acerca la hora de tocar y nos vamos hacia la sala.

No hay demasiada gente, tan sólo unas pocas personas aunque poco a poco va entrando más gente. Beautiful Coma hacen un show impecable con un sonido cuidadísimo y una pegada importante. A pesar de algún problema técnico en una de las guitarras al principio, sacan adelante un pedazo de concierto.

Nos toca salir y encontramos en primera fila a un tipo. Está solo, el resto de la gente de la sala está lejos del escenario y se muestra expectante. Empezamos a tocar y la cosa se va calentando tema tras tema hasta acabar en un fin de fiesta loco con «Baba O’Riley».

Tras el show, descubrimos que el tipo de primera fila se llama Fernando y que es toda una institución en Galicia. Nos felicita y compra todo el merch que tenemos, incluidas dos camisetas. Otra noche más nos vamos contentos con el concierto, pero no apuramos mucho más. Ya son tres bolos seguidos y algunos lo vamos notando. Nos vamos pronto a dormir sabiendo que mañana será un día muy tranquilo. Esta vez, sí hubo sinfonía en mi bemol o en cualquier otro tono, no me entero. Caigo rendido.

 

 

Leer la primera parte de The Kleejoss Band: Diario de una gira aquí.
Leer la segunda parte de The Kleejoss Band: Diario de una gira aquí.
Leer la tercera parte de The Kleejoss Band: Diario de una gira aquí.
Leer la quinta parte de The Kleejoss Band: Diario de una gira aquí.
Leer la sexta parte de The Kleejoss Band: Diario de una gira aquí.

Comentarios

Comentarios