The Hot Dogs! – «Nothing but a Bad Day» (GP Records 2009)

The Hot Dogs! – «Nothing but a Bad Day» (GP Records 2009)
4.3 (85.29%) 34 votes

«…Nothing but a Bad Day» es el título del nuevo disco de The Hot Dogs! La banda guipuzcoana vuelve a la actualidad con algún cambio de formación (aunque la que ha grabado el disco es la misma que grabó «III») y con cambio de sello. Y en este cuarto álbum nos vuelven a ofrecer lo que mejor saben hacer, ese Rock and Roll a medio camino entre AC/DC y The Rolling Stones con parada en los Aerosmith setenteros. Cualquiera que haya visto alguna vez en directo a The Hot Dogs! sabrá de lo que hablamos: riffs monolíticos de Rock and Roll sudoroso y con pelotas bajo la batuta de ese gran frontman que sin duda es Jon Iturbe.

No creo exagerar si digo que estamos ante una de las mejores bandas del territorio, y «Nothing but a Bad Day» es quizás el disco que debieron entregar hace tres años tras su regreso. Es mucho más directo que su predecesor, que me consta que no fue muy bien recibido por algunos sectores de la crítica (aunque por mi parte siempre lo consideré un gran disco). En ese sentido es mucho más cercano al espíritu de «The Powerhouse», pero con mucho mejor sonido que áquel, que estaba lastrado por una pésima producción al igual que el debut «Rock and Roll Army 69». Puede que tenga algo que ver el hecho de que ha sido grabado en directo por toda la banda en su Urretxu natal. En cualquier caso se han olvidado de los momentos melódicos a lo Thin Lizzy que salpicaban «III» y se han centrado en ofrecer algo más básico, pero no por ello tenemos que hablar de involución. Estamos hablando de Rock and Roll simple y sucio, ejecutado por una banda bien engrasada en el mejor momento de su madurez. Temas como «You Can’t Bet It», «Can’t Change Mine» o «Sure Needed Some» se te clavan en el cerebro a fuego, y a buen seguro que se convertirán en futuros clásicos de su repertorio. «Scary» es puro AC/DC, mientras que la apertura con «Don’t Despair» nos trae inmediantamente a la mente los riffs de Keith Richards. Aunque tampoco dejan de lado otro tipo de registros como en el tema título, en el que recuerdan vagamente a los Aerosmith de «Draw the Line».

Ya es hora de que The Hot Dogs! desalojen del trono del Rock underground que merecen por derecho propio a otras muchas bandas con menos talento que ellos, y «Nothing but a Bad Day» es el disco que puede ayudarles a ello: por fin tienen un disco que se acerca bastante a su sonido de directo, y en eso muchos sabemos que no tienen rivales.

Comentarios

Comentarios