Stoneghost – ‘New Age of Old Ways’ (Mascot 2015)

La historia del Stoneghost se remonta al año 2013, cuando este cuarteto del sur de Londres que venía funcionando desde 2007 con el nombre de Snakebite, decidió dar paso a un nuevo capítulo musical. La banda ya tenía su recorrido como Snakebite, incluyendo testimonios discográficos que cosecharon críticas positivas y pasos por importantes festivales metaleros, pero como Stoneghost tampoco les está funcionando mal. De hecho, han participado ya en eventos como Bloodstock 2014 y para este su debut contaron con la mano de Russ Russell, productor de relumbrón que se ha puesto tras los controles en discos de gente como Napalm Death, Evile, Dimmu Borgir, Sikth o New Model Army.

Pero tal vez la mayor prueba de que les están yendo bien las cosas es que «New Age of Old Ways», que fue lanzado originalmente el pasado 2014 por la propia banda, va a conocer ahora una reedición a cargo del potente sello Mascot Records.

Tampoco nos extraña, ya que Stoneghost han entregado un álbum que recoge de una manera muy orgánica muchas de las tendencias sónicas actuales en el mundo del metal. Porque en estos once temas Stoneghost se pasean con total naturalidad por los terrenos del hardcore-metal, el sludge o incluso de refilón también por el prog o el stoner más pasado de vueltas.

Casi podría decirse que Stoneghost han asimilado prácticamente todas las corrientes del metal desde la consagración de Pantera en los 90 hasta nuestros días, con altas dosis de mala hostia añadida. Y a pesar de que lo anterior suene a perfecta receta para la empanada sonora, Stoneghost consiguen sin embargo sonar naturales y para nada forzados. Incluso en temas como «Second to Breathe» o «Third Degree» podemos apreciar una querencia por la melodía; otros como «Sleeper» nos muestran cierta similitud con esas atmósferas casi asfixiantes de alguna banda puntera del sludge. Por no hablar del puntazo que resulta la semi-acústica «Let Sleeping Beasts Lie», colocada a traición entre los casi últimos surcos del álbum.

En conjunto podemos hablar de un disco que, de parecer otra banda más en una primera escucha, concedida una segunda oportunidad sorprende por su elasticidad para navegar entre diferentes corrientes. Habrá que estar atentos a esta banda porque a nada que consigan centrar un poco más su objetivo se convertirán en imprescindibles.

Comentarios

Comentarios