Imperial State Electric – «Honk machine» (Psychout 2015)

Imperial State Electric – «Honk machine» (Psychout 2015)
3.6 (72.35%) 34 votes

Un nuevo trabajo de la banda comandada por Nicke Royale siempre es un aliciente para zambullirse de lleno en las influencias que este cuarteto sueco sabe combinar a la perfección, ofreciéndonos un maduro cóctel llamado rock and roll.

Descubrimos en su último disco una total entrega a su bagaje y gustos personales, que reflejan sin ningún de tipo de complejo en cada canción.

Un potente redoble acompañado de unos sencillos y efectivos acordes nos sumerge de lleno en su primer tema «Let me throw my live away» donde el estribillo que da título a la canción marca la pauta pero con una intensidad media. Lo siguiente que podemos escuchar es «Anywhere loud» un tema facilón con la melodía vocal otra vez como protagonista tanto en la estrofa como en el estribillo. Tras estos aperitivos entra de lleno uno de los platos fuertes, que inevitablemente nos hace mirar hacia atrás para saborear a los Imperial que más gustan, riff poderoso, bajo galopante, solo corto y un estribillo directo a la yugular, así suena «Guard down». También hay sitio para las guitarras acústicas de fondo y los sonidos más sesenteros del disco, como es el caso de «All over my head» positiva y alegre con un toque americano donde la voz arenosa de Nick suena perfecta, o en «Maybe all right», mucho más emotiva, dejando que un tímido fuzz lleve el peso de la canción, junto a las voces empastadas a modo de coro, viajamos hasta la Inglaterra más pop. Este no es un disco de una sola carta, también hay sitio para hacer la jugada más soul, llevar la voz de forma poderosa, e incluso acompañarla de un piano muy nocturno lleno de fuerza. Así es «Walk on by», rematada en sus cimientos por unos coros femeninos, un solo que hace llorar a las seis cuerdas y una base rítmica que nos lleva como si fuera un waltz.

Unos contras de batería y unos arpegios nos adentran en otra canción que destila una soterrada rabia y escondida tristeza, manteniendo el mismo ritmo sin apenas sorpresas, así es «Another armageddon». El siguiente bombazo es otra sorpresa del disco, los sonidos más rock and Roller hacen acto de presencia, una pentatónica potente da paso a la voz solista acompañada solamente por el bajo y batería, en este caso nos ofrecen todo lo que hemos venido a buscar, y eso es «Lost in losing you», sencilla, cruda, efectiva y demoledora. «Just let me know» podría ser perfectamente la música de cabecera para una serie estudiantil yankee, al igual que «Colden down here» un canción madura, aunque tal vez lo menos interesante del disco. El último cañonazo y uno de los mejores tracks de todo el CD «It Ain’t What You Think (It’s What You Do)» pone el broche de oro, rompedora sin más, explícita y sensacional, que termina con un magnífico solo de guitarra directo al espacio exterior, recordándonos a Detroit por los cuatro costados.

Un trabajo variado, con la energía tal vez demasiado justa, en el que han encontrado un sitio para cada canción y una canción para cada momento. Efervescencia y emotividad se dan la mano, dejando que las diferentes emociones que el disco provoca te lleven de un lugar a otro, pasando por diferentes épocas y estilos, con un sonido cada vez más limpio y menos agresivo.

Comentarios

Comentarios