Atlas Road Crew – ‘Halfway to Hopkins’ (ARC 2015)

Atlas Road Crew – ‘Halfway to Hopkins’ (ARC 2015)
4.4 (87.27%) 33 votes

Desde South Carolina nos llega el (aparentemente) disco de debut de esta joven banda llamada Atlas Road Crew. Formada por un grupo de amigos universitarios y tomando su nombre de la carretera que se extiende frente a su antiguo local de ensayo, ARC proceden de la ciudad de Columbia, aunque en la actualidad su base de operaciones se encuentre en Charleston.

Aunque ARC definen su música como «Southeastern rock», por aquello de inclinarse por el sureño y proceder de la Costa Este de los Estados Unidos, lo cierto es que aparte de rock de corte clásico, cuentan con otras influencias más contemporáneas que tal vez sean hasta más evidentes en gran parte de este «Halfway to Hopkins», desde el pop-rock mainstream hasta incluso el estilo de los solos de Mike McCready.

Así, «Voices» abre inmejorablemente el disco, un tema rockero con un buen trabajo a la guitarra y un estribillo altamente coreable. «Black Eye Sunrise» rebaja el tempo (y el tono), en un medio tiempo de corte muy actual y bastante menos atractivo para el que suscribe. En «Low Country Blues» una slide desbocada nos recuerda que, al menos sobre el papel, ARC son una banda de rock, para después con «Wasted Time», acercarse a unos terrenos acústico-baladísticos bastante convencionales. «I Want You to Know» parece el típico tema que podría firmar cualquier grupo de pop-rock de moda con proyección en las listas. Con «Lose Control» recuperan la intensidad rockera en un medio tiempo bastante sentido, de lo más destacable del álbum. «Weeping Will» vuelve a tirar de sentimentalismo para sacar adelante el típico tema que uno espera que se arranque entre estertores de electricidad en la recta final, pero es algo que desafortunadamente nunca ocurre. «Halfway to Hopkins» por su parte es un breve tema que además de titular el disco, lo encauza de nuevo por la senda del rock. Siguen con «Runaway», canción que personalmente me recuerda a los primeros Kings of Leon, con un sonido demasiado contemporáneo y endeble para que deje satisfechos a los seguidores del rock con arrestos. «Abilene» sigue ahondando en ese sonido tan contemporáneo como vacío. Afortunadamente «Betty» recupera el pulso más rockero (y acaba con una parte final que recuerda horrores al «Alive» de Pearl Jam, por cierto), dejando un buen regusto con el último trago.

Haciendo una valoración general, en «Halfway to Hopkins» parece todo demasiado calculado: el disco tiene una equilibrada cantidad de canciones lentas, temas rockeros y tonadillas de lista de éxitos. Y aunque los temas rockeros merezcan la pena, ese intento por contentar a todo tipo de público que parece buscar la banda, ya sea algo consciente o no, acaba lastrando los resultados finales. Por decirlo de una manera gráfica y sobreexplotando el terreno de las frases hechas, por intentar nadar entre dos aguas ARC al final acaban quedándose en tierra de nadie.

Intuyo también que tal vez el mayor problema de algunas de las canciones sea la producción propiamente dicha, digna por momentos de bodrios como Coldplay, y no las canciones en sí. Y de hecho en los créditos encontramos hasta tres productores, algo que puede explicar semejante inconsistencia estilística y hasta sonora, aunque también es cierto que los cortes más rockeros no se deben al trabajo de un único productor.

En definitiva, «Halfway to Hopkins» es un disco irregular, con algunos buenos momentos que al menos nos sugieren que en directo puede ser otra cosa. Ya lo descubriremos en la gira que les acercará por aquí a comienzos del próximo año.

Comentarios

Comentarios