Diamond Dogs – «Quitters and complainers» (Livewire/Cargo 2015)

Diamond Dogs – «Quitters and complainers» (Livewire/Cargo 2015)
4.1 (81.25%) 32 votes

La banda sueca vuelve con un nuevo trabajo en estudio grabado en los Sound Society Studios, producido por Duke of Hont y un bonus cd en directo «Let’s Have It – Live in Bilbao» grabado en el Kafe Antzokia.

Con una fórmula clásica en planteamiento e influencias, estos músicos suecos vuelven a la carga con lo mejor que saben hacer, rock and roll.

«Runaway Romeo» Una voz rasgada y un riff tendencioso, nos lleva directos a los años 70, el sabor a bourbon, un humo narcótico junto al teclado hammond y un slide solista adereza el tema con las influencias muy claras.

El toque británico aparece pronto en el siguiente corte «Alright, Alright, Alright» fuerte, positivo y con muy buena onda, explotando el estribillo hasta hacernos sonreír de felicidad. Un buen solo de guitarra mezclado con piano hace el resto.

Aceleran el tempo, añaden unos cuantos uh, uh y el resultado es «Stop barking up the wrong tree» el estribillo y la batería juntos e inseparables a una, dando paso al teclado al Hammond e incluso a la percusión. El estribillo rompe una y otra vez, golpeado por un bajo insistente. «Broken» es un medio tiempo con percusión, guitarras acústicas, con ese aire que da la derrota, llevando lágrimas a un solo de guitarra que rompe la canción por la mitad, para dejarle los pedazos a una voz rota y a un teclado meloso.

«Silver star delight» comienza con un bajo sinuoso y más sabor a alcohol, el piano bar es fundamental para dar el toque tan nocturno. «Back to Babylon» es rápida, sucia y carnosa, tiene estribillo y presume de ello, rompe teclas, y deja que la guitarra se embarre hasta el infinito. «Black Ribbons» en este corte podemos notar perfectamente la nacionalidad de los componentes que utilizan esas melodías que ya hemos podido escuchar en tantos colegas suyos, durantes estos últimos 20 años, una canción marcada, que juega con el medio tiempo, rompiéndolo por momentos y dejando que el aficionado se traslade a la costa oeste. «Goodbye troubled souled» se reafirma en la tranquilidad, nos hace acomodarnos y corear un estribillo pegadizo y emotivo, que es donde la canción despega una y otra vez. «Rollercoaster» mezcla acústicas con eléctricas, sincopados con largas cabalgadas sonoras, contundente pero moderada en el planteamiento. «Out of my heart» nos lleva directamente al exilio de la calle main, donde nos podremos quedar perfectamente para escuchar todo el disco una y otra vez, viajando en el tiempo, con una producción bastante impecable, con las cosas claras, que tiene en el legado escrito con letras de oro una forma de expresión, sin ocultar lo que son, buscan y la dirección que llevan.

Un buen disco para todos los amantes del revival o del remake hecho con gusto y calidad. Aderezado con un directo real y auténtico a la antigua usanza, donde podemos escuchar a un grupo de rock and roll mostrarse tal y como son, sin fisuras ni cadencias, dominando el estilo ampliamente, un detalle al que los fans y asistentes al evento tendrán como un regalo atemporal.

* Fechas completas de la gira española 2015 de Diamond Dogs en el siguiente enlace.

Comentarios

Comentarios