Pentagram – ‘All Your Sins’ (Peaceville 2015)

En ocasiones, quizás en muchas más de las necesarias, la vida trata de forma injusta a algunos artistas, negándoles un reconocimiento que, si finalmente les alcanza, suele ocurrir cuando es ya demasiado tarde. En este sentido, no puede decirse que la vida haya tratado de manera benevolente a Bobby Liebling. A veces, sin embargo, hasta el más triste de los dramas llega a un final redentor, y en el caso del frontman de Pentagram este vino posibilitado gracias a «Last Days Here», documental dedicado a su figura que acabo significando en última instancia una reivindicación de la banda y su aportación al heavy metal, con varios de sus subestilos claramente deudores de las líneas maestras que marcaron estos pioneros.

No es extraño pues que el sello Peaceville Records, en el que seguramente militan muchas bandas que se han inspirado de alguna manera en Pentagram, haya lanzado «All Your Sins», masivo doble DVD que, en más de siete horas de metraje, recoge actuaciones del cuarteto de Virginia grabadas a lo largo de treinta años y nueve conciertos diferentes. Y al parecer, este DVD sería el primero de una serie, ya que la intención es la de seguir editando más material de este tipo en el futuro.

Que nadie se espere no obstante una gran producción con múltiples cámaras, diferentes planos, copioso material extra y calidad de imagen HD, puesto que a excepción de los dos temas grabados en el año 2014, lo que ha recopilado la banda son diferentes bootlegs grabados por fans. La calidad de imagen y sonido son pues bastante chapuceras en algunos momentos, sobre todo en el material más antiguo, incluyendo algunos cortes y saltos de imagen. Salvando las distancias, es el mismo concepto que el, en su momento novedoso por su «feismo», «Cliff’em All» de Metallica, aunque obviamente la tecnología de finales de los ochenta no permitía incluir tanto material en un único lanzamiento.

Con Liebling y el guitarrista Victor Griffin como únicas constantes, el material recogido permite vislumbrar cómo ha tratado el paso del tiempo a un grupo como Pentagram, una banda que tal vez debería estar en el Olimpo del metal junto a otros grandes que no mencionaremos, convirtiendo a «All Your Sins» en un excepcional documento -en toda la exension de la palabra-.

Especial interés tiene el concierto de Death Row incluido, banda que dio pie a que Liebling recuperara Pentagram en los ochenta, donde casi se puede notar la oscura presencia que arrastraba la banda y que hasta acojona, y si no atentos al maquillaje que se gastaba Griffin entonces.

Muy recomendable como decimos por su aspecto documental; eso sí, no se recomienda el visionado del tirón porque semejante empacho de riffs oscuros y energías malignas puede resultar indigesto.

Comentarios

Comentarios