Metal Allegiance – ‘Metal Allegiance’ (Nuclear Blast 2015)

La primera vez que oí hablar de que el proyecto Metal Allegiance se materializaría en un trabajo de estudio me asaltaron todas las dudas del mundo acerca de su encaje, propósito y calidad: ¿Un experimento metalero de covers en directo liderado por añejas glorias melenudas, con la colaboración de «nuevos» talentos de la escena actual del metal, mutando en disco de estudio? Hay que reconocerlo, desde el minuto uno sonaba a obligado fiasco, probablemente no en lo comercial, pero sí al menos en lo artístico. Esperaba forzadas composiciones estilísticas que recogieran con mimetismo lo más destacado de los años ochenta pero adaptándose al hacer de la estrella invitada de turno. Y al escucharlo por primera vez, algo de eso te encuentras.

Pero los buenos de Portnoy, Ellefson, Skolnick y sobre todo, Menghi, principal compositor e ideólogo de la cosa, han conseguido marcarse un buen disco, con muchas reminiscencias y ecos del pasado, pero muy aceptable en conjunto. Rodeados de gente como Troy Sanders (Mastodon, Killer be Killed), Mark Osegueda (Death Angel), Randall Blythe (Lamb of God), el mismísimo Chuck Billy (Testament) o la atractiva Cristina Scabbia (Lacuna Coil), Metal Allegiance han conseguido superar la barrera del homenaje nostálgico cargado de auto complacencia, en su mirada revisionista de un pasado glorioso. Pero quién mejor que gente como ellos para regodearse en una escena de la que fueron pioneros y principales actores en su día, sin olvidarse de incluir ciertas consideraciones a sus héroes.

Temas como «Let The Darkness Fall», «Can’t Kill The Devil» con un exultante Chuck billy, la sabbathiana «Dying Song», que hace suya Phil Anselmo, o «Wait Until Tomorrow» son claros ejemplos de lo ecléctico que ha sido Mark Menghi a la hora de incorporar distintas influencias a sus composiciones para este disco.

Supongo que cada oyente encontrará sus propias referencias. Estas son las que a mí me asaltan oyendo este disco: Megadeth y Testament, por supuesto (supongo que inevitable con Ellefson Y Skolnick de por medio); Metallica (con cierto descaro en algunos coros del tema «Pledge of Allegiance»); parafraseando el solo final de «Into the arena», se acercan al mismísimo Michael Schenker en «Triangulum (I. Creation II. Evolution III. Destruction)»; clásicos como Black Sabbath e Iron Maiden (en pequeñas dosis); y aunque últimamente parezca ser muy recurrente acordarse de ellos, yo no puedo dejar de pensar en los Alice in Chains más clásicos al escuchar ciertos pasajes vocales de «Wait Until Tomorrow» o «Destination: Nowhere».

No van a hacer historia con este Lp, eso es obvio, pero al menos alegrarán alguna que otra velada a más de uno que ya peina canas y a muchos jovenzuelos adoradores del metal añejo.

Comentarios

Comentarios